lunes, 16 de febrero de 2015

Paispamba. Ganadería colombiana de Paispamba, de D. Enrique Alvarez.

Ganadería de Paispamba. Toros de D. Enrique Álvarez, en Paispamba, Sotará (Cauca). Hoy me han llevado a ver la ganadería de Paispamba, procedencia Conde de la Corte-Nuñez, cerca de Popayán pero inmersa dentro de las montañas, en las faldas del Volcán Sotará. Hemos tardado dos horas en llegar pues no hay carretera asfaltada, vamos, por lo que llaman una trocha, una pista que están empalando por los corrimientos de tierra y por la que atravesamos dos ríos. El paisaje es precioso. Para ver los toros tuve hasta que trepar por un empinado terraplén aunque no muy largo. 

Con Christian y Monica en Paispamba.
 El ganadero D. Enrique Álvarez es de Valladolid y lleva en tierras colombianas desde hace mucho tiempo, emparentado por vía directa con los ganaderos salmantinos Alvarez-Montalvo y primo carnal de uno de mis pacientes.

Tuve buen tiempo, pero al regreso llovió fuertemente. Gracias Chirstian, Mónica y Jaqueline por este agradable día.


Para  mi la experiencia ha sido única, inolvidable. Ahora me gustaría cumplir el deseo de poder tentar en Colombia, lo mismo que en México, Perú y Ecuador........Venezuela lo dejo aparte.
En Paispamba vi toros lustrosos y con trapío, ninguno descarado pero muy bonitos y musculados.
La ganadería se encuentra a casi 3000 metros de altitud sobre el nivel del mar, es una zona llena de vegetación y pasto, con abundantes lluvias y fresquita, una preciosidad toda la zona.
Vi toros y novillos de distintos y variados pelajes.

Serio toro de Paispamba, Enrique Álvarez,


Estos dos novillos se me descararon y se acercaron hasta donde yo me encontraba tirando las fotos. Los llamé y acudieron para posar para la foto.
Bonito novillo
Bonito caballo pinto.
Parte de la camada de toros
La finca es muy ondulada y montañosa.

Paispamba. A lo lejos se pueden ver distintos cercados con toros y novillos.
Uno de los ríos que tuvimos que atravesar y resulta que no íbamos con un cuatro por cuatro. Quiero dar la gracias de nuevo a Chistian, Mónica y Jaqueline por haberme llevado a Paispamba y por este día, para mi, emocionante.
Hacienda Paispamba.
A nuestro regreso paramos en la finca El Estribo, donde ya había estado la primera vez que vine a Colombia, un sitio muy bonito donde se come bastante bien. Llovió duro, muy duro.
Ni una sola vez de todas las veces que he venido a Colombia ha dejado de llover, tanto en Bogotá, Cali, Medellín, Popayán........En esta ocasión voy a Medellín y llueve, y en Popayán es cuando menos ha llovido de todas las veces.

No hay comentarios: