viernes, 27 de noviembre de 2015

Regreso de México. Congreso de Ortopod en México DF. Congreso de la Federación Mexicana de Podológos y Podiatras en Puebla. Talleres de cirugía ungueal. Gracias a todos.


Estoy casi recién llegado de mi viaje a México, llegando anoche a Salamanca después de 24 horas de viaje desde que salimos del hotel hasta que llegamos a casa y hoy, de nuevo trabajando. El día ha sido complicado, tres pacientes diabéticos con úlceras complicadas, una paciente con el segundo dedo abierto a la canal, una fascitis de una persona que lleva con ello un año y viene desde lejos de Salamanca y mañana creo me espera una buena.
El viaje a México ha sido muy ajetreado, de México DF donde impartí dos seminarios de Cirugía Ungueal, uñas incarnadas y uñas distróficas, viajé a Puebla donde participé en el Congreso organizado por la Federación de Podolólogos y Podiatras para volver de nuevo a México capital a participar en el congreso organizado por Ortopod.
Estoy encantado de volver a ver a tanta gente conocida y faltaron muchos a los que extrañé, en especial a Paty.
Como siempre, fueron a buscarme al aeropuerto mis incondicionales Judith y Alma, y como ya es tradicional, Mari Mar y yo nos fuimos con ellas a cenar a uno de los mejores lugares mejicanos en Polanco, donde comimos unos gusanos de maguey y huevos de hormiga (escamoles, el caviar mexicano), además de otros muchos platos riquísimos.
Otro día nos invitaron a ir a la corrida de toros que se celebraba en la Monumental de México, donde vimos a Talavante con Silveti y Saldivar.
Durante los talleres de Cirugía ungueal realicé cinco cirugías, tres de uñas incarnadas y dos de uñas distróficas.
A los talleres acudieron podólogos de varias partes latinoamérica, Cuba, Santo Domingo, Ecuador, Colombia, Perú, Argentina, El Salvador, México, y hubo que hacer dos turnos por que fueron un éxito, lo mismo que los talleres que impartió el Dr. Antonio Oller de la Universidad de Barcelona y los talleres que impartió el compañero Luis Enrique Roche.
Tengo que dar las gracias al Dr. Edson Jurado de El Salvador el cual me asistió en las cirugías, una gran persona.
Al congreso de Ortopod también asistieron congresistas de muchos países, Argentina, Perú, Cuba, Colombia, Brasil, España, El Salvador, Ecuador, Méjico, República Dominicana, Santo Domingo, etc, creo que me dejo algunos.
El trato recibido por todos los congresistas fue maravilloso, mucha gente que ni conocía y que sigue mi blog y me sigue por el facebook se desplazaron por conocerme en persona y me llevaron regalos que no merezco, lo mismo ocurrió en el congreso de Puebla, donde muchas personas solo se inscribieron por ver las conferencias del Dr. Oller y las mías, según nos dijeron. Tengo que dar muchas gracias por la gente que asistió desde lejos por ir a verme y por los regalos que me hicieron. Me hicieron regalos de México y fuera de México, regalos de Argentina, Perú, El Salvador y México, cestas con dulces típicos, cerámicas, artesanías, recuerdos, y un juego de tazas que me hizo mucha ilusión por que en ellas estaban gravadas la imagen de mi hija conmigo en los toros (gracias amiga por ir solo a Puebla a conocerme y llevarme el regalo). No doy nombres por que no me quiero dejar a nadie en el tintero.
El segundo seminario de Cirugía Ungueal fue tremendo, terminamos a las diez y media de la noche y mucha gente se tuvo que marchar por que vivían a muchos kilómetros de México DF, a varias horas. Yo llegué al hotel a las once de la noche y desde el hotel, el Dr. Antonio Oller, Mari Mar, Marco Antonio Barrios, Jaime Arroyo y yo partimos hacia Puebla de Zaragoza y llegamos a las 3:30 de la madrugada, una pasada.
Estoy poniendo una serie de fotos que nos tomaron durante todos estos eventos con gente de todos los países, tengo muchas mas pero algunas están borrosas y otras muy oscuras oscuras.

Perdonar que no cite a nadie, no quiero que nadie se sienta olvidado, pero sí quiero dar las gracias a Irais, a Eduardo Delgadillo, a Marco Antonio Barrios, a Jaime Arroyo, a Verónica Barrios, a Carlos Melchor y a Ernesto Gerardo Bernal. Sentiros todos nombrados de veras y no, no me olvido de vosotras, Alma y Corasón, las dos pinches podólogas que siempre están ahí.
No pude viajar a Monterrey donde Fernando Vazquez me dijo que me acercara pues estaba invitado a algo muy especial y que me hubiese gustado recibir, pero no hubo tiempo para mas, si la oferta está en pie, en otro posible viaje haré todo lo posible para ir.

Alguien se desplazó solo para saludarme a Puebla pues no pudo ir al congreso, ¿verdad mi querida Liliana?


Además del trabajo hubo algunos ratos para el ocio.





Otra persona a la cual estoy tremendamente agradecido, sin conocerla personalmente se acercó para saludarme desde Veracruz, Laura, la cual me regaló seis tazas con la foto de mi hija y conmigo en los toros, una grata sorpresa.
Hacía mucho que no veía personalmente al Dr. Antonio Oller Asensio, han sido unos gratos días juntos los que hemos pasado, conferencias, talleres, días de viaje y excursiones. Me alegro de haber compartido contigo estos días Profesor.
Otros que se acercaron desde Toluca solo para vernos y cenar juntos, el Dr. Alejandro Maldonado, Cirujano Ortopédico traumatólogo y su mujer, Alejandra, enfermera.
De nuevo pido perdón no nombraros a todos y no poner todas las fotos, pero con todos estoy agradecido por vuestro trato y consideración.
También quiero citar a Daniela, un encanto.
En otro orden de cosas me siento contento por que veo que muchos podólogos latinoamericanos que decían uña encarnada ya no lo dicen y dicen uña incarnada, ya están dejando de decir ortejo y dicen dedos, no dicen moratones y dicen hematoma, y todos con los que he hablado dicen que ha sido gracias a mi insistencia y el documentarse corréctamente al respecto, otros, siguen con su cabezonería y su error. Aún hay muchos uñas rojas y muchos ortejistas, pero ya hay un gran puñado menos.
Para terminar, voy a poner unas fotos con casi todos los que tengo fotos ponibles y luego dos casos del día de hoy.


































Hoy hemos tenido un día complicado, con tres pacientes diabéticos, dos de ellos con problemas serios, uno grave. Al primero lo hemos visto entre mi hermano Antonio y yo y presentaba dos úlceras dorsales en segundo y tercer dedos, con afectación ósea y un 30% de circulación. Presenta celulitis y le he pautado terapia antibiótica poniéndole antibiótico inyectado y por vía oral. El paciente ha sido dializado y tiene amputada la otra pierna. El asunto pinta feo pero antes de amputar vamos a intentar salvar esos dedos. Lo lógico sería realizarle una revascularización pero eso depende de el pues presenta gran riesgo pues padece del corazón. Mi hermano le ha dado una sesión de K-Láser Cube 4 y se va encargar de darle las sesiones que creamos conveniente, estamos utilizando también el electrobioral. La vasculopatía no lo pone fácil. Las uñas no son micóticas, son distróficas debido a la vasculopatía.
Por otro lado la otra paciente viene por que le iban a amputar su dedo debido a una isquemia que padece pero ha decidido ir a nuestra clinica para ver si se lo salvamos pues también está dializada.





No hay comentarios: