domingo, 14 de mayo de 2017

X Congreso Nacional de Estudiantes de Podología. Próximos eventos.

Estoy casi recién llegado del X Congreso Nacional de Podología de Estudiantes de Alicante con una sensación de gratitud y alegría poco frecuente después de un congreso. Lo mismo me ocurrió hace poco cuando vine del congreso de El Ferrol.
En poco tiempo, he sido invitado a estos dos congresos donde las sensaciones que me han causado estos estudiantes los organizadores de los eventos, han sido muy positivas, con ganas de aprender, con ganas de progresar, con ganas de prepararse, con ganas de no quedarse estancados...
Ya hablé del congreso de El Ferro, donde vine encantado, ahora voy a hablar un poco del congreso de Alicante, donde he venido entusiasmado.
Me habían invitado en anteriores ocasiones y no había podido aceptar por estar comprometido con otros eventos, pero este año pude aceptar y no me arrepiento.
La organización ha sido casi impecable y los pequeños errores pienso que no han sido por culpa de los estudiantes, sino por la poca colaboración de ciertas entidades. De principio a fin, los organizadores han estado preocupados y pendientes de todo, absolútamente de todo y han organizado un congreso de un nivel muy alto como reconocí públicamente, incluso con un nivel superior a varios Congresos Nacionales.
El poder de convocatoria ha sido tremendo, casi 400 personas, mas que en algunos Congresos Nacionales. Han asistido alumnos de todas partes de España e incluso profesionales. Creo que el programa científico ha sido bastante bueno y para mi ha sido un honor haber sido invitado junto a ponentes como José Luis Lázaro, Victor Alfaro, Ángel de la Rubia, Roberto Pascual, Luis Castillo, Fran Monzó, etc. (perdonarme los no nombrados).
Ha sido un placer encontrarme con el podólogo argentino y profesor de la Universidad de Rosario, Carlos Martínez, así como estar con Esther Chicharro.
El lugar, el auditorio, las comidas, los talleres, todo, todo salió fenomenal y los talleres no quitaron absolútamente a nadie de asistir a las ponencias, pues estos no se solaparon, que tomen ejemplo otros. El auditorio totalmente lleno, con gente de pie y casi todas las ponencias fueron seguidas con atención permanenciendo el auditorio casi constantemente lleno, demostrando que cuando hay interés con las ponencias presentadas, la gente se queda a escucharlas y la gente escucha lo que quiere y lo que le da la gana, y los talleres fueron múltiples y seguidos con mucho interés.
 Yo fui invitado a impartir una Masterclass sobre cirugía del pie, y posteriormente impartí un taller de cirugía sobre cadáver en las instalaciones de la Universidad, los mejores pies de cadáver que se pueden encontrar. Llevo bastantes años yendo a San Juan de Alicante con la Asociación Española de Cirugía Podológia, impartiendo talleres,  el Prácticum, seminarios y os aseguro que he ido a muchos sitios, pero como las piezas de la Universidad Miguel Hernández, no hay otros.
El realizar un taller de cirugía sobre cadáver no es nada fácil y nada barato, y la dificultad que conlleva su organización es para quitarse el sombrero ante los organizadores. Prepararon un pie para cada 3 personas y el personal de la Universidad se porta siempre de sobresaliente.
 Se realizaron 18 talleres, con lo que esto conlleva de organización y se ha demostrado que lo que quieren los estudiantes y los profesionales, es práctica, mucha práctica y menos cuentos de estadísticas, estudios transversales, estudios comparativos y ponencias para aumentar currículum de ciertas personas.
Los estudios, las estadísticas, etc., deben ser publicadas en revistas, deben ser publicadas las que merezcan la pena, no hacer estudios o estadísticas de cosas sin interés, y mucho menos presentarlas en Congresos Nacionales, los cuales están para presentar novedades, nuevas técnicas, casos y cosas, pero no para dormir al personal con resúmenes estadísticos de tesis doctorales, de revisiones, de mandangas sin interés congresual (que no profesional, que si lo tienen, y mucho, pero para eso que lo publiquen y el que quiera, que lea los artículos); el que quiera currículum, que publique. Creo que no se han hecho bien muchas cosas en los Congresos Nacionales desde hace tiempo, los comités científicos, los intereses por invitar a unos y a otros, el interés por no invitar a otros por otros motivos. Se sabe el veto hacia ciertos profesionales que tienen ciertos organizadores de congresos, no invitando a gente válida por diversos motivos, y estoy hablando en general, lo mismo que el invitar a otras personas por motivos distintos a los científicos y al interés general.
Seguro que algún ofendido me escribirá anónimos contestando a todo esto, pero me lo paso por el forro de la calva.
 Creo que en mi Masterclass he sido clarito, bastante clarito con el sistema, con el sistema educativo universitario de nuestra profesión, el cual cojea por todos los lados, por todos los costados y eso que hemos llegado a un nivel profesional estupendo, pero ¿cómo es posible que por ejemplo estén dando clases de cirugía profesores que en su vida han operado un dedo en garra, ni un juanete, ni un tumor, y lo que es peor aún, que ni siquiera lo han visto hacer?. Dan clases sobre apuntes, a golpes de lectura sobre el tema sin experiencia ni quirúrgica, ni ortopodológica, ni de na.
 Por otro lado, en la Universidad tenemos grandes y buenos profesionales docentes y clínicos, pero están infrautilizados, gente, profesores muy válidos, que saben, pero no pueden enseñar lo que saben, mientras otros, enseñan lo que nunca han hecho, lo que nunca han realizado, gente que nunca ha ejercido la profesión y dan clases por que se quedaron en la Universidad sin experiencia ninguna y además de todo esto, los alumnos no ven ni hacen. 
Hay excepciones de universidades y se salvan pocas como por ejemplo la de Barcelona, Complutense de Madrid, Sevilla, Plasencia, donde los alumnos al menos ven cirugía unguel y en algunas, incluso dedos en garra y algunos Hallux Valgus, donde hacen montones de prácticas de biomecánica y ortopodología, pero en otras, ni eso. Algunos alumnos de 4° me comentaron que solo habían realizado algunas plantillas y con un solo material, y que no habían visto nunca operar un dedo en garra, tan solo en vídeo, lo cual es lamentable. Falla el sistema.
 A pesar de todo, tenemos todo, todo, todo, todas las competencias en el pié, los mejores docentes, las mejores universidades (me estoy refiriendo a podología y con respecto a otros países, excepción de los Estados Unidos) y con respecto a todo, también tenemos de lo peor, una gran podoprostitución, gente sin motivación alguna, personas que ante la situación toman el camino mas fácil (que seguro no es fácil para ellos) y comienzan a bajar precios, a prostituir tremendamente una profesión cuyo prestigio alcanzado está bajando debido a esto y al no preparase posteriormente acomodándose en la quiropodia  y dando una imagen lamentable ante la sociedad.
En el congreso de Alicante y en el de El Ferrol, he visto chavales, gente joven y no tan joven muy motivados, con muchas ganas de avanzar, de aprender, de progresar, de seguir preparándose, de no bajar precios y de valorar su trabajo, eso es lo que me ha gustado. El futuro es de ellos, para bien o para mal y el futuro, bueno o malo, lo van a marcar ellos, y de ellos depende que esto siga cada vez creciendo y no volviendo a 1954.
 En ni conferencia les animé a preparar y a hacer de todo, por que todo podemos hacer, pero para ello, necesitan preparación, una preparación de la que van a carecer al salir de la facultad y deben seguir preparándose.
Creo que fui muy clarito en todo lo que dije, y algunos profesores que estaban allí, me dieron la razón, aunque otros se sintieran molestos por ciertas cosas, pero es que algunos, no saben ni lo que los podólogos podemos realmente hacer y aún lo cuestionan y se lo dicen a los alumnos.
Algunos alumnos me decían, Bernardino, algunos profesores nos han dicho que no podemos hacer esto o aquello, y no podemos operar esto o lo otro, o no podemos recetar esto o esto....y todo esto no es nada mas que debido a la ignorancia de ese profesorado no preparado y carente de conocimientos de lo que de verdad se puede o no se puede hacer.
 Para terminar, quiero dar las gracias a todo el comité organizador, en especial a Esther Chicharro, a Alejandro Martínez, a Sara, a Rosa Mengual, a Rubén, a Enrique, a Diego, María Victoria, y como no, a Andrea Agudelo, la cual estuvo pendiente en todo momento de nosotros.
Gracias, muchas gracias a todos. Perdonarme los no nombrados pero no recuerdo el nombre de todos, un abrazo a todos y enhorabuena. 
Ha sido un placer el participar y de nuevo, gracias por invitarme, espero os gustase mi participación.














 Bueno, lo que me queda de Mayo, ya lo pasaré todo en Salamanca, no saldré hasta Junio, donde estoy invitado a dos congresos en América. A primeros de Junio en La Habana, Cuba, y a finales en Medellín, Colombia.



No hay comentarios: