domingo, 16 de febrero de 2014

Como siempre, traigo el agua a Colombia. Comienza el Seminario de Ortopodología y Biomecánica.

Llevo seis días en Colombia y como siempre traigo la lluvia. Hoy comienza informalmente la preparación del Seminario de Ortopodología y Biomecánica, mañana comienza oficialmente.   Ya han venido casi todos los inscritos, hay una amplia representación de Ecuador y de Perú.

Todos estamos en una finca de la Universidad Áutónoma, un sitio precioso y donde gracias a Betty y a Jaqueline nos han hospedado con todo lujo de atenciones.

Tenemos a nuestra disposición toda la hacienda, así como un grupo de personas a nuestra disposición para todo lo que necesitemos, y la compañera Jaqueline se está portando fenomenal, haciendo muchas mas cosas de las que debiera, pues su compromiso con todos va mas allá de lo que debiera. En el día de hoy se ha encargado de ir y venir a la finca en varias ocasiones para tener todo dispuesto y su casa queda un tanto alejada del sitio donde estamos hospedados y del lugar del Seminario, pero ella quiere que todo esté perfecto.

El lugar que nos ha preparado no puede ser mas bonito y bien preparado, se lo ha trabajado mucho, y se lo sigue trabajando. Hoy también se ha encargado de que fuesen al aeropuerto de Cali a buscar a personas que llegaban desde Quito y fue al aeropuerto a buscar a personas que llegaban de Bogotá, es incansable y se lo agradezco de corazón pues yo sé como es su salud, algo que la mayoría desconoce.

Quiero darle las gracias a Betty, de la Universidad Autónoma, la cual ha puesto a disposición todos los servicios de la finca, habitaciones, piscina, campos de futbol, baloncesto, un sendero ecológico, hay un bar, guardianes, etc, etc. El auditorio es de lo mas pintoresco y amplio.

Este es mi dormitorio, con una cama impresionante y unos ventanales al campo que son una preciosidad.

Las demás habitaciones son todas con dos, tres y cuatro camas y literas, pero todas muy bien preparadas.

Este es mi cuarto de baño, el cual tiene bañera, ducha y sauna. Cada habitación tiene su propio baño.

Mi cuarto de aseo.

La sauna.

Los muebles son de madera, impresionantes. Todo de madera y piel.

Una de las salas con un portón al exterior.

Tiene varias torres y varias casas auxiliares donde se hospedan otros de los que están apuntados al Seminario.

Desde que he llegado a Colombia no he parado de ver pacientes, de operar, de realizar estudios biomecánicos, de infiltrar, de quitar papilomas, etc. Ayer mismo extirpé  5 papilomas.

En ocasiones, cuando estoy de descanso, me llaman para atender a pacientes que vienen sin estar citados previamente y me toca atenderlos sin ponerme el pijama, algo que no me gusta mucho, pero en fin.


En esta ocasión he realizado alguna técnica nueva para que la viesen y aprendan algo nuevo.

Eliana y Mónica preparando las carpetas del Seminario, el cual está avalado por la Asociación Española de Cirugía Podológica.

Mónica preparando una de las carpetas e introduciendo el temario y los apuntes.

Como siempre, dicen que traigo el agua a Colombia. Los primeros días no ha llovido, ha hecho calor, pero a partir del tercer día raro es el día que no llueve, pero aquí cuando llueve, llueve a mares, parece que el cielo se rompe. Hace dos días llovio como dicen ellos, durísimo.

Ayer la tormenta fue muy fuerte y la luz se fue en varias ocasiones y los demás días, aunque hace calor, llueve todas las tardes. Esperemos no esté así mas días.



No hay comentarios: