martes, 28 de junio de 2011

Hallux límitus. Ganglión. Heloma por inclusión. Espolón calcáneo. Buena pesca el fin de semana y prácticas de tiro. Gonzalo Gomez Guadalupe.


<> 
<> 
Menudo día, creíamos que no terminábamos. Mi hermano está de vacacines y la clínica está funcionando con cuatro personas, pero el caso es que hoy le ha dado a todo el mundo de compañías por venir para quiropodias. Hemos realizado muchas quiropodias pero entre ellas, han venido casos interesantes que han quedado en operarse. Uno de ellos el que pongo en las dos primeras fotos. Es un paciente que presenta dolor en la primera articulación metatarsofalángica al caminar, y que no puede mover absolutamente nada el dedo. Le miré con el fluoroscopio y le realicé unas radiografías. Presenta un Hallux Rígidus de libro y le comenté la posibilidad de ponerle unas plantillas y operarle, decidiendo operarse después del verano y ya me ha dejado fecha y quirófanos reservados.

Otro paciente que ha quedado para operarse después del verano es el de las dos fotos anteriores, un paciente que presenta un gran ganglión que le impide calzar un calzado que le roce la zona. Es doloroso a la presión pero comenta que a veces le duele incluso estando descalzo. Le hice una radiografía pero no se ve nada anormal. Yo pensaba que podía ver osteofitosis en la zona, pero todo está normal, por lo cual me inclino por que es un ganglión aunque puede ser cualquier otro tipo de tumoración, pero no lo creo. La consistencia es blanda y fluctuante, pero dolorosa al tocarla, a la presión y al roce. Dice se la evacuaron hace un año y le ha vuelto a salir.










Este es un caso muy curioso que me despistó en un principio y del cual, no estoy absolútamente seguro. La paciente presentaba este gran heloma en el primer dedo, como se puede ver. El heloma era muy doloroso y pensé que podía ser debido a la presión que el segundo dedo hacía en la zona, o que tuviese además una hipertrofia del cóndilo de la falange o una exóstosis debajo de la lesión. Realizo una radiografía, la miro por el fluoroscopio y se descarta cualquier tipo de malformación en el hueso. En cuanto la toco para enuclear y delaminar el heloma refiere un dolor muy intenso, dolor que es similar tanto a la presión como al pinzamiento. En las fotos podéis ver el heloma antes y después de la enucleación, presentando una gran profundidad. Una vez enucleado el hueco que queda es considerable y se veía como una especie de cápsula alrededor de la lesión. Me inclino por que sea un un heloma por inclusión. He mandado la pieza a anatomía patológica y esperememos a ver que me dice. La zona presenta gran inflamación, pero una vez enucleada la lesión le ha dejado de doler considerablemente, aunque la zona está dolorida. Dice nota gran alivio al ponerse el calzado, y pienso que es posible que sea a causa de la presión que ejerce el segundo dedo en la zona, la causante de la lesión.
Como úlimo caso de mi entrada, cuento que viene un hombre de unos 60 años con gran dolor en el talón, una compañera le ha realizado unas plantillas sin resultado, pero tengo que decir que es normal, las plantillas no le hacían nada y eran de las compradas a una casa comercial y puestas sin mas, de esas plantillas ya fabricadas, sin  modificarlas ni adaptarlas. Una vez explorada, el diagnóstico que presenta no es el que tiene en el informe, en el cual solamente pone que la paciente tiene una talangia por que presenta un espolón calcáneo. Realmente la paciente presenta un valgismo de retropie muy acusado, un antepie abducto y marcha inestable con una cintura pélvica que nos indica una clara basculación. Presenta una fascitis plantar de caballo, y no es el espolón calcáneo lo que hace que le duela a la paciente, pues está demostarado que no son los espolones los que duelen. Los espolones son consecuencia y no causa. Le he realizado unos moldes para hacerle unas nuevas plantillas y le he puesto un tratamiento antiinflamatorio y analgésico.

El Domingo fui de pesca y no se me dio mal, pesqué unos cuantos barbos a mosca y unas cuantas carpas, mas que a mosca, a ninfa pues no subían. Hizo un calor horroroso, llegando a los 40 grados y buscando los peces las aguas mas profundas. Llegué al río a las 8 de la mañana y el agua estaba clarita, totalmente transparente y limpia. Casi no se veían barbos, pero carpas, a montones. Es un poco pronto para el barbo pues aún está en las partes mas altas y se van descolgando después de la freza.


Le puse una ninfa marrón muy plomada y me dió muy buen resultado pues arriba no subían con las moscas que le puse. En cuanto la ninga caía en el agua, tanto las carpas como estas de las fotos, como los barbos, se lanzaban diréctamente en dirección a la zona donde el cebo había caído, pues el ruido que hacía al caer la ninfa plomada, las incitaba aunque esta cayese fuera de su visión.


Después de haber disfrutado con la captura de los peces, estos los suelto para que tengan la oportunidad de seguir viviendo y de procrear y que las especies sigan con su evolución y no se extingan.


Este es un barbo que casi no llegué a sacar pues cuando lo agarré para quitarle el anzuelo se desclavó solito.


Otro barbo con la ninfa en la comisura del labio. Los barbos estaban mas reacios a picar que las carpas.


Otra carpa. Mirar el agua, transparente, limpia, se veía todo el fondo; el único problema es que estaba demasiado caliente, incluso a las 8 de la mañana, por lo cual, sobre las 11 del medio día, casi no quedaba un pez en las orillas y todos se iban hacia el interior del pantano.


Bonita foto de la boca de una de las carpas con la ninfa que me dió tantas satisfacciones. Labios carnosos y duros que succionan de la misma forma que escupen, con fuerza.


Una carpa devuelta a las aguas después de haberla pescado y de hacernos pasar un buen rato.


Otra buena carpa royal que me hizo pasar un buen rato.

Devuelta al rio a seguir para que nos depare otras jornadas de pesca.


Otro bonito barbo.


De nuevo recobrando la libertad.


Otro barbito mas.


Por la tarde me fui al chalet, había llegado mi hermano desde Madrid, con mi cuñada y mis sobrinos. Estuvimos en la piscina y posteriormente estuvimos practicando tiro. No es por nada, pero tengo buena puntería. En el servicio militar, cuando íbamos a prácticas de tiro, no es por nada, pero era uno de los mejores, tanto con pistola, subfusil o con el CETME, que era el fusil de asalto de ejército español.


Aún conservo la cartilla de las prácticas de tiro. Hacía mucho que no precticaba, ni siquiera con la carabina de aire comprimido, pero con la pistola sigo con buena puntería. Tengo buena vista, tanto a corta como a larga distancia.

GONZALO GOMEZ GUADALUPE
Quiero dar el pésame a Gonzalo Gomez Guadalupe pues ha muerto su padre. Gonzalo, el torero de las tres Gs, es matador de toros de Bilbao, y su padre fue un gran aficionado y fue presidente de una de las Peñas Taurinas mas importantes de España.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Sr. Basas, soy un podólogo joven de Cataluña y he seguido a lo largo de los últimos años de carrera su blog. En primer lugar me gustaría felicitarle por la labor que hace y animarle a que no desista jamás, pues es un referente para muchos de los que acabamos.
En el caso clínico del paciente con el heloma me ha parecido ver que en la última fotografía había aplicado una especie de gel. ¿De qué substancia se trata? ¿Suele realizar dicha práctica en todos los helomas por inclusión?
Gracias de antemano.
Un saludo Toni

Víctor Uroz dijo...

Con respecto al congreso de Valencia, me gustaría comentar que pienso que las ponencias están repartidas, a componentes de universidad o a adlateres de la cúpula podológica. Es frustrante ver como un podólogo raso, como es mi caso, envia una ponencia, se me deniega, remitiendo un correo a la organización pidiendoles la puntuación por la que se habían regido en cada uno de los apartados a valorar (metodología, aplicabilidad, adecuación a las jornadas..) que imagino habran aplicado, y que aún espera su respuesta.

Señores del consejo, con este oscurantismo lo único que consiguen es que se pierda el interés en asistir a todo lo que organizan y cobran a precio de oro. En fin, lo que ya se es que si no se está en la universidad o no se es afin al consejo, mejor ni molestarse en preparar una ponencia.

Desde mi humilde punto de vista deberían esmerarse en mejorar la calidad metodológica de la podología, pues no tenemos ni una sola revista con un mínimo factor de impacto ni a nivel iberoamericano.

Lo que me lleva a hacer esta reflexión de manera pública no es resentemiento, pues mis metas académicas y profesionales las cumplo con creces intentando mejorar con humildad dia a dia, pero lo que no voy a tolerar es que se me haya ninguneado no respondiendo ni siquiera a mi petición sobre la puntuación que se me había asignado (aunque se la hubieran inventado).

Que les vaya a todos muy bien, señores del consejo, organizadores del congreso y comité científico, pues este "podologo raso" ha quedado muy decepcionado con ustedes.

Un saludo desde Granada:
Víctor Uroz Alonso.
Podólogo, Enfermero y Doctor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

BERNA dijo...

Hola Toni, el gel que le he puesto es simplemente un alginato y lo he puesto en este caso, no es todos los helomas por inclusión. Lo he puesto por que el hueco que ha quedado después de extirpara el heloma era grande en diámetro y en profundidad y salió una especie de càpsula. Un saludo
Bernardino Basas