domingo, 11 de noviembre de 2012

Temporada de Setas (hongos). Pleurotus eryngii (Setas de Cardo). Boletus edulis (Hongo). Parasol (Macrolepiota procera)

Estamos en temporada de setas, temporada de hongos y el Rey de ellos es el Boletus Edulis, también denominado hongo, sin mas. Hay muchas clases de Boletus, el mas apreciado es el que pongo en estas primeras fotos, el Boletus edulis, el mas delicioso. Tenemos unas 11 clases de Boletus y los mejores, aparte del Boletus edulis son el Boletus aereus, el Boletus pinophilus, Boletus eritropus y otros menos apreciados.

Algunos como los que muestro en mi mano, son de gran tamaño, si antes no los ha recogido otra persona cuando son pequeños.

Esta es la forma típica del hongo, del Boletus edulis, la típica imagen  que sale en todas las fotos de los libros de setas.

Fijaros que ejemplar, tres en uno.

Aquí hay dos kilos de Boletus, algunos, como podéis ver, de gran tamaño.

Se pueden preparar de muchísimas maneras y de todas formas es exquisito.

Estos los hice simplemente en su propio jugo que van soltando lentamente, añadiendo solo sal, luego un poquito de aceite y al final, un poquito de pimienta negra molida, pero muy poco. Esta es una sartén grande, donde están los dos kilos de hongos, los cuales se van haciendo poco a poco y van sumiéndose mucho.


Fijaros como se van consumiendo y reduciendo.
Así ha quedado la sartenada una vez cocinados, dos kilos se quedan así, cuando los hacemos al punto en el que se vuelven viscosos. Hay que tener en cuenta que el sombrero se hace antes que el pie por o cual si los cocinamos de esta forma, tiene que ser lentamente.

Esto son Setas de Cardo (Pleorotus eryngii) cogidas por mi cuñado. Las setas de cardo son una de las mas ricas, pero a mi, particularmente me gustan mas los Boletus edulis, las Comenillas, las Chantarellas, los Parasoles, el Pie Azul.

Mi cuñado cogió un montón de ellas, algunas de gran tamaño como podéis ver en las fotos. Estas setas, a la plancha y al ajillo están muy buenas.

Esto son Parasoles ( Macrolepiota procera), una seta que a mi, particularmente me encanta. El pie es muy leñoso por lo cual lo mejor es el sombrero. El pie solo cuando aún no se han terminado de abrir. Si son muy grandes y una vez abiertas, es mejor comer solo el sombrero.

Estas setas al horno están riquísimas con un poquito de aceite, sal, perejil y ajito. Se ponen con el sombrero hacía arriba, se les echa un poquito de los ingredientes dichos y a fuego lento se dejan en el horno hasta que se doran un poco, riquísimas.

Es una seta inconfundible cuando está abierta, pero cuidado si aún no ha abierto pues se puede confundir con otras setas muy parecidas y tóxicas.

No hay comentarios: