viernes, 16 de junio de 2017

Congreso en Cuba. Siempre sorpresas. Operar en Cuba es una experiencia. Universidad Europea (ponencia fin de curso).

 Regreso de Cuba donde me invitaron a un congreso de Podología para hablar de la fascitis plantar y me habían preparado pacientes para operar.
Quiero dar las gracias a Odalys Guevara, la cual fue quien me hizo la invitación, así como a Diego Tomatis y a Juan Margrina, cabezas del evento. Particularmente, Juan Margrina ha trabajado y peleado por todos los problemas que se presentaron y por hacer que todo lo mio saliera bien. Quiero pedirle disculpas por que tal vez en algún momento me enfadé un poco y luego pude comprobar personalmente, como se estaba peleando día a día, hora hora, minuto a minuto, con Servicios Médicos, con la dirección, con la agencia del MINSAP, para que todo me lo resolvieran como debía de ser.
Gracias Odalys, por que si fuí a Cuba, fue por que tu me insististe, ya sabes que no iba a ir.
No es fácil organizar un congreso, pero organizarlo en Cuba es una proeza, una lucha titánica y un enorme esfuerzo económico.
Al congreso asistieron congresistas de México, Chile, Colombia, Argentina, Perú, Aruba, Ecuador, Brasil, Uruguay, Panamá, República Dominicana y por supuesto, de Cuba.
Para mi siempre es un placer ir a Cuba, me encanta, he ido muchísimas veces durante muchos años, en una ocasión viajé hasta en tres ocasiones al país caribeño y allí tengo mucha gente que me aprecia, aunque también hay algunos que no me ven con muy buenos ojos, muy poquitos, pero alguna hay.
Ha sido un placer encontrarme de nuevo con Odalys, Juan Carlos Flores, Magela, Damaris, Yulami, el profesor Leo, Jorge, Idolivis, Juan Manuel, Zulamy, Maria Julia, etc., etc., etc. Disculparte todas y todos los demás por no citaros, pero soy muchos y de alguno me iba a olvidar seguro.
 También ha sido un placer encontrarme allí con amigos y amigas mexicanos, peruanos, argentinos, chilenos, colombianos y no me lo tengáis en cuenta que no os nombre por no dejarme a ninguno.
Lo mismo digo, ha sido un placer el conocer a nuevos compañeros de cada uno de los países.
Gracias a todos por los regalos que me habéis entregado, pero sobre todo muchas gracias por las muestras de cariño y afecto hacia mi, me siento muy halagado y agradecido; incluso personas a las que no conocía de nada me han llevado regalos lo cual es de agradecer doblemente.
No puedo subir todas las fotos con todas las personas, perdonarme a los que no os ponga, pero en el facebook subiré muchas mas y os podéis etiquetar, así mismo, poner las vuestras y las iré viendo.

He operado ya a muchas personas en Cuba, Hallux valgus, dedos en garra, tumoraciones, quistes, uñas incarnadas, una rotura de un tendón, y os aseguro que es toda una experiencia. He operado en varios hospitales, en policlínicos y en otros centros de salud de otra índole, pero no he visto nunca un centro como el que he visto en esta ocasión y en donde realicé dos cirugías, el Centro Internacional de Salud, la Pradera, una institución del Gobierno con la última tecnología, donde trabaja la compañera licenciada en Podología Odalys Guevara y en donde disponen de una sala de Biomecánica digitalizada con cámaras de altar resolución y un banco de marcha con una gran plataforma de presiones de unos cuatro metros. Ocurre también lo contrario, lo mismo que te encuentras esto, te encuentras con hospitales muy deteriorados, con carencias de todo tipo de material e instrumental y en condiciones escasas, pero en los que trabajan grandes y buenos profesionales.
Por la tarde de ese mismo día operé en otro lugar precioso, un centro de rehabilitación, rehabilitado, un edifico colonial que es una maravilla arquitectónica, con un patio de columnas monumentales y cenefas de la época de la colonia.
Tengo que decir que en cualquier consultorio de los que conozco, disponen de autoclave para esterilizar el instrumental, no como en otros países de latinoamérica donde muchos podólogos y podólogas siguen utilizando las estufas de calor para esterilizar, o la maquinita de bolas de cuarzo, o campana de rayos ultravioleta, lo cual no esteriliza, solo desinfecta, algo que está muy bien cuando no se realiza ningún tipo de técnica invasiva, pero pensar, que la simple extracción de una espícula de una uña, ya es una técnica mínimamente invasiva. Una expiculotomía es invasiva por poco trauma que realicemos y debemos hacerlo con material estéril.
 Bueno, estoy recién llegado a España y comienzo de nuevo a trabajar y tengo bastante trabajo atrasado, bastantes pacientes programados, cirugías programadas y revisiones.
El día 19 voy invitado al Universidad Europea a impartir una conferencia de clausura de curso, y el día 23, de nuevo a cruzar el charco rumbo a Medellín, Colombia, donde participaré en otro congreso y de nuevo veré gente conocida de otros países latinoamericanos así como a muchos compañeros colombianos.
























2 comentarios:

Anónimo dijo...

https://www.lasallecentrouniversitario.es/estudios/estudios_grado/salud/gradopodologia/Paginas/default.aspx es verdad lo de la nueva escuela de podología

BERNA dijo...

Ya me informé.
Bernardino