jueves, 23 de septiembre de 2010

Hallux valgus yatrogénico (Juanete mal operado). Comienza la normalidad, que no la rutina. Medalla de la Federación Taurina para El Rubio la Glorieta.

Ya he comenzado a trabajar normalmente después del verano, y la verdad, con buenas perspectivas. Ayer me salieron dos intervenciones, una de juanetes y otra de dedos en martillo, y a mi hermano una de uña incarnada. Hoy me han venido tres pacientes para cirugía, uno de fascitis, otro de juanetes y otro de dedo en garra, lo cual no está mal, además de venir dos atletas de Madrid y atender a cuatro de papilomas. Normalidad no es comenzar la rutina, algo que en mi vida tiene pocas posibilidades pues pocas cosas hago por rutina. En cuanto me levanto, por lo general a las siete de la mañana, lo que mas me gusta es abrazar y besar a mi mujer y a mis hijos, para mi es la mejor forma de comenzar el día. Si por las mañanas no siento los abrazos y los besos de mi familia, me falta algo, lo necesito para comenzar bien el día. Me ducho y desayuno y me voy a trabajar y en el trabajo, nada es rutinario, cada paciente es un mundo, cada persona es distinta. Cuando llego a comer, necesito mas de lo mismo abrazos y besos, hasta cuando llego por la noche, como dice la canción esa que está de moda, besos a todas horas.



Bueno, ahora voy a poner, como ayer, una secuencia de fotos de otra intervención que hicimos la semana pasada. Operamos a una mujer que ya había operado hace 12 años del otro pie, la operé de juanetes, segundo dedo en martillo y elevación de los tres metas centrales. La paciente estaba intervenida anteriormente por un traumatólogo "amigo mio que me tiene mucho cariño". La dejó de puñetera pena de ambos pies, algo que como digo muchas veces nos puede pasar a cualquiera y que por eso no podemos ir de dioses por la vida, pero hay algunos que parecen dioses de bata blanca cuando son una verdadera calamidad operando pies. A esta paciente la operó de juanetes y dedos y como podéis ver en la foto, está de puñetera pena. Le realizó un Keller insuficiente y simples tenotomías en los dedos hace seis años. Presenta gran dolor en la articulación metatarsofalángica del primer radio y dolor en segundo dedo. Le hicimos una reintervención Keller mas amplia, cortando la base de la falange de forma que el dedo quedase recto, pusimos una aguja K y le hicimos una artrodesis en el segundo dedo.
Realizamos anestesia local.



















Siempre debemos aspirar pues como en esta ocasión, podemos pillar un vaso, como se puede observar en la foto, donde tenemos sangre al aspirar, la cual se ve en el cono de la aguja.





























Realizamos incisión dorsomedial y disecamos por planos.













Durante la disección, en la zona de la cápsula, nos encontramos un punto no reabsorbible que le dieron en la anterior intervención realizada hace 6 años.
























Punto que extraje de la cápsula, el cual, estaba rodeado de fibrosis y le causa dolor al roce. Tenía una pequeña bursa.









Realizamos capsulotomía muy distal para luego interpone cápsula en el espacio articular.













Vemos que la paciente presenta gran PASA.













Realizamos exoctectomía (buniectomía), osea, extirpamos el juanete, el cual se le había vuelto a reproducir como se puede ver en la primera foto.

























Realizamos artroplastia de la base de la falange para hecer el Keller.


























Pieza extraída













Remodelación de la cabeza del metatarsiano.













Interposición y sutura de la cápsula.







































Inserción de aguja K.


























Sutura por planos.













Incisión transversal del segundo dedo.













Liberamos la cabeza de la falange de los ligamentos, osea, los cortamos.













Exposición de la cabeza de la falange.













Artroplastia.













Cabeza de la falange.



















Sutura del tendón.





































Estas dos fotos parecen la misma, solo cambia el personaje de la izquierda, en la primera estoy yo y en la segunda, mi hermano junto a Rocio y a Juan Carlos Goez, en los quirófanos del Hospital de la Santísima Trinidad. Desde luego la única que queda bien es Rocío, por que el resto, estamos para el arrastre, y eso que a Rocío no le gustan las fotos con la seta, el hongo o el champiñón en la cabeza.

























No sé que ocurrió en mi entrada anterior que hubo un apartado que no se editó, fue el dedicado al compañero Fernando Pifarré. Fernando es un Médico-Podólogo especializado en Podología Deportiva que estudió en Barcelona un curso posterior al mio. Pues bien, durante estas fiestas, en una de las noches de búhos, mas o menos a la una de la madrugada, me encuentro en un coloquio taurino, mas concretamente en el de Paco Cañamero, Victor Soria y Carlos Mateos, y en uno de los descansos me llama un personaje salmantino conocido por casi todo el mundo por ser uno de los grandes cocineros de esta tierra, el Gran Curro, además de ser una gran persona. A lo que iba, me llama el Gran Curro y me dice, Bernardino, ha venido un primo mío desde Lérida y te trae un regalo de un compañero catalán. Yo, sorprendido, estrecho la mano al familiar del cocinero y me dice que un amigo mio de Lérida me manda un obsequio que a ver como quedamos para que me lo entregue. Quedamos o bien otra noche en el Cum Laude o bien en mi clínica, pero resulta que al día siguiente, coincidimos en la plaza de toros casi vecinos de localidad por lo cual quedamos que uno de los días me lo llevaría a la plaza de toros, como así hizo. Me entregó un sobre en cuyo interior había una nota firmada por el Dr. Podólogo Fernando Pifarré, el cual me obsequiaba con un décimo de lotería para Navidad, de la Bruja de Oro. Quiero darle desde mi blog las gracias públicamente a Fernando pues fue una grata e inesperada sorpresa que para mi significa mucho, significa el que alguien, simplemente, se acuerda de uno, lo que para mi es muy significativo. Al día siguiente, le llevé al emisario unas participaciones de lotería de Navidad de la Federación de Peñas taurinas para que se las entregase de mi parte a Fernando. Fernando, muchas gracias, compañero.
La Federación de Peñas Taurinas le ha concedido a mi amigo Manolo, El Rubio de la Glorieta, la medalla que concede anualmente a un aficionado que se lo merezca por su trayectoria y por su defensa y promoción de la Fiesta de los Toros. Hace un rato he venido del hospital y le he dado la noticia, algo que ni se esperaba. Me ha dicho que se ha quedado sin palabras y les da las gracias de corazón a todos los que se han acordado de él. Manolo está agradecido por la concesión de esta medalla, algo que realmente pude comprobar en su rostro. Cuando llegué al hospital, me encontré en la habitación a Toño Blazquez y a Mamen, la mujer de Manolo. Por lo visto, al ver Manolo a Toño, se llenó de sorpresa y se espabiló; otro que ha ido a verle varias veces ha sido Mario Herrero, magnífico picador y ex novillero que debutó vestido de luces con El Rubio de la Glorieta en una novillada nocturna, y con el cual toreé un festival en La Glorieta junto a El Dani y a Julio Norte.




























2 comentarios:

Fernando Pifarré (Lleida) dijo...

Hola Bernardino;

Gracias compañero por poder ser tu amigo. Los salmantinos soy buena gente


Fernando Pifarré

Anónimo dijo...

Dr Bernardino...
soy medico de atencion primaria en salud en Colombia Cali.
Po medio de un asesor medico me he enterado que usted viajara a Colombia - Popayan.
quisiera saber si podriamos tener el placer de conocerlo y de programar una presentacion y/o montar un clinica del pie...
en espera de su respuesta.
Isabel Renteria
mi correo electronico es icrenteria@yahoo.com