domingo, 18 de octubre de 2009

Menuda cuadrilla. María la Bandida.

Hoy solo voy a escribir cuatro líneas sin iconografía de ningún tipo. El jueves nos reunimos en un restaurante una cuadrilla que parecía que allí se podía estar tramando algo contra el sistema taurino actual, pero nada mas lejos de la realidad, estábamos cenando y disfrutando de las canciones de María la Bandida. Allí nos encontramos Pascual Mezquita, Paco Campos (El Lobo), Angelito González, Rubén de Dios, Pedro Morín el del Albero, Morenito de Nueva York y yo, los cuales, presenciamos mientras cenábamos, el show que nos ofreció María la Bandida. Estábamos como en familia pues el resto de los comensales eran casi todos conocidos y nadie se cortó a la hora en la que la cantante nos comprometía, hasta Morenito de Nueva York y yo hicimos de voces de mariachis. Posteriormente, Morenito y yo nos fuimos con nuestras respectivas mujeres a dar una vuelta.
La operación del jueves resultó bien, y en quirófano estuvo Jorge Buch, el cual tuvo mas suerte que Miguel Ángel, que después de venir desde Ponferrada, se suspende la intervención. Las operaciones del viernes fueron muy, pero que muy interesantes, ya pondré fotos de ellas. El viernes operé a Javier Roselló, campeón de España de Halterofilia como he comentado en anteriores entradas, de fracturas de los metas, debido a un accidente de moto y a una intervención que en marzo le hicieron en Valencia los traumatólogos y que no dio resultado positivo. Ese día en quirófano estuvieron Juan Carlos Goez, el cual fue mi mano derecha durante toda la intervención, intervención que resultó muy complicada y que nos deparó varias sorpresas a lo largo de ella, así como distintos contratiempos (ya lo pondré en su momento, así como las fotos de varias partes de la operación), también estuvo Antonia, mi hermano Antonio que fue el encargado de realizar el reportaje fotográfico, Eugenia y como no, la anestesista y la enfermera de quirófano. Posteriormente a esta cirugía en el Hospital de la Santísima Trinidad, la cual fue excesívamente larga, fuimos a mi clínica, en donde operamos a un paciente de Palencia que le habían salido unos posibles quistes epidermoides tras una intervención de fascitis plantar con el Topaz. En esta intervención estuvo Judith, una compañera de Zamora a la cual le doy muchos ánimos por lo que ella sabe y le digo con mucho cariño, que no desespere y que continúe con la fuerza que me ha demostrado, un abrazo, compañera. Una vez extirpados los quistes los hemos mandado a anatomía patológica para que nos confirme el diagnóstico, es un caso sumamente interesante.
Mañana tengo otro marrón, menuda intervención y la pena es que no habrá nadie para tirar fotos y grabarla, pero ya pondré las fotos que tengo de la paciente antes de operarla, son un poema. Juan Carlos Goez me ha deseado mucha suerte y valor, a la intervención acudirá Sergio, Vero, me ha comunicado que no puede venir, una pena pues se pierde una intervención que pocas veces se suele realizar, y el martes, la intervención, es como si fuese un alivio, como si después de torear Ruiz Miguel una de Miura, fuese a un tentadero de eralas a casa de Juan Pedro.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Las fotos de la onicocriptosis distal (si es que se puede llamar así, yo creo que se merecería nombre aparte) son BRUTALES. Enhorabuena por que le envíen imágenes semejantes Sr. Basas, y muchas gracias por publicarlas.

Judith Prieto Juanes dijo...

Muchas gracias por tu apoyo y tus ánimos, son de agradecer. También te doy las gracias por tus consejos como profesional para mi hijo. Me encantó estar presente, por casualidad, en esa intervención, fue muy interesante y estoy deseando ver las fotos que sacaste. A ver si en otra ocasión puedo quedarme hasta el final,... ya sabes que los niños son los que mandan. Muy agradecida, un saludo.