jueves, 5 de mayo de 2016

Regreso de Colombia y Perú. Un gran viaje con cosas que contar, sobre todas las cosas. Hoy Cartagena de Indias y Bogotá. Exóstosis subungueal (Operación por MIS)

Estoy recién llegado de Perú y de Colombia, estoy que medio me duermo a estas horas, pero no quiero terminar el día sin publicar una entrada, aunque sea algo rápido.
He estado en Colombia y en Perú, unos cuantos días muy intensos y bien aprovechados, de trabajo, mas trabajo y de turismo, con nuevas experiencias y anécdotas, como mi retención en el aeropuerto de Perú a mi regreso a España, y eso que no llevaba droga, tan solo unos cuadros que compramos en Perú con unos insectos que interceptaron y que por lo visto no se podían sacar de Perú, algo extraño cuando los venden por todas partes y resulta que a los que los venden no les hacen nada y a uno lo fastidian, lo joden y le hacen pasar un mal rato en el aeropuerto, a punto estuvimos de perder el vuelo; mi mujer esperando en la puerta de embarque y el avión esperando por mi, mientras la policía me decía que iba a perder el vuelo. Además de eso, los productos de Herbitas enviados desde España, fueron retenidos en aduana, solo para cobrar impuestos, pues era gratuítos para unos talleres. Gracias a Pediestética Podocolombia que puso todo el material, resinas, siliconas, EVAS, etc para poder hacer los talleres.
Antes de todo esto, nuestro viaje, mi mujer y yo, estuvimos en Colombia, estuvimos reunidos con unos cuantos podólogos y luego nos fuimos a Cartagena de Indias,
He estado muchas veces en Colombia, pero nunca estuve en Cartagena de Indias y tengo que decir que me encantó, me cautivó, es Cuba dentro de Colombia, una ciudad preciosa y me refiero a la ciudad colonial y amurallada.
La estancia en Cartagena me transportó a Cuba, a la Cuba que me encanta a la Cuba que adoro, a la Cuba que volveré si Dios quiere en Octubre, pues hoy mismo he recibido la invitación de la Sociedad Cubana de Angiología y Cirugía Valcular, donde hablaré del pie diabético.

En Cartagena, la Cuba colombiana, además, comimos muy pero que muy bien, y no tan caro como nos habían dicho. Esta ciudad me encanta y tengo que volver, no se cuando ni como, pero tengo que volver.
Sus calles son como trasladarse a la España colonial, a la Cuba Española, a la Cartagena Española; no obstante, esta ciudad colombiana, fue la principal colonia española de la época. Sus gentes son mas cubanas que colombianas, mas caribeñas que costeñas y eso es una contradicción pues Cartagena es costeña, pero es otra cosa.
Esta entrada la quería hacer rápida y escueta, pero no puedo, los recuerdos y experiencias se me agolpan.
Mari Mar y yo venimos encantados, en un día caminamos 17 kilómetros y nos recorrimos casi toda la ciudad amurallada, ella quedó rendida.
El disfrutar de algo que te gusta con alguien que también disfruta por que le gusta, hace que el momento sea extraordinario.


Hasta ahora Colombia eran paisajes y gente, gente amable, buena gente, ciudades sin personalidad, pues es una pena que en la gran mayoría de las ciudades colombianas se perdiera la parte colonial, tan solo dos ciudades me gustan por eso, Cartagena y Popayán, lo malo de esta última es la inseguridad, algo que no se ve en Cartagena.
Colombia tiene unos paisajes preciosos, una naturaleza envidable, algunas ciudades bonitas, pero sinceramente sigue viva la llama de la inseguridad y no lo digo yo, muchos colombianos lo reconocen; cuando termine esta lacra de las pandillas de delincuentes, de los paramilitares, la guerrilla, la delincuencia común, será un país maravilloso para visitar, un país estupendo pues sus gentes son estupendas, pero la realidad es la realidad.
En otro orden de cosas, Cartagena tiene una gastronomía distinta al interior de Colombia, pescados, mariscos, carnes...algo difícil de comer y encontrar en la Colombia profunda donde casi todo es Sancocho, pollo, puerco o arroz y de vez en cuando tamales de pipián que están buenísimos, algunas empanadillas ricas, el ternero que tiene buen sabor, el Sanchoco de pollo no está mal pero es que casi todo es Sancocho de gallina (tengo ganas de probar el Sancocho de cola), .....
.....Cartagena y la costa no, es otra cosa, comida variada de todo, de todo, rico, rico, rico, lo cual no quiere decir que en Bogotá, Cali, Medellín, Manizales, ... no haya buenos restaurantes en los que se coma bien, que los hay, ...
...pero Cartagena me ha gustado por todo, por su ciudad, por su gente y por su gatronomía, mariscos, almejas, conchas, cangrejos, camarones, carnes, frutas...
Bueno, paso página y dejo Cartagena de Indias para hablar algo de Bogotá, de la cual hablaré mas abajo.

















Bogotá es otra cosa, una macrociudad que no me gusta, lo siento, pero no, no es mi ciudad. De Bogotá me gusta la Candelaria, lo poco que queda de la época colonial, de Bogotá me gusta su parte rosa, los museos, y poco mas. De los alerededores de Bogotá sí, si me gustan la Catedral de Sal, Villa de Leiva, y la gente de conozco de allá.
En Bogotá hay buenos y prestigiosos restaurantes donde se come bien, pero la comida tradicional, popular, pues como que no.
Nada mas llegar a Bogotá me estaban esperando en el aeropuerto dos compañeros, Fernando Lozano y la Doctora Podóloga 
Tuve una reunión con el Dr. Abel Angee, el Dr. William y Yanet, algo muy productivo para el futuro de la Podología Colombiana.

Por la noche cenamos con los antes mencionados mas Zulma y Janeth Rodriguez, presidenta de la Asociación Internacional de Podólogos y Quiropodistas,
Después de esto, al día siguiente, partimos hacia Perú, algo que ya contaré en próxima entrada.
Como digo al principio de la entrada, estoy recién llegado pero ya trabajando y con trabajo acumulado. Hoy he comenzado con operaciones y plantillas.
La primera cirugía realizada ha sido la que presente a continuación, una chica de 38 años la cual había sido operada de uña incarnada de ambos canales pero el dedo le seguía doliendo mucho.
No toda uña involuta está incarnada y no todo dolor distal en un dedo es a consecuencia de la uña.
A la paciente, la cual vino desde Guijelo, le realicé estudio radiológico y presentaba una gran exóstosis subungueal, lo cual explicaba la gran curvatura de la uña.
A la paciente la habían operado como digo de ambos canales ungueales y ya le podían poner tiras o bandas de fibra molecular, "brackets" (los brackets se ponen en los dientes señores y señoras podólogos y podólogas), botones magnéticos y demás tipos de ortonixias, que no le iban a solucionar nada de nada , absolutamente nada, pues el problema es óseo, es del hueso, en concreto de la falange, la cual presenta una exóstosis. Fijaros en la morfología de la uña.........
.......la miro por el fluoroscopio y presenta esta gran exóstosis subungueal.
La solución es quirúrgica, no hay mas tratamientos mágicos, cirugías, el resto es perder el tiempo.
Esta paciente ya la tenía programada para operarla hoy desde antes de mi viaje a Colombia y a Perú, esto no se hace en el día, seamos un poco serios, pues hay alguno que le llega a su consultorio y le opera sin mas, sin analítica ni nada.
Ahora paso a describir paso a paso la intervención.
La operación en esta ocasión la realicé por cirugía MIS. Realicé una mínima incisión en la parte distal del primer dedo, que no ortejo, palabreja que algunos españoles introdujeron en algunas partes de América como si fuesen cultos y lo que era es ser unos ...bueno, no lo digo, pero que luego imitando a esos españoles dados de cultos y francófonos imitaros malamente y siguieron con la pendejada errónea de decir algo mal.
Sigo con la operación. Realizo  una pequeña u mínima incisión con el bisturí beaver 64, incisión que va a ser poco mas del ancho de la hoja, algo mínimo.
La incisión la realizo hasta hueso.
Posteriormente con un mini escoplo y osteotomo despego todo el tejido blando del dorso de la falange para dejar el hueso libre, liberar la exóstosis y zonas circundantes y fresar la zona con el micromotor.

Realizo movimientos en abanico de un lado al otro para liberar la falange del tejido. 
Los vídeos de la cirugía se pueden ver en mi facebook pues allí los he colcado, ya que no suelo colgar vídeos en el blog. El que los quiera ver solo tiene que ingresar a mi página la cual es pública y pueden visualizarlos.
Con el micromotor, la fresa Shanonn corta, freso en abanico la exóstosis y el dorso de la falange.


Quito la exóstosis y dejo la falange plana y lisa.
Sale como una pasta ósea y como veis, no sangra mucho.
Con una cucharilla de Martini me gusta terminar de extraer los detritus de hueso.

Para finalizar lavo bien la zona con suero fisiológico hasta que este sale transparente.
Con tan mínima incisión no es necesario dar puntos de sutura, pero si queremos le podemos dar un puntito.
Decir que no ponemos isquemia y como veis, no sangra casi nada.

Para finalizar, vendaje semicompresivo y nada mas.
Antes de la cirugía.
Después de la cirugía.

No hay comentarios: