jueves, 10 de noviembre de 2016

Regreso de México y Colombia. Bogotá, México DF, Guadalajara, Mazatlán, Culiacán-Sinaloa_

 Estoy recién llegado de un viaje intenso, ajetreado, con incidencias varias pero fructífero.
No voy a hablar de los contratiempos, de la mala experiencia con la porquería de línea aérea de Aeroméxico, de la pérdida de tres horas para ir de Gadalajara a Mazatlán pasando por Mazatán, cerca de Mazapán, de la incertidumbre y la cámara acorazada, no, hablaré de lo bueno, del viaje con Avianca ida y vuelta en primera clase superior, una gozada, de la tarjeta oro concedida con un vuelo gratuíto concedido a mi regreso a España, del buen trato recibido tanto en Colombia como en México, de la buena comida con la que me obsequiaron diariamente, de los buenos anfitriones que he tenido y de la gente maravillosa de México y de Colombia.
 En Colombia me invitaron a visitar el centro de "Quiropedistas" de Dr. Scholls (mira que eso de quiropedistas lo dicen mal muchos y no son capaces de corregirlo y eso que se les dice con cariño. Quiropedia, quiropedista, está mal dicho, sea donde sea, es quiropodia y quiropodista. Otros muchos, muchos, ya lo han corregido y lo ponen y lo dicen bien).
 Estuve con varios compañeros, compañeras y amigos, hablamos de proyectos y de posibles colaboraciones.
No pongo nombres por no poder citar a todos.


La Junta Directiva de la Sociedad Científica Colombiana de Podología y Podiatría tuvimos una interesante reunión para saber como iba el proyecto de la carrera de Podología en Colombia, el cual sigue su curso y no va por mal camino; así mismo realizamos para el año que viene un proyecto de educación continuadad y el 22 de Enero tendremos una Jornada de Podología en Bogotá, con ponencias por la mañana y taller por la tarde.
 De Colombia a México.
Aquí comenzó todo, en la ciudad de Monterrey, México, el pasado año, en el evento organizado por el Colegio de Podiatría de Monterrey.
Hector Carrizoza, Director del Departamento de Podología de la Universidad Autónoma de Sinaloa, y Jorge Ramírez, Director del Foro Nacional del Pie, me invitaron a impartir unos talleres y participar en un Seminario en las ciudades de Guadalajara y Culiacán.
Llegamos a un acuerdo económico y de participación y este año, hace tan solo unos días, se hizo realidad y se celebraron varios talleres tanto en Guadalajara como en Culiacán, así como el I Curso de Especialistas del Pie en la Universidad A. de Sinaloa.
 En Guadalajara se celebraron los talleres y charlas en la Primera Escuela Mexicana de Podología, gracias a sus directores, Jorge Hernandez padre e hijo, a los cuales les tengo que agradecer su amabilidad y su regalo de ese buen tequila especial.
 En Guadalajara conocí al Dr. Enrique González y a su mujer, los cuales me regalaron un estaquillador y un estuche de dos estoques y un verduguillo, un verdadero detalle.

 Los talleres, según los asistentes, fueron un éxito, superando con creces las expectativas de los mismos.
A los talleres estábamos invitados el Dr. Antonio Oller y yo y fueron muy participativos, realizando muchas, pero muchas preguntas.

 En Sinaloa participé en un taller y en el I Curso de Especialistas del Pie.

Entre los asistentes había médicos, podiatras, podólogos, quiropodistas, enfermeras, pedicuros, fisioterapeutas, y entre los médicos, médicos cardiólogos, cirujanos cardiovasculares, cirujanos generales, médicos-podiatras, etc.
En México operé a varias personas entre Guadalajara y Culiacán, y entre ellas, a una compañera podóloga, Mari Sol Sevilla.
 La verdad es que Jorge Ramirez y Hector Carrizoza se lo curraron, intentaron hacer unos buenos eventos y lo consiguieron, a pesar de los contratiempos que tuvieron semanas antes debido a otro taller que terminó como la jaca de los títeres, no organizado por ellos, que conste, que nadie lo interprete mal.
 Fue un placer el volver a encontrarme con mucha gente conocida y el conocer a gente nueva.
A los talleres y Seminario asistió gente de todas partes de México, incluso de otros países.
 Volví a ver a Campanilla....
...a Pompa Guapa....
...al Rector del Colegio de Podiatría de Monterrey el Dr. Fernando Vázque, a Norma, a Kathia...


 Gracias Norma Plata por tu detalle, estaba rico.
 Volví a estar con Margarita y con Socorro, a las cuales conocí en Cuba.
Volví a estar con Marco Antonio (gracias por la comida), Presidente de la Federación de Podólogos y Podiatras de México, con Arturo Alarcón, un tipo entrañable, Presidente del Colegio de Podólogos de Monterrey.
 Como no, con mi buen amigo, José Oviedo, al cual le doy las gracias también por sus regalos.
A José le tuve que poner una inyección de corticoides por que se le cerró la garganta y tenía gran afonía.
 Con el Presidente de la Sociedad Mexicana del Pie Diabético y con el Coordinador de Podología de la Escuela.
Como no, volví a ver a la Guayavita, al cual está estudiando medicina.
y a otras muchas personas. Tengo cientos de fotos y no puedo poner todas ni todos los nombres, disculparme por ello, En el Facebook he puesto muchas mas fotos de los eventos y con mas gente.
 Una alegría el volver a ver y compartir con el Dr. Edson Jurado de El Salvador, una gran persona y buen profesional. Gracias amigo también por tu regalo. Siempre es un placer el estar contigo.
 Con Marco Antonio
 Con Socorro González Flores.
Andrea de Luna, fue un placer.
 Conocí a Sarai Medellín, la cual al final se emocionó, una mujer incansable y eléctrica.
 De nuevo los amigos de Electrobioral y Ortokab, Mane y Menedicto. Gracias a los dos.
 Gracias, gracias a todos y perdonarme a los que no he nombrado y no he puesto las fotos, las podéis ver en Facebook, como por ejemplo Joy, Andrea, Rossi, etc. etc.
 Los anfitriones se portaron fenomenal y nos llevaron a buenos restaurantes y espectáculos como el baseball, donde lo pasamos bien y fue toda una experiencia, como lo fue ir a la cámara acorazada a cambiar dólares, o el estar haciéndome una foto con el Komander, un famoso cantante mexicano que canta narcocorridos.

 Las otras y los ostiones me encantan, y tanto en Guadalajara como en Culiacán, me puse bien, además de tomar unas cervezas estupendas, pues en México tienen buena cerveza.
 Asistimos a una narcofiesta llena de narcopodólogos, con narcocanciones, pero llena de gente estupenda.
Quiero dar las gracias a los y las estudiantes de podología por que ellos fueron los que organizaron esta fiesta, donde cenamos muy bien y bebimos cerveza por un tubo, alguno incluso se tiró a una piscina en calzoncillos.
 Las mejores ostras y ostiones las comí en Gudalajara y las mejores, las Kumamoto y las de Ensenada.
 El atún de aleta azul está muy bueno, lo mismo que el atún de aleta amarilla, lo comí varios días de varias formas pero siempre muy poco hecho, casi crudo, sellado.
 El pulpo no es como el gallego pero bueno, se dejaba comer.
 En Sinaloa, unos ostiones gigantes, enormes.
Y lo mejor que comí en Culiacán fueron los Callos de Hacha, una especie de almeja muy rica, la cual se come cruda, solo aderezada. 
 El aguachile, está bueno, es de camarón crudo y otros cocidos, algo típico de Culiacán.
 Y de nuevo, otro día, mas tipos de ostras y de camarones, y faltan mas, muchas mas cosas, pero no voy a poner todo, ya lo contaré en el libro.
Para finalizar, decir que hubo mucho mas, muchas mas cosas sucedieron, pero lo que sucede en Culiacán, se queda en Culiacán, y lo que sucede en Guadalajara, en Guajalajara se queda.
¡Ah!, no conocí a Ana ni a Sharito Vega.

No hay comentarios: