jueves, 20 de marzo de 2014

MI PADRE

Hoy una pequeña entrada, no tengo muchas ganas de escribir últimamente en el blog pues tengo que preparar algunas ponencias para el Congreso Internacional de Cuba y el curso precongreso, además el Seminario Internacional de Cirugía Podológica de Salamanca me tienen ocupado. Mañana pondré una entrada con una de las últimas cirugías que he realizado. Tengo bastastes para poner, muchos casos, pero poco tiempo. Desde que he llegado de Colombia he editado pocas entradas en el blog pero es que casi no he podido. Ahora tenemos el taller hasta arriba, lleno de moldes para hacer plantillas, están viniendo muchos atletas para estudios biomecánicos y he realizado algunas cirugías sobre la marcha. Para antes de irme a Cuba tengo un montón de trabajo por lo cual no escribiré mucho en el blog,
La entrada de hoy se la dedico a mi padre. Hoy en España es el día del padre y yo tengo la suerte de poder aún tenerlo conmigo. Mi padre lo es todo para mi, es una gran persona, una persona ejemplar, un padre extraordinario. No he visto persona mas desinteresada que el en todos los aspectos.
Mi padre además de ser un gran podólogo es un buen y gran profesional que son cosas distintas, pero no quiero hablar de el como podólogo, sí como padre y como persona.
Me acuerdo de cuando yo era pequeñito y mi padre nos compraba gominolas y nos las llevaba a casa, recuerdo de las peleas a la hora de la comida cuando el se tenía que ir corriendo a trabajar y todos los hermanos a la misma hora, peleando por una cosa o por otra y éramos 5, ni mas, ni menos; recuerdo cuando íbamos de vacaciones en el 850 primero, en el ranchera después y cantábamos el Compañero se Tocaire; recuerdo cuando compró una caña de pescar y me llevó por primera vez de pesca cerca de Aldealengua. !Cuántos recuerdos se agolpan y poco tiempo para poder escribirlos en cuatro líneas!.
Recuerdo cuando un 15 de Agosto, en el Bolsín Taurino de Ciudad Rodrigo, en homenaje al mirobrigense ausente y en la final del mismo, me pegó una cornada fuerte cuando estaba comenzando a torear con la muleta una vaca enorme, con grandes pitones y astifina que me dejó colgado del cuerno y me zarandeó como a un trapo. Me pegó una cornada fea, casi me perfora el recto, y mi padre estaba allí, el me llevó en su coche y se tuvo que venir conmigo dentro de la ambulancia.
Mi padre se ha sacrificado por todos como pocas personas se sacrifican, nos ha dado carrera a 5 hijos y ha trabajado mas que cualquiera de los que tienen la medalla de oro al mérito del trabajo.
Lo siento, pero hoy es el día de mi padre y para terminar, por que no quiero seguir, solo quiero decirte una cosa:
Te quiero PAPÁ.
PD:
Hoy en España es el Día del Padre, San José Obrero. Muchos no tienen la oportunidad de poder felicitar a su padre, bien por que ya no esté con ellos o bien por que el padre es como si no existiese. Quiero estar con todos aquellos que aún teniendo padre, es como si no lo tuvieran; hoy, un fuerte abrazo para ellos.

2 comentarios:

Fernando (Lleida) dijo...

Felicidades a la Familia Basas por ser como sois

BERNA dijo...

Gracias Fernando. Tan atento como simpre.
Un abrazo
Berna