viernes, 13 de septiembre de 2013

Gran corrida de Montalvo. Un Gallo de altos vuelos, un Capea cumplidor y un David Mora muy despegado y ventajista

Hoy hemos asistido a una gran corrida de toros en la Feria Taurina de Salamanca. Toros de Montalvo, de Juan Ignacio Pérez Tabernero, excelentemente presentados, de juego variado y buenos en general. Primero muy bueno premiado con la vuelta al ruedo, el 6º extraordinario y que incomprensiblemente no le dieron la vuelta al ruedo pues la merecía mas o igual que el primero. El pero lote se lo llevó Capea.

El Gallo con su primero hizo una gran faena, maciza, profunda y muy rematada. Dio grandes series tanto por la derecha como por la izquierda. Grandes naturales, bien colocado, pasándose el toro cerca, con clase, y llevando el muletazo remado, bien rematado y hacia dentro.

El Gallo en su segundo, un toro completamente distinto, con mas problemas pero bueno estuvo bien, planteando una faena inteligente y con raza.

Fue una faena menos perfecta que la primera, con mas espacio entre toro y torero, mas distancia entre la tela y el astado, pero tal vez mas enrabietada de mas entrega, un poquito mas brusca pero con emoción. Gallo cortó una oreja a cada toro y salió a hombros justamente.

Capea a tenido mala suerte, una pena pues venía con ganas. Ha cumplido sobradamente y no ha podido hacer mas. Tal vez en su primero pecó de dejarse tocar mucho la muleta a un toro que fue el peor de la tarde, mansote y aquerenciado. Capea se justificó sobradamente. En su segundo, un gran toro que se estropeó al darse una voltereta, poco pudo hacer por que se quedó sin toro, el cual se paró pronto, además fue picado mucho. El público estuvo muy frío con Capea. Mató bien y fue aplaudido en su primero.

Mi hija en la barrera de la Plaza de Toros de la Glorieta.

El tercer toro de la tarde le tocó a David Mora, un toro mas complicado pero con mucha transmisión, un toro que pedía el carnet de identidad y D. Mora le plantó cara pero sinceramente creo no estuvo a la altura del todo. Le pegó muchos pases, algunos buenos, pero ninguna serie rotunda. La mayoría de los muletazos muy despegados, llamando al toro en la Coruña y ramatándolo en línea recta dejándolo en Murcia.

Estuvo lucido con el capote pero sin mas.

Fijaros como tomaba el toro la muleta, galopando con tranco, con las manos de galope, no por delante. Transmitía una barbaridad y tenía complicaciones. Era un poco brusco.

Fijaros la distancia entre toro y torero y donde lo manda para fuera.

No remataba los muletazos a la cadera, siempre en línea recta

Mató bien y le concedieron una oreja de su primero. David Mora en su segundo se dejó ir un gran toro. Sin estar mal y realizando una faena aseada, el toro era de dos orejas cantadas. D.Mora estuvo muy mecánico, muy despegado, entre el toro y David Mora cabía una tora. Simplemente fue una faena correcta, aseada. Pinchó dos veces y como estaba desesperado, en un arrebato incomprensible se tiró a matar sin muleta a la tercera y le concedieron la oreja por lo cual salió a hombros junto a Eduardo Gallo.

El mayoral de la ganadería debería de haber salido a hombros.







Una curiosidad, ¿Quién decía que los calvos no podemos ajustarnos la castañeta. Yo tengo coleta natural.

Aquí unas fotos de algunos toros de Juan Ignacio Pérez Tabernero en los corrales. Una verdadera corrida de toros, con cuajo y musculada, con unos morrillos tremendos. Enhorabuena ganadero.


No hay comentarios: