lunes, 10 de febrero de 2014

Onicocriptosis con Crioterapia. Papiloma con ácido nítrico. Hallux Valgus.

Esta entrada va a ser un poco simple, pero es que he tenido mucho trabajo, he terminado muy tarde y no tengo muchas ganas de estar frente al ordenador.                                            Este primer caso es un caso de los realmente raros pues es el de un paciente con alergia a los anestésicos locales tipo amida por lo cual no podía utilizar ni mepivacaína ni lidocaína ni similares de la misma familia, pero no era alérgico a los anestésicos tipo éster por lo cual podría utilizar tetracaína o procaína, pero son anestésicos bastante tóxicos y la duración del efecto anestésico es menor; además el paciente tenía problemas renales y de hígado. Al paciente tenía que operarlo de una onicocriptosis bilateral en ambos primeros dedos.

Le realicé una anestesia con crioterapia, pero cuidado, tener mucho cuidado si la hacéis, a veces he tenido casos de necrosis dermoepidérmica e incluso en un caso de una necrosis hasta tejido celular subucáneo, pues la congelación puede producir una quemadura que luego es molesta y tarda en cicatrizar. Para estos casos está bien utilizar el ahora de moda Óxido Nitroso, producto que en Podología están introduciendo el compañero Joan Lozano y el amigo podólogo, Dr. Fernando Pifarré. El óxido nitroso es lo que siempre hemos conocido como protóxido de nitrógeno o gas de la risa. Es un buen método para quitar una espícula o hacer un fenol rapidito a un niño. No se administra puro sino con una mezcla de oxígeno, pero para que llegue a ser anestésico la concentración alveolar debe acercarse al 100%. Nosotros lo utilizaremos del 50% al 70%. Seamos cautos aunque sea un medicamento bastante seguro.

Cuando la congelación está en su punto álgido aprovechamos para retirar rápidamente la espícula y la matriz, así como para introducir el fenol, lo cual no dolerá prácticamente nada pues el fenol a la vez produce una neurolisis superficial y hace que no duela. Como alguna vez mas nos ha sucedido, la cámara nos dejó tirados pues se terminó la batería y no pudimos tirar las siguientes secuencias.
Esto es una cura de un fenol realizado la semana pasada.
Paciente, niño, alérgico a muchos antibióticos y medicamentos. Presentaba un papiloma.

Se lo habían tratado sin éxito con antiverrugas recetado por el pediatra.

En esta ocasión se lo tratamos con ácido nítrico. Podéis ver como salen los vapores al aplicarlo. Lo aplicamos hasta que la piel se pone totalmente amarilla.

En un principio no duele.

A medida que se va poniendo amarillo y vamos quemando, comienza a doler y cuando ya nos dice que le duele, dejamos de aplicarlo.

Normalmente se va a formar un pequeño absceso y retiramos el papiloma a los pocos días.
Mi hermana a atendido a una paciente que llegó por Hallux Valgus y ha quedado en operarse a mi regreso de Colombia.

Tuve el honor de comer con Eric Fuller, uno de los grandes de la Biomecánica mundial durante el Seminario Internacional de Patología del Pie en Zaragoza, junto a mi mujer y la suya.
En la cena de clausura del Seminario Internacional de Patología del Pie en Zaragoza junto a dos de los mejores y mas reconocidos a nivel mundial dentro de la biomecánica, el inglés Simon Spooner y el estadounidense Kebin Kirby, toda una autoridad. Como podéis ver en la foto, yo soy un pequeño entre dos grandes.

En la foto junto a otros dos grande profesionales, a la izquierda de la foto Dionisio Martos y a la derecha J.A.Sáez, en el medio dos nuevas promesas de la podología.

La organización del Seminario me reservó una gran habitación en la planta 11 del hotel Alfonso, un buen hotel con unas buenas habitaciones. Me metieron en una suite con unas vistas de Zaragoza muy bonitas. La habitación tenía una gran terraza, dos minibares, uno en la habitación y otro en una zona de continuación donde había una barra de bar con taburetes para como dijo Dionisio Martos, montar un botellón por la noche, y un amplio cuarto de baño.

Por la noche nos invitaron a la cena de Clausura al restaurante Aura, un muy buen restaurante donde cenamos fenomenal, una cena estupenda. Después de la cena subimos a la discoteca desde donde había unas vistas preciosas de Zaragoza, el Pilar iluminado, el Ebro con toda su fuerza y un viento helador. En la discoteca me encontré a la famosa estrella que pongo en esta foto de la izquierda, a la cual le pedí permiso para hacerle una foto y no tuve oportunidad de fotografiarme con ella.
 
 
 

3 comentarios:

Kajita dijo...

Oleeee!!!! encantar con tus temas en tu diario.... besos amigo...

L. Alfonso dijo...

Hola Berna.
Igual soy yo el raro y soy el único decepcionado por el seminario.Posiblemente lo más interesante del congreso de Zaragoza haya sido el baile en el escenario de los americanos. No contaron absolutamente nada nuevo. No se si a la gente muy jóven le aportaron algo. Desde luego a los que tenemos cierta experiencia, cero patatero. Sponer nos aclaró que una plantilla más gruesa aguanta más que una más fina. Eso se debe de estudiar en Estados Unidos, por lo menos en la NASA. Hubo varias ponencias de profesionales nacionales que estuvieron francamente mejor.Yo creo que se debieron de quedar alucinados: No contamos nada, echamos cuatro bailes y aplauden a rabiar. La imagen que se llevaron de la podología española es que somos la "republica bananera" y que alucinamos con todo.
Creo que la teoría de estrés de tejidos y el eje rotacional, está muy bien, pero no da más de sí, si no se cambian los "maestros" y se evoluciona en la aplicación práctica.
La mesa redonda de los corredores también fue de nota. Despliegue de una cinta de Galeano que ni medía presiones ni nada por el estilo (con su nueva empresa Sensor Medica. Cuando alguien tiene que cambiar la marca de la empresa cada 2 años, no huele muy bien y además en este mundillo ya nos conocemos todos). Simplemente un tapiz rodante sin más, que chirriaba más que una visagra oxidada. Otra vez Sponer nos iluminó con su ciencia diciendo que él a veces graba la secuencia y congela alguna imagen para verla mejor (..hay que ver lo avanzados que están en América). Claro aquí los del pueblo, nos agachamos, cerramos un ojo y decimos con voz duditativa: "...parece que prona un pelín".
Aplaudo al Colegio de Podólogos de Aragón, porque tiene mucho mérito llenar un auditorio pero creo que estos ponentes americanos, ya no dan más de sí. Eso sí, se lo pasaron bomba.

Anónimo dijo...

¿Quién es la estrella? No la reconozco.