viernes, 4 de octubre de 2013

Bernardinadas y Basadas desde Uruguay.

El día de hoy ha sido una total Bernardinada, una Basada. Ayer por la noche los compañeros de Los Pies sobre la Tierra me llevaron a un Boliche, como dicen ellos, a cenar y a bailar. Iba a haber un espectáculo pero el grupo tuvo un accidente y no pudo ser, por lo cual, actuamos nosotros.

Después de cenar y bailar nos fuimos a otro sitio a tomar algo para despedirnos.

Quiero darle las gracias a todo el grupo de los Pies sobre la Tierra por el trato dispensado y por su amistad. Cominos un cordero patagónico a la cerveza negra que estaba buenísimo, estupendo y tomamos un gran vino. Esta foto la pongo dedicada a Daniela Carignano. Tomamos Rutini, un buen vino Argentino, después de habernos bebido otras dos botellas. Después de la cena vino el baile y como no, pues me tocó bailar. Dicen que no lo hacía mal pero yo me sentía que lo estaba haciendo de pena y lo que ocurre es que científicamente, el vino da valor, jajajaja. Fue una noche totalmente científica.

Hoy la Bernardinada ha sido grande. En Urugüay en la Colonia del Sacramento, se me ocurrió alquilar una bicicleta desde el puerto e ir a pasear por toda la ciudad. Hacía mucho tiempo que yo no montaba en bicicleta y me he pegado una paliza que me ha partido el cuerpo. Fui a ver la Plaza de Toros, y desde el puerto hasta la Plaza de Toros hay 8 kilómetros, por lo cual 16 kilómetros ida y vuelta, pero eso no es todo, al regresar a la ciudad colonial, me metí por un sitio distinto al de ida e hice un montón mas de kilómetros. Estuve unas tres horas pedaleando y sudando como un pollo, ya no sentía las piernas y al bajarme de la bicicleta me dolía todo el culo, lo tenía partido y la piernas se me doblaban, no podía ni caminar, no controlaba los movimientos de las piernas, las cuales me temblaban y ahora tengo unas agujetas de tres pares de bolindroquios.

La Plaza de Toros de Colonia de Sacramento está totalmente en ruinas, prohibido entrar pero hice una Basada mas y como no, entré, y entré hasta el centro del ruedo.

Es una Plaza de Toros estilo neomudejar y tuvo que ser muy bonita. Es muy grande y creo tenía capacidad para unas 9.000 personas.

Aquí con mi compañera de viaje por Colonia de Sacramento. Por la mañana, a las 8 de la mañana, hacía bastante frío, luego templó un poquito, no mucho, pero yo sudaba mas que un esquimal vestido en Senegal.

Me fui a visitar las playas, playas fluviales pero de un río que parece el mar, el Rio de la Plata. Al fondo se pueden ver las islas.

La ciudad está muy bien cuidada y limpia.

Hay muchos sitios para dejar las bicicletas.

La ciudad fue una colonia en pugna durante muchos años entre los portugueses y los españoles y hay muchos resquicios de Portugal pero finalmente se quedó España con ella hasta la independencia de Uruguay.

El día estaba nublado y cuando estaba un rato sin montar en la bicicleta, después de haber sudado, me quedaba frío.

Este es el puerto deportivo.

Y otra Bernardinada mas, me subí al faro y casi no llego arriba, no me respondían las piernas después de haber montado tanto en la bicicleta. Mañana de nuevo a Santa Fe, Argentina, si es que puedo, pues tengo un pequeño problema. Tengo que dar clases en la Universidad Nacional del Litoral, pero me ha surgido un problema con inmigración y no sé si podré ir. Espero todo se solucione y pueda ir sin problemas, ya veremos que me dicen en la Embajada Española. Lo estoy pasando bien, me están tratando estupendamente, pero ya tengo ganas de volver a Salamanca, de ir a mi casita.

2 comentarios:

DANIELA CARIGNANO dijo...

LO PASAMOS FENOMENAL...Y ES VERDAD QUE EL RUTINI ES UN BUEN VINO Y CUANDO SE TOMA CON AMIGOS MAS RICO...GRACIAS POR LA DEDICATORIA!!!

Kajita dijo...

que tales basadas... jajaja con razón extran tu casita.. besos amigo... pobres piernas...