lunes, 14 de julio de 2014

Quiste mixoide, posible ganglión. Ortesis de silicona para segundo dedo supraductus un tanto aparatosa. Me voy de nuevo de viaje, largo viaje. Enhorabuena Alemania, lo siento Argentina.

Esta entrada será la última antes de volver a marcharme de viaje, un largo viaje al cual me está costando mucha pereza el ir y no tengo muchas ganas, pero bueno, me he comprometido y me tienen preparádos muchísimos pacientes para todo tipo de patologías, intervenciones, estudios biomecánicos, confección de plantillas y patologías fuera de lo común. Menos mal que económicamente me compensará por que por lo demás me va a compensar muy poquito ya que es un sitio que no me atrae mucho aunque la ciudad es bonita, lo mismo que el paisaje que la rodea, pero poco recomendable el visitarlo. La gente, estupenda, me tratan de maravilla.
Hoy no tengo muchas ganas de escribir y tengo casos muy interesantes para subir pero no quiero entretenerme mucho por lo cual solo voy a poner dos caso, el último como una curiosidad de cuando se hacen mal algunas cosas por no poner un mínimo de interés o no tener demasiada pericia.
El primer caso es el de una paciente que viene por que le ha salido un quiste en la zona medial de la articulación interfalángica del primer dedo. Realmente no me atrevo a decir con certeza que es pues en ocasiones pensaba en un ganglión y anatomía patológica me remite un informe diciendo que es quiste mixoide. Yo creo que es un posible ganglión pero.......Los quistes mixoides o mucoides, pseudoquistes, normalmente se localizan en las partes distales de los dedos, zonas periungueales, última falange, pero en esta localización ya he dicho que anatomia patológica me ha remito en alguna ocasión el diagnóstico patológico de quiste mucoide o mixoide. Ya lo veremos cuando a mi regreso lo extirpe si es que se decide pues le ha parecido un poco cara la intervención.




El segundo caso que pongo es el de un paciente que viene por un dedo supraductus y clinodactilia al cual una compañera le ha realizado una silicona en omega con muy buena intención pero que el paciente no la aguanta, y no la aguanta por el grosor y por lo grande que es, no por otra cosa pues realmente el tratamiento está bien indicado y logra corregir la deformidad.

El problema es que ha realizado la ortesis demasiado gruesa, demasiado grande y voluminosa. Fijaros en todo el espacio innecesario que ocupa y pensar que el pie lo tiene que meter en un zapato.
Esta vista por la parte plantar lo dice todo ¿quíen aguanta esto?. Además de hacer las cosas hay que hacerlas funcionales. ¿De que sirve realizar un tratmiento ortésico si luego el paciente no se lo puede poner? Los tratamientos deben ser funcinales, lograr su objetivo, en este caso bajar el dedo y que el zapato no le roce ni le apriete el dedo, pero debe de ser ponible.
La ortesis en omega, como digo, está bien indicada. Le aconsejamos realizarle otra pero dice iría a la compañera que se la hizo para que le haga otra y no le cobre pues además, dice que nosotros le cobrábamos mucho por hacer la ortesis y que la otra podóloga solo le cobró 25 euros por el aparatito.
Bueno, me voy de viaje. Hasta próxima entrada desde el otro lado del Atlántico.
 

1 comentario:

Luís dijo...

Buenas noches
Sigo su blog hace mucho tiempo.
Eres un referente para toda la Podologia de Portugal. Ver su blog nos da ganas se seguir mejorando e de forma humilde subir passito a passito.
Gracias por la formacion baseada en casos clínicos e hablando claramente de sucessos y insucessos.
Gracias
Luís