sábado, 21 de marzo de 2015

Dedo en Martillo, operación. Artroplastia. Un día de operación peculiar.

Varios me escriben y me dicen que pongo muchas entradas seguidas y que casi no les dan tiempo a leerlas y yo me vuelvo a preguntar, ¿ a mi me da tiempo a publicar y a ellos no les da tiempo a leerlas?...¿¿¿¿¿¿??????, no lo entiendo; además las entradas permanecen en el tiempo para cuando las quieran leer. De todas formas les voy a hacer caso y no voy a publicar tantas entradas seguidas pero lo que va a pasar es que dejaré de poner muchos y muchos casos. De hecho, esta semana solo he publicado una entrada y ahora tengo muchos casos por publicar y que tal vez no pueda hacerlo por falta de tiempo y espacio en el blog pues he tenido bastantes cirugías y muchos casos de biomecánica, plantillas, alguna fractura, úlceras.............
Hoy pongo la cirugía que hice ayer, en la cual estuvieron la compañera Cristina Pons de Ciudad Rodrigo que fue la que me mandó al paciente y a la cual le doy las gracias públicamente, y la estudiante Helene, la cual hizo unas fotos estupendas, una muy buenas tomas de cada paso.
Operé a un paciente de Ciudad Rodrigo un tanto atípico y peculiar el cual nos hizo alguna pirula. La mañana en el hospital tuvo anécdotas para contar. La primera fue que la cámara de fotos me falló y Helene tuvo que tirar las fotos con mi teléfono. Otra anécdota fue que ya casi al final de la operación, cuando estaba suturando la piel, una de las asistentes se mareó y todo el mundo se puso a atenderla y yo me quedé solo suturando y Helene haciendo las fotos. Al final, comentaré otra anécdota que nos sucedió con el paciente, al cual operé de un dedo en martillo y le realicé una atroplastia.
En la foto, realizando la incisión semielíptica y retirando la piel sobrante.
Después de disecar la zona y exponer el tendón, realizo tenotomía. Una buena foto que nos muestra el corte en el tendón. 
Una gran foto que muestra como estoy cortando uno de los ligamentos interfalángicos una vez realizada la tenotomía . 
Una foto preciosa que muestra como corto el ligamento lateral del otro lado.  
Articulación totalmente luxada y exposición de la cabeza de la falange una vez retirado el tendón extensor largo del dedo del dorso de la falange.
La verdad es que veo las fotos y me encantan. Helene ha realizado un buen reportaje, la quiero de fotógrafa en las operaciones cuando no esté mi hermano que es el que mejor las hace. 
Articulación interfalángica luxada. 
Cortando la cabeza de la falange con la cizalla ósea de triple articulación. 
Bonita foto que nos muestra el momento del corte de la falange. 
Cabeza de la falange cortada. Podéis ver el estado del hueso esponjoso o medular. 

















Limado de la zona para dejarla lo mas lisa y uniforme posible.
Espacio dejado, lo que nos va a permitir poner el dedo en una posición mas recta.
Foto de la piel extirpada y de la cabeza de la falange resecada.
Posteriormente suturo los ligamentos interponiéndolos con parte de tendón entre las dos falanges, formando una especie de capuchón. 
Realizo un bucle que coge a los dos ligamentos y al tendón. 
Capuchón interpuesto tapando la parte distal de la falange proximal.
Suturando los dos extremos del tendón tenotomizado. 
 Sigo suturando.
Tendón suturado.
 Suturando piel.
Fin de la cirugía. Posteriormente vendaje semicompresivo y el paciente se deberá de colocar un calzado post operatorio.
Ahora voy a contar lo que ocurrió. Después de la cirugía Cristina Pons y yo nos vamos a una sala a completar la historia quirúrgica y a realizar los informes de la intervención y las pautas post operatorias, pues bien, cuando terminamos y vamos a la habitación del paciente este se había retirado el gotero por su cuenta, nos lo encontramos en el cuarto de baño limpiándose la sangre y estaba de pies sin ponerse el calzado post quirúrgico. Se le formó un gran hematoma en el dorso de la mano que es donde se le cogió la vía para colocarle el suero. Se estaba tapando la zona con un papel. Le mandamos sentar con la pierna en alto y apretarse la zona de la vía para que no le sangrara y Cristina y yo nos vamos al bar del hospital a tomar algo mientras le doy el alta al paciente, 
Cuando volvimos a la habitación el paciente ya se había marchado, no esperó a que yo subiese a darle el alta y las enfermeras nos comentaron que en la habitación había un reguero de sangre. Ya durante la intervención, el paciente nos comentó que si podía conducir, a lo cual le dijimos que no por dos motivos, uno por que después de la cirugía inmediatamente no puede hacerlo para no fastidiar la intervención y el otro motivo es por que le habíamos sedado ya que al comienzo de la cirugía presentaba una tensión de 178/112.
El  paciente además era diabético y tenía colesterol, triglicéridos y transaminasas altos. Antes de la cirugía se le realizó una glucemia y tenía 280 y de tensión 198/117, todo un poema.
Esta semana que viene tengo otras cirugías interesantes y el día 30 una cirugía de un Köelher II, enfermedad de Freiberg, osteocondritis y osteonocrosis avascular de la cabeza del segundo metatarsiano que a veces afecta también a la base de la falange. Vendrán Miguel Angel y Sandra Kaspar.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

y te atreves a operar con esa tensión arterial y con esa glucemia.... joper aquí todo vale con tal de intervenir.Estamos volviéndonos locos todos

BERNA dijo...

Anónimo, creo que has dejado de pensar en lo que se puede hacer para poder intervenir a un paciente con esas características. Antes de la cirugía tenía esa glucemia, mas no en el momento de la intervención, la hemoglobina glicosilada la tenía en valores normales y debes fijarte mas en ese valor que el valor de glicemia momentánea una hora antes de la cirugía. La tensión arterial se la bajamos y la pusimos en 150/75.....aquí el caso es tocar las narices por tu parte, por lo que veo. Si no ves mas allá entonces si que estamos volviéndonos locos.
Bernardino Basas

Anónimo dijo...

Verdaderamente no entiendo que nadie pueda quejarse de que se publique demasiado, es para quedarse con la boca abierta. Primero, porque vamos a ver, ni que fuera obligatorio leer ningún blog. Segundo, porque este material es un tesoro, es una fuente de conocimiento gratuito, hay blogs parecidos que SE PAGAN, y este es gratis, lleno de fotos, mil explicaciones, tratamientos de vanguardia... ¡Y todavía hay quien se queja porque es mucho! Ver para creer.

Ortopodologia y Biomecanica dijo...

De verdad, hay gente para todo...y por cierto, como dices, las fotos son geniales.

Un saludo y gracias por la entrada.

BERNA dijo...

Yo no lo entiendo tampoco, la verdad.
B.Basas

Daniel López dijo...

Buenas Berna. Tengo una duda. ¿Para qué exactamente haces eso con los colaterales?

BERNA dijo...

Hola Daniel. Lo hago en ocasiones cuando creo que se me puede retraer y las falanges pueden rozar y evitar colapso articular. Es como hacer un capuchón que impide que la base de la falange roce con la falange donde realizamos la artroplastia. Similar a cuando hacemos un Keller interponemos la cápsula articular. No todas las veces lo hago.
Saludos
Bernardino Basas