domingo, 13 de septiembre de 2015

Chorreando en la Corrida Charra pero sin Chanfaina ni sustancia.

Hoy se ha celebrado en Salamanca el desafío charro, una corrida esencialmente salmantina, con seis toros de diferentes encastes, para dos toreros salmantinos, todos vestidos de charros, como han podido o los han vestido.
La corrida ha estado muy bien presentada, como es lógico desiguales por la diferencia de encastes, pero todos y cada uno de ellos, extraordinariamente presentados, con trapío, presencia, plaza, estampa, pero sin fondo, sin fuerza, una pena.
Los toros han salido descastados y descastados todos, no se ha salvado ninguno. Podemos entrar en matices de los comportamientos de unos y otros, pero en general, descastados, lo siento por que algunos ganaderos son amigos míos, pero la realidad es que ninguno ha sido bravo ni ha tenido fuerza. Se ha lidiado un sobrero de Montalvo que ha sacado peligro, era feote y fuera de tipo; en el enchiqueramiento esta mañana ha dado problemas y se venía venir su comportamiento, no nos gustó a nadie al enchiquerarlo.
Este precioso toro de Galache le tocó a Javier Castaño, tenía buen tranco y no metía mal la cabeza pero....totalmente carente de fuerzas, na da na, lo único, que fue dos veces bien al caballo.
Castaño con pundonor no pudo hacer mas de lo que hizo. Estuvo bien con el toro que humillaba pero sin fuerza alguna.
En una de los muletazos, el toro le pegó una fea voltereta. (foto del instante inmediato a la voltereta)
El segundo toro fue una pena, comenzó galopando y con buen son pero enseguida se terminó, sin humillar pero con nobleza. Ser rajó.


El toro de la Ventana de El Puerto, de 620 Kilos, lo mismo, sin fuerzas. El toro era un auténtico tío. El toro era difícil de torear.
En la foto se puede ver la largura del toro, un toro de mucha plaza al cual había que insistirle mucho y aguantarle mas.
En lugar del toro de José Cruz que fue devuelto, salió uno de Montalvo complicado además de feote, con peligro por el pitón izquierdo.
El Gallo no estuvo mal con el toro dentro de una faena simplemente decorosa.


El toro de Adelaida, excelentemente bien presentado, no ha resultado como el del año anterior. En esta ocasión el toro ha salido complicado, bastante complicado y además, se rajó.
Foto de la presencia, que no del comportamiento, del toro de Adelaida, precioso.
Javier Castaño se la jugó con el toro de Adelaida, estuvo intentándolo por todos los medios pero de donde no hay, no se puede sacar. 
Último toro, toro de Valdefresno, un tren, un pedazo de toro, un toro con mucha plaza y 605 kilos pero como todos, carente de fuerzas.
Ha sido el toro que mas se ha dejado torear, metía la cara con clase y además tenía temple, embestía despacito y con buen tranco.
El Gallo ha estado bien con el toro, pero le faltó tal vez entregarse un poquito mas con el. Le pegó buenos muletazos por la derecha y alguno bueno por naturales pero no terminó de rematar una breve momento que le ofreció el único toro claro de todo el encierro. En fin, un desafío charro sin chanfaina por culpa del ganado.

No hay comentarios: