domingo, 31 de mayo de 2015

Mi último viaje a Perú y a Colombia.

Ya de regreso de mi viaje a Colombia y a Perú, un poco cansado pero contento y con gratas sensaciones.
En Colombia tuve algunas reuniones y estuve con la compañera Jaqueline Delgado, el Dr. William, Yamel, el Dr. Abel Angee y la compañera Jaeaneth Rodriguez.
Con Yamel en su consultorio.
Con el Dr. Abel Angee y con Jaeaneth Rodriguez, Secretaria General del Congreso de Podología que se va a celebrar en Bogotá en Octubre y al que estoy invitado.
En Colombia la podología se está moviendo y esperemos que en un futuro cercano la carrera sea una realidad.
Ya en Perú fui recibido en el aeropuerto por las organizadoras del Seminario y del taller, las hermanas Pasache, junto a Arcangel, el Profesor José Quispe y la siempre atenta Zandra Reyes y Raúl.
El primer día en Lima y ya por la noche, se unió Limber Freire, todos fuimos a cenar. Ya hablaré de gastronomía en otra entrada pues en Perú se come de maravilla.
Con dos referentes de la podología Ecuatoriana, Limber Freire y Mario Segovia, un podólogo inquieto y que no duda en viajar de un lado a otro para aprender, incluso fue a Nueva York y coincidió con Sandra Kaspar en el curso organizado por Ricardo Becerro.
En una de mis conferencias en el Auditorio San Camilo.
Una de las mayores alegrías fue el volver a estar con Judith, el encuentro fue algo muy personal. En la foto con Judith y con otro de los grandes de la podología Peruana, Omar Sampietro. Para mi fue todo un honor y un lujo tenerlo en el Seminario, lo mismo que el año pasado en el Congreso Mundial Peruano, siempre es un placer tener oyentes de esa talla. Gracias Omar por tu presencia.
Otra grata sorpresa fue ver en el Seminario a Deysi del Aguila, la cual se inscribió en el Seminario a última hora. Deysi fue la Secretaria General del Congreso Mundial celebrado en Lima el año pasado, congreso que hasta ahora ha sido el mejor congreso que ha habido en Perú, congreso al que asistieron mas de 500 personas y asistieron de muchos países latinoamericanos, Méjico, Chile, Argentina, Colombia, Brasil, Ecuador, Venezuela, etc.
Será difícil el volver a aglutinar en un congreso de podología a tantos asistentes en Perú y con ponentes de tantos países. El esfuerzo que hizo Deysi apoyada por Zandra Reyes fue titánico, tanto en lo económico como en el esfuerzo profesional. ¿Se volverán a superar los 500 asistentes en un congreso en Perú?........espero que sí. Este mes hay un gran congreso en Perú al cual van grandes ponentes y ponentes españoles muy buenos.
De nuevo con Limer Freire, referente de la podología Ecuatoriana.
Con Antonieta Astete, podóloga peruana a la cual tengo un cariño especial.
Con Rosaliz Ramirez de Corporación Curafarma. Quiero darle las gracias públicamente, así como a Dermfarma por haber apoyado al evento y asistir al Seminario.
















Ambos laboratorios se fueron muy contentos con los resultados y están dispuestos a seguir apoyando a las hermanas Pasache el año que viene, donde el Seminario lo plantearán de otra forma según me han comentado.
Desde Guayaquil viajó Meryann Rios para asistir al Seminario.
En el Restaurante la Choza Náutica, donde hicimos las comidas de trabajo y donde se come fenomenalmente.
Con Violeta y Judith.
A Judith la conocimos en un Congreso en Cuba y desde entonces "sufrimos" una bonita amistad y este encuentro fue especial. A Violeta la conocimos por Judith hace 5 años en Perú, junto a Pilar y a Marina, las cuales por motivos de salud no pudimos ver en esta ocasión.
En el consultorio de Janks de Marzo después de realizar una cirugía. En Perú he realizado varias cirugías desde que fui por primera vez y para mi es una satisfacción que muchos peruanos y sobre todo peruanas, hayan comenzado a operar uñas, dedos, quistes.
Una compañeras me han dicho que soy el pionero de la cirugía podológica en Perú, que yo les he enseñado y animado, lo mismo que les introduje en el uso de la Dermojet y la Bleomicina.
Las malas lenguas y la envidia hacen y dicen que eso no lo hagan por........bueno, me callo. Algunos quieren cerrar el avance y acotar competencias, dentro los mismos podólogos.
Al tercer día realizamos un taller práctico de anestesia y colocación de isquemia mendiante venda de smarch y anillos de isquemia con 20 alumnos, cupo máximo previsto. La gente quedó encantada y ya están preparado otro para el año próximo. Dentro de poco les proporcionaré las fechas ya que me han pedido que lo diga con bastante antelación.




Todos me comentaron que nadie les había enseñado a anestesiar así, que siempre lo habían hecho con muchos pinchazos, otros pinchando diréctamente en la zona afectada, otros con agujas de insulina o agujas pequeñas, pero nunca con agujas largas y finitas y con tan solo dos pinchazos. Con dos pinchazos es suficiente para dormir todo el primer dedo y con agujas del 27G largas.
El taller tuvo mucha demanda, si hubiésemos admitido a 30 personas, 30 que se hubiesen inscrito, tal vez para el próximo taller, pero no mas personas pues es muy personalizado y práctico y si son muchas mas personas no se puede atender bien a todo el mundo.
Con Kajita y Leni, las dos organizadoras del Seminario y del taller, a las cuales les doy las gracias públicamente por haber contado con mi presencia. Estas dos hermanas apostaron por hacer estos dos eventos y sé del gran esfuerzo económico que hicieron y del esfuerzo personal, esfuerzo que se ha visto recompensado tanto en lo económico como en lo personal. Cuando se trabaja bien y se organizan bien las cosas, tiene su recompensa y ya, de antemano, gracias de nuevo por contar conmigo para el próximo Seminario y taller para el año que viene. Ya os diré fechas disponibles.
Al final de la página, hablaré del Seminario.
Para terminar con nuestra estancia en Perú, las hermanas Betty y Marina Tupia Quispe, nos invitaron a Mari Mar y a mi a La Dama Juana, un buen lugar donde hacen un espectáculo, espectacular.
Con Betty y con Marina.
Esperando la cena en Tanta, restaurante de Gastón Acurio.













Bueno, ahora voy a hablar algo del Seminario y del Taller. 
Ha sido el evento de podología mas caro que se ha celebrado en Perú. La cuota de inscripción era de 360 Soles para los profesionales, 260 Soles para los alumnos y 170 dólares para los extranjeros, precios hasta ahora impensables en un evento en Perú; pero las hermanas Pasache se estaban jugando mucho y no podían poner precios mucho mas bajos aunque pusieron un tiempo acotado de descuentos en el cual lo dejaron a 310 Soles, algo también caro para lo que se suele cobrar allí.
No querían que el Seminario fuese masificado pues querían que fuese algo bastante personal, muy directo y cercano algo que consiguieron.
Las expectativas que tenían se cubrieron de sobra, tanto las económicas como las personales, pero sí es cierto que pensaron en un número superior de asistentes cercano a las 100 personas. Se quedó en la mitad, fueron 50 personas al Seminario y 20 al Taller, en total 70 personas. 
Aunque las expectativas se cubrieron, el Seminario se boicoteó desde varios frentes. Varias personas e instituciones tenían interés en que a las hermanas Pasache les saliera mal su apuesta, no querían que fuese gente, hicieron todo lo posible para que así fuese, pero fallaron.
Las organizadoras procedían de la UNDAC, Universidad Nacional Daniel Alcides Carrión y eso no es muy bien visto por otras instituciones. Por otro lado otras personas no fueron para que no se molestaran otras y no se lo tomaran en cuenta, otras malmetieron a otras para que no fuesen por que decían que alababan mi soberbia y prepotencia (¿será posible?), y otras personas no asistieron por que económicamente no podían pagar 360 Soles pues es demasiado para ellas y prefieren asistir a cursos y seminarios mucho mas baratos aunque no aprendan casi nada o les enseñen cosas del pasado y no están interesadas en progresar, en avanzar en nuevas técnicas y tratamientos novedosos.
Por otro lado, decidieron no poner ninguna casa comercial pues según me contaron no estaban dispuestas a pagar lo que las organizadoras pedían y eran las casas comerciales las que querían poner el precio, un precio ridícula para las ganancias que podían obtener y según me comentaron, querían pagar menos que los inscritos al seminario, hay que fastidiarse.
El precio de  un stand eran 500 dólares pero el egoísmo les hizo no ganar mucho dinero, así de claro. Si hubiesen aceptado habrían vendido mucho, simplemente con una Dermojet que cuesta 1000 dólares habían pagado el stand y habían  sacado ya otros 500 dólares por lo que pagaban el costo del mismo y ya tenían ganancias, todas las demás ventas habían sido ganancias. Como no iban a ir, se llevaron bastantes Dermojet por encargo, un montón de anillos de isquemia y siliconas y se han encargado 6 Dermojet y bastantes mas cosas que se van a mandar, todo lo cual podían haberlo vendido las casas que hubiesen ido y ganado un montón de dinero, pero el egoísmo no les hace ver mas allá, solo quieren ganar ellos. Las casas comerciales venden la silicona a unos precios que con la silicona que me encargaron habían pagado varios stands. En fin ellos se lo perdieron pues las hermanas Pasache por dignidad, no aceptaron los ridículos precios que las casas comerciales ofrecían.
Kajita (Flor de María Pasache) y Leni (Elena Pasache), ya están pensando en el Seminario y taller del próximo año, me han pedido fechas disponibles y quieren darle un cambio en la organización y yo, encantado de colaborar con ellas y con todo el mundo.
Mañana lunes comienza de nuevo el trabajo en mi clínica, ahora a trabajar duro aquí pues me espera mucho trabajo. Comienza una nueva etapa de atletismo y tenemos muchos atletas para hacerles estudios biomecánicos y muchos que precisan plantillas, y a partir del martes, ya varias cirugías programadas.
El martes opero a una médico que vive en Madrid de una cirugía de acortamiento del primer dedo del pie derecho simplemente por estética, una operación de riesgo. A la cirugía vendrán la compañera de Zaragoza Sandra Kaspar y la rumana Marina Mitrán. Ya contaré el caso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Bernardino.A ti nadie te obliga a operar, ni siquiera tus pacientes (estaría bueno), y si lo haces es por ganar dinero, que gratis no lo haces, no???
No entiendo bien tu comentario....Es absurdo operar por estética, y si lo haces la ley te obliga a resultados satisfactorios obligados por tus pacientes como bien sabrás, por mucho consentimiento que le hagas firmar a la paciente.
Yo te sigo diciendo lo mismo, que no todo es operable, que deontológicamente ese 1º dedo mas largo yo jamás lo habría operado porque no es necesario , siempre tienes que mirar por el bien de tus pacientes, y esa operación no se ajusta a le lex artis, no es buena praxis,y la paciente que además será obsesiva y neurótica te volverá loco.
Opino que eres valiente exponiendo el caso, y me gustaría que otros compañeros cirujanos opinaran de la cirugía estética en el pie.Un cordial saludo.

BERNA dijo...

Consultado abogado dedicado a casos médicos, efectívamente Chema, al realizar una cirugía estética, hay que tener resultados estéticos predecibles y mejorar la estética del paciente, pero......no podemos asegurar los posibles problemas que puede acarrear dicha cirugía, y como toda cirugía, puede producier infecciones, engrosamiento de los dedos, inflamación, dolores postoperatorios, parestesias, movimientos limitados, y esos riesgos son los que asume el paciente. Yo tengo que dejar el dedo mas corto y recto posible, los problemas que esto puede acarrear no puedo garantizar que no ocurran.
Chema, dime si tienes que acortar este dedo, ¿Cómo lo harías sin realizar osteotomías?.....Otra cosa es que te niegues a operarlo, pero si decides hacerlo, ¿cómo acortarías el dedo?.
Desde un principio digo que es un riesgo biomecánico grande el operar este pie solo por estética, pero la gente, se opera por estética. En otras ocasiones he acortado el segundo dedo también simplemente por estética pues eran pies griegos que se los veían muy feos y largos y también hay que realizar osteotomías en las falanges o bien artroplastias o atrodesis, según decida el cirujano.
Gracias por tu comentario y tenéis razón en cuanto a los resultados predecibles.
Un saludo
Bernardino Basas