viernes, 9 de marzo de 2018

Papilomas con K-Láser. Tumoración interdigital. Onicomicosis con K-Láser. Falsa sesamoiditis. Tumor subungueal. Uñas incarnadas.

Durante esta semana y la semana pasada, he tenido muchos casos interesantes pero no he tenido tiempo de ponerme al blog. Muchos de los casos podéis verlos en mi página de facebook, donde he subido bastantes casos de cirugías, estudios biomecánicos y otras patologías bastante interesantes y bonitas.

Este primer caso que pongo hoy es el de un chico con una gran papilomatosis, un gran papiloma principal y varios satélites al cual le estoy tratando con el K-Láser Cube 4, y le estoy tratando con esta técnica por que quiero comprobar simplemente la efectividad real de este láser para este tipo de patología no tan simple como un simple papiloma solitario y no muy grande.
De momento la reacción es bastante buena como podéis ver en la secuencia de las fotos donde muestra la evolución.


Esta semana operé a una niña de 7 años de una tumoración interdigital de rápido crecimiento. La intervención fue sencilla y consistió en la extirpación de la lesión con márgenes de seguridad suficientes. 
La niña es un encanto. La cirugía la realicé en mi propia clínica y con anestesia local. El compañero de Valladolid Diego Dominguez estuvo presente.
La niña se portó de maravilla, ni se movió y ni se quejó de la anestesia, fue toda una campeona pues aunque tengo mucho cuidado en la técnica anestésica para que les duela lo menos posible, sé que es algo dolorosa y mas para una niña tan pequeña.
Poca gente se me queja de dolor en el acto anestésico, la verdad.
El diagnóstico de presunción del tumor realmente no me atrevo a decirlo, puede ser desde un fibroma, a un papiloma pediculado, etc. hasta cualquier cosa...
...ya nos dirá el resultado anatomía patológica.
A continuación pongo la secuencia de la intervención.
Anestesia local.
Incisión elíptica a ambos lados de la tumoración dejando márgenes de seguridad.



Extirpación del tumor hasta tejido celular subcutáneo que es donde estaba anclado, pero sin afectarlo.

Sutura.
Le dí dos puntos de sutura aunque en la foto se ve solamente uno.
Con el compañero Diego de Valladolid.
Ahora pongo la secuencia de un caso de onicomicosis tratada con K-Láser Cube 4. La evolución a los 4 meses de la última sesión es positiva, pero tenemos que esperar otros cuatro meses a ver como termina.
En las fotos podéis ver la evolución y se ve como va creciendo la uña sana y como va mejorando todo el aspecto de la lámina.
Algunos quieren vender el cuento del LED o de la eficacia de láseres luminosos, cuando en muchos casos, ni con láseres de alta potencia se logran los resultados deseados, pero claro, hay que vender y valioso caballero es don dinero.








Otro caso interesante y que me trae de cabeza es el siguiente:
Paciente joven y muy activo que presenta neurofibromatosis. Le han operado varias veces, le han realizado extirpación de fibromas que se le reproducen, se le ha practicado una neurolisis e infiltraciones, así como plantillas.
En estos momentos tiene un cuadro agudo de mucho dolor.
Le estoy dando sesiones de K-Láser que le han mejorado el dolor por unos días pero ha vuelto a las andadas y sigo con sesiones de láser. las cuales le mejoran pero solo unos cuantos días, regresando el dolor.
No es una sesamoiditis, ni una fascitis, pero el dolor se le localiza en la zona lateral del sesamoideo peroneal y se irradia hacia el arco longitudinal interno hasta el talón. Le afecta al trayecto nervioso del nervio plantar medial y en la ecografía se observa inflamación y degeneración del tejido plantar del espacio intersesamoideo. 
¿Sería aconsejable de seguir así una denervación?...Lo dudo pero es una posibilidad.




Este caso no es mío, es de la Bruja de Popayán, la compañera Jaqueline Delgado, pero lo pongo, sin su permiso (y perdona amiga por hacerlo), pues me parece muy interesante, y además lo pongo por que lo he vivido en primera persona y ella ha actuado de forma muy correcta sin estar yo presente en Colombia.
La paciente es una señora mayor, de edad muy avanzada que presenta mucho dolor en el primer dedo derecho, dolor que le afecta a todo el pie, llegándole a doler todo el dorso del pie incluso parte plantar.
La paciente notaba el dolor agudo y principal debajo de la uña. 
A simple vista se apreciaba debajo de la uña en la zona del ángulo tibial, de matriz a canal una zona violácea, sugestiva de una tumoración vascular.
La compañera con buen criterio retiró toda la uña, extirpó toda la tumoración y la mandó a anatomía patológica.
Es posible que se trate de una angioma, de un hemangioma o incluso de un tumor glómico gigante. 
La tumoración llegaba hasta hueso, quedando el mismo expuesto y cerrando por segunda intención.
Espero que la compañera nos diga el tipo de tumor cuando le den los resultados de anatomía patológica.
Durante la pasada semana y esta, he realizo varias cirugías de uñas incarnadas (onicocriptosis) y de exóstosis subungueales, las podéis ver con vídeos incluídos en mi página de face.
Aquí pongo la secuencia de una intervención de fenol.

En esta primera foto despegando el eponiquio.
Con la cizalla de fenol o alicate inglés, cortando el trozo de uña que ya no queremos que vuelva a crecer mas.

Legrado de matriz y canal.

Fenolización
Neutralización.

La próxima semana tengo varios cirugías ungueales, comenzando el lunes con una exóstosis subungueal por MIS.
Si me hacen buenas fotos y buenas secuencias las pondré en el facebook.








No hay comentarios: