martes, 25 de marzo de 2014

K-Láser Cube 4. Onicomicosis. Rotura intratendinosa Tibial Posterior. Hipertrofia y sesamoiditis. Retención de líquidos. Onicocriptosis con crioterapia.

El K-Láser Cube 4 nos está dando buenos resultados en el tratamiento de las onicomisosis. No es la panacea, no es algo que nos garantice la resolución de esta patología, pero estamos obteniendo una efectividad de un 80% lo cual no está mal y sobre todo cuando te llegan paciente que han sido tratados con todo tipo de tratamientos, tanto por vía oral como tópica.

De todos los láseres que hemos probado podemos decir que este es el que mas nos ha gustado, por eso lo hemos comprado, además tiene 4 longitudes de onda y un montón de programas. Está dando mucho que hablar y muchos compañeros latinoamericanos me están llamando interesados en el tema, muchos me han escrito preguntando por el precio y por cuanto salen los tratamientos. Tengo que decir que el precio para Amércia Latina puede ser inferior y se está estudiando y en cuanto al costo de los tratamiento todo depende de la patología y de la cantidad de sesiones pero no es barato, ninguna de las dos cosas, ni el aparato ni los tratamientos.
Este no es un láser de cuatro pesos, quiero decir no es de los que vale 3.000 o 4.000 dólares, no, este vale un potosí, pero sirve para algo.
Para tratar las onicomicosis debemos de dar varios barridos en toda la uña, pero no debemos olvidarnos de la matriz ungueal. Seguidamente voy a poner la evolución de una uña a la cual le hemos dado cuatro sesiones y cual es el estado de la misma al cabo de dos meses de evolución, en los cuales solo se aprecia cierto mejoramiento, pues en tan poco tiempo no da tiempo a la renovación de la uña, por eso me sorprende cuando algunos ponen el antes y el después de una uña tratada con el LED o con un Láser de los de 3.000 dólares y ponen en tres meses como casi la uña está bien, cuando esta solo crece a razón de 1 a 2 milímetros al mes.

Uña al comienzo del tratamiento.

Realizando una sesión de láser en la misma uña.

Evolución de la uña mas o menos al mes de haberle dado dos sesiones.

Seguimos dando sesiones. Como podemos ver en la foto, aquí estamos dando un barrido a la matriz ungueal.

Uña a los dos meses de comenzar el tratamiento y habiendo dado 4 sesiones de Láser. Se nota bastante mejoría, pero no veremos si realmente el tratamiento ha sido efectivo totalmente hasta que al menos transcurran unos seis u ocho meses.
Podemos ver la diferencia entre la primera foto y esta a los dos meses.
Hace mes y medio vino una paciente con gran dolor en la zona posterior al maleolo tibial. Le realicé estudios biomecánicos y no veía nada anormal, le pusimos plantillas sin resultado totalmente satisfactorio, solo le mejoraba algo la el dolor. Le hice una radiografía y no le vi nada por lo cual le dije que posiblemente podría tener una tendinitis del tibial posterios, o una tenosinovitis o bien una rotura parcial del tendón pero que no lo sabríamos a ciencia cierta hasta que no viésemos una RM. Le mandé hacer una resonancia magnética y no volvió hasta ahora.

Durante este tiempo fue a la Seguridad Social y solo le dieron analgésicos, y como no mejoró, decidió hacerse la resonancia magnética que le mandé y volver de nuevo a mi clínica, con la sorpresa para ella de que mis posibles diagnósticos se habían cumplido. En la seguridad social le decían que no eran nada, una mala pisada y resulta que la mujer lo que tiene es una rotura parcial del Tendón Tibial Posterior y tendinitis del mismo.

Aquí el informe de radiología de la Resonancia Magnética, en el cual pone entre otras cosas que padece una Tendinitis del Tendón Tibial posterior con rotura parcial intratendinosa por detrás del maleolo interno, lo que yo le había dicho. Ahora una pequeña férula de fibra con inmobilización parcial, reposo relativo y antiinflamatorios y analgésicos. Le puse una férula de 3M.

Una atleta viene con dolor intenso y agudo debajo de la cabeza del primer metatarsiano. La chica viene desde Valladolid, del centro de Alto Rendimiento. Le habían realizado dos pares de plantillas sin éxito. La miro por el fluoroscopio y se ve como tiene una hipertrofia del sesamoideo tibial y una sesamoiditis. Es saltadora. Le estoy realizando unas nuevas plantillas, la he mandado no volver a entrenar hasta que no se le pase y además, antiinflamatorios.

Otro caso complicado que nos ha venido ha sido el de esta mujer con gran inflamación en los pies y edema con signo de fóvea. Después de realizarle una completa historia clínica, tomarle la tensión, y ver sus antecedentes, pienso que es una retención de líquidos por lo cual la he mandado tomar salidur como diurético y controlar de momento su tensión pero la he derivado al cardiólogo y creo que puede ser una cardiopatía o bien un principio de  linfedema.
Además le preocupaban sus uñas y parecen que son micóticas, por lo cual tomé muestras para hacerle un cultivo.
Fijaros como al apretar, tarda la piel en volver a su estado original.

La depresión es importante.

Y otro caso mas. Paciente con onicocriptosis con una rara alergia a los antibióticos locales. Cada vez estamos viendo a mas pacientes con alergias a la mepivacaína y a la lidocaína, por eso es primordial realizar una buena historia clínica y preguntarle de todo a los pacientes. Como no podía inyectarle le realicé una anestesia tópica con crioterapia.

Hay que tener cuidado también con no quemar la piel por frío y además, ser rápido en el gesto de extracción de la espícula.

Aquí vemos el trozo de espícula que tenía incarnada, incarnada, incarnada, que no "encarnada".

Debemos de hablar con mas propiedad. Muchos, pero muchísimos compañeros, podólogos y no podólogos, sobre todo en latinoamérica, dicen "uñas encarnadas", y en muchas Universidades, y aquí en España también, hablan de uñas "encarnadas" cuando se debe decir uña INCARNADA. Encarnada quiere decir del color de la carne, e incarnada quiere decir clavada en la carne, ¿Estamos?...

Aquí vemos el trozo incarnado, que no encarnado, que tenía el paciente. Ver las tres facetas que presentaba debido a las manipulaciones que tanto el paciente se había hecho al intentar cortársela como las que le hizo la esteticién al intentar sacarle el trozo de uña, algo que no deben hacer las esteticienes ni en los salones de belleza.
Bueno, esta es mi última entrada antes de irme a Cuba, donde me marcho pasado mañana y me marcho con una preocupación. Se me ha estropeado el Osada cuando estaba operando a una persona y al intentar realizar la osteotomía, la fresa Shanonn se paró. Al sacarla y volverla a introducir en la pieza de mano esta daba vueltas pero al intentar cortar el hueso, esta se paraba, no tenía fuerza. Espero no sea muy cara la reparación, pero.......
Hasta la vuelta.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Doctor Basas, soy fiel seguidora de su blog desde hace mucho tiempo. Hoy de casualidad he caido en un post en el que si no me equivoco, estudió usted en la Universidad de Barcelona, donde yo estudio actualmente. Ojala llegue a ser la cuarta parte de usted en la profesion. Gracias por su blog, un saludo.

BERNA dijo...

MUCHAS GRACIAS COMPAÑERA POR TU CONSIDERACIÓN.
No seas como yo, sé mucho mejor.
Un saludo
Bernardino Basas