jueves, 8 de enero de 2015

Condilectomía. Heloma interdigital. Ojo de gallo. Ojo de pollo.

Muchos compañeros, sobre todo compañeras de allende los mares, me preguntan que como soluciono definitivamente los helomas interdigitales, llamados vulgarmente por muchos, ojos de gallo u ojos de pollo. Pues bien, normalmente esta patología tiene por lo general una causa ósea, bien una exóstosis interdigital o bien una hipertrofia de un cóndilo de una de las falanges, además de la presión y del roce.
Este caso que pongo es el de un paciente que he operado ayer, la cual estaba siendo tratada del heloma interdigital que padecía.
Miro al  paciente con el fluoroscopio y el heloma coincide con el cóndilo lateral interno de la falange distal del cuarto dedo, que con la presión del calzado y con el roce con el tercer dedo le formaba el susodicho ojo de gallo.
Aquí podéis ver la localización del heloma interdigital, ojo de gallo y ojo de pollo. El paciente era sometido a quiropodia, retirar la hiperqueratosis y enucleación de la lesión cada 20 días pues dice que no aguantaba mas tiempo y se le reproducía rápido.
Mi hermana, cuando acudió a nuestra clínica a por una solución definitiva, primeramente y con buen criterio le realizó una ortesis de silicona blanda separadora, pues otra compañera le había realizado otra ortesis demasiado dura y sin resultados.
La ortesis que le hizo mi hermana tampoco le solucionó el problema, solo le retrasaba la salida del heloma unos 10 días mas, con lo cual, cada 30 días tenía que quitarse la hiperqueratosis y el paciente ya quería una solución definitiva, por lo cual le propusimos la cirugía lo que aceptó de inmediato.
La intervención es sencilla y se puede realizar a campo abierto o por técnica M.I.S., ambas con anestesia local. Decidimos en este caso operarla por M.I.S.
Realizamos un bloqueo del dedo con mepivacaína y tan solo le pusimos tres c.c. La técnica anestesia es sencilla, bloqueamos los nervios digitales tanto dorsales como plantares con dos simples pinchazos.
En estas tres siguientes fotos vemos el acto anestésico, primero anestesiamos un lado.
Sin sacar la aguja y por la misma punción giramos y anestesiamos el dorso del dedo realizando dorxiflesión del mismo y pasando la aguja por debajo del tendón extensor dejando un habón en el lado contrario.
Esperamos un poquito y el segundo pinchazo lo realizamos en el habón por lo que resulta indoloro, para anestesiar los nervios del otro lado.
Comienzo la cirugía con una pequeñísima incisión realizada con el bisturí beaver 64 aunque la podemos realizar con uno del 67, no es transcendente.
Como se puede ver la incisión es muy pequeña.
Llegamos al hueso perpendicularmente.
Por la misma incisión introduzco un pequeño escoplo para separar todo el tejido blando del hueso y dejar este totalmente pelado para realizar el fresado del mismo.
Debemos asegurarnos que el hueso está totalmente libre de tejido blando, habremos despegado el ligamento interfalángico y demás estructuras, de otro modo al introducir la fresa esta se llevará partes blandas y resbalará sobre el hueso además de poder arrancar partes blandas que no deberíamos.
Introduzco la fresa Shannon corta, la cual coloco encima de la falange.
Con movimientos en abanico voy fresando el cóndilo de la falange.
Esto lo debemos hacer a revoluciones muy lentas. Veremos como va saliendo como una pasta que es el hueso fresado, como si fuese pasta dental roja.
Esta operación la realizamos sin isquemia y como se puede ver sangra poco.
Debemos de ser muy meticulosos en el fresado y no pasarnos ni quedarnos cortos, así como solo fresar hueso y no traumatizar partes blandas.
Nos ayudamos con el fluoroscopio para ver que realmente estamos fresando lo que queremos.
Podemos ver que estamos fresando el cóndilo de la falange.
Después de haber fresado, comprobamos como ha quedado la zona, también en imagen fluoroscópica.
Con una cucharita de Martini me gusta sacar los posibles restos óseos.
Posteriormente con una lima de hueso limo un poquito para dejar la zona mas uniforme y lisa.
Limando la zona con la lima.
Para ir finalizando, irrigo con suero frío para lavar bien la zona y que con el frío se corte antes la posible pequeña hemorragia.
Cuando el suero sale totalmente transparente y sin residuos, es momento de parar de lavar y comenzar a vendar.
Este tipo de cirugía, al realizar una mínima incisión no precisa de puntos de sutura. Si uno quiere le puede poner una tira de Steri Strip o de Leuco Strip o bien vendar diráctamente. Como veis, el sangrado se ha cortado.
Placa preoperatoria donde vemos el cóndilo responsable del heloma.
Placa post operatoria aumentada donde vemos que hemos retirado el cóndilo.

Bueno, comienzo el año con un pequeño viaje. Me voy a Madrid, pues tenemos una reunión la Junta Directiva de la Asociación Española de Cirugía Podológica con bastantes e importantes temas que tratar.
Quiero pedir disculpas al compañero que me ha invitado a participara en las jornadas de podología que está organizando pero esas fechas ya las tengo comprometidas.

2 comentarios:

cristina torres soto dijo...

Q buena técnica, la verdad q acá en chile los podólogos solo son técnicos y no estamos autorizados ni facultados para hacer este tipo de tto.
Muy buen trabajo .

cristina torres soto dijo...

Muy buen trabajo, lo cierto q en chile la podología es una carrera técnica y no estamos autorizados a hacer este tipo de tto invasivo.
Pero excelente como aprendizaje.