lunes, 2 de febrero de 2015

Operación de posible condroma o exóstosis. Silvia-Colombia. Un día de pesca

Llevo 5 días en Colombia y desde el día siguiente de mi llegada ya estuve viendo a pacientes de los que iba a operar y otros para ver que les podía hacer. Hay muchos pacientes preparados y ya, de momento, otras dos pacientes para una próxima vez pues en estos días ya es imposible, eran de juanetes y dedos en garra y ya está todo programado para los citados.
La primera intervención que he realizado en esta ocasión ha sido de un posible condroma o de una posible exóstosis, 
A la paciente, la cual padece Lupus Eritematoso Sistémico, la operaron hace unos años por que le dolía el dedo al lado de la uña en el canal tibial. Comenta que a pesar de la cirugía la zona siempre le ha seguido doliendo, hasta que le ha salido una lesión rojiza y bastante dolorosa y ya no aguantaba mas.
En esta foto anestesiando el dedo.
Esta es la lesión que presenta a simple vista, un granuloma con fibrosis circundante y con gran hiperalgesia. En la foto se puede ver perféctamente la forma de la uña operada y como además, esta toda la zona eritematosa. 
La compañera Jaqueline Delgado, antes de venir yo a Colombia, le mandó hacer una radiografía por que sospechaba que podría haber una lesión ósea en la falange y no se equivocó. Me mandó las radiografías a España y la paciente quedó citada para la operación de hoy.
En la radiografía se puede ver la asa ósea compatible con un posible condroma o con una posible exóstosis pues la cosa no está muy clara. 
La lesión es de gran tamaño y en esta posición se aprecia despegada de la falange, mientras en la Rx superior se aprecia pegada a la misma.
 Comenzando la cirugía.
Como la lesión ósea estaba situada medialmente planifiqué la cirugía como si hiciese un Winograd. 
Incisión semielíptica abarcando toda la lesión superficial y rodeando la lesión ósea. 
 Disecando toda la zona.
Sacando todo el gajo de piel y tejido celular subcutáneo.
Gajo extirpado en el cual se aprecia la lesión superficial, la cual afectaba epidermis, dermis y tejido celular subcutáneo. Presentaba una especie de higroma que comunicaba la zona superficial de la lesión ósea con el granuloma.
Exposición de la lesión ósea la cual vamos dejando libre de todo tejido blando.  
Con un elevador de periostio separo todo tejido de la lesión para que esta sea extirpada libremente sin problemas.
Con una cizalla ósea corto el trozo de hueso, el cual presenta un componente osteocartilaginoso. Superficialmente presenta cartílago y el interior es osteocartilaginoso con mas proporción de trabéculas internas que cartílago. Está en parte adherido a la falange. 
El tamaño de la lesión es considerable.
Se aprecia perféctamente el aspecto externo cartilaginoso  de la lesión. Si hacéis click en la foto y la agrandáis lo vereis perféctamente.
Una vez extirpada la lesión, con el Rangeur o gubia de hueso elimino algo mas de falange y de alrededor de la lesión para asegurarme y evitar recidivas. 
Posteriormente con una lima de hueso limo bien toda la zona dejando la falange lo mas lisa y uniforme posible.
Zona completamente limpia.
Con suero fisiológico realizo un buen lavado.
 Lavando la zona para después suturar.
 Suturando la zona.
Me gusta suturar con sutura fina pero resistente y monofilamento. No me gusta realizar suturas con hilo grueso ( en este caso quiero aclarar ) pues de esta forma casi ni se nota luego la cicatriz y además nos evitamos que puedan salir pequeñas hiperqueratosis que ha veces se pueden formar con hilos gruesos.
La incisión totalmente cerrada y la incisión semielíptica se convierte en solo una línea recta. 
Antes de vendar refuerzo la sutura con tiras de aproximación de Steri Strip.
 Ayer Domingo me llevaron a Silvia. He venido muchas veces al Departamento del Cauca pero nunca me habían traído a Silvia, un pueblo que está en plena montaña, a una altura de 2620 metros sobre el nivel del mar y tiene una población de 35.000 habitantes, muchísimos indígenas de las etnias Guambinos, Quinzo, Jambaló y Quinchaya. Los que mas abundan son los Guambianos.
Indígenas Guambianos con su vestimenta típica, ponchos azules, faldas negras las mujeres con rayas horizontales blancas y los hombres faldas azules, ambos con sombreros.
Plaza de Toros de Silvia. Colombia está salpicada con pueblos con plazas de toros bastante pintorescas y antiguas. 
 Estoy en plena temporada taurina colombiana, espero poder ver algún festejo taurino durante estos días.
 La zona de Silvia está enclavada en una zona netamente montañosa con grandes alturas y bastantes ríos. Es una zona truchera donde casi todos tienen a la trucha como un manjar. Por todas partes venden trucha, trucha arco iris y algo muy peculiar, los únicos que tienen permitido pescar en los ríos son los indígenas. En otras partes sí pueden pescar otros pescadores, pero en la parte de Silvia y Guambia, tan solo pueden pescar los indígenas.
 
Es una zona bastante fría y la belleza del paisaje es espectacular.
Silvia está enclavado en un entorno precioso pero entre tanta montaña se esconde lo que nadie quiere ver ni oír.
Me animaron a tirar una vara para pecar en un laguito y pesqué tres truchas pero no iba preparado para ello.
Las truchas eran cuarteronas y mas pequeñas pero había grandes ejemplares.
Esta fue la trucha mas grande que pesqué, de unos 350 gramos, las otras dos, cuarteronas. 
 Posando con dos esculturas de Guambianos.
Hora de comer. Comimos en un restaurante típico y la verdad que comimos muy bien y barato. Comimos comida paisa y alguna trucha.
Bandeja paisa, un gran plato con frijoles, carne deshilachada, tocineta (grandes torreznos), huevo frito, arepas y plátano frito, pa comer y......
 .......pa cenar; quiero decir que con este plato ya haces comida y cena juntas.
Pegándole un muerdo a un buen pedazo de torrezno.
Bueno, hasta otra.

No hay comentarios: