lunes, 29 de octubre de 2012

Cirugía de tumoración digital distal. Primeras setas y membrillos. Semana gastronómica. Contestación a algunos y algunas.

 El caso que pongo hoy es el de la cirugía de una tumoración digital de un tercer dedo a nivel distal, zona periungueal. La tumoración superficialmente es muy indurada y en profundidad se nota una especie de bola encapsulada. La coloración superficial es oscura. En esta foto y en la siguiente estoy ralizando la anestesia del dedo. Antes de la punción, para que el pinchazo no se note, le doy con cloretilo.

 En esta foto podemos observar bien la coloración de la tumoración y el perímetro superficial de la misma. La anchura del dedo es notable y se puede adivinar que debajo de lo que a simple vista podemos ver hay una tumoración mas grande y no tan dura como la superficie.
 Fotos de la secuencia de la anestesia local.

 El lavado quirúrgico del paciente, tiene que ser eso, un lavado quirúrgico, tan abundante y exhaustivo como el lavado quirúrgico del profesional.
 Después del lavado quirúrgico, pintamos el pie con povidona yodada, no solo el dedo como he visto en muchos videos que circulan por internet, que operan sin las mas mínimas normas de asepsia. He visto operar uñas en condicines terribles de insalubridad, sin las mas mínimas normas quirúrgicas.
 Posteriormente procedo a realizar la isquemia con el anillo de goma. A algunos compañeros les gusta mas y prefieren realizar la isquemia en tobillo, aunque solo sea para un dedo, pero yo discrepo. Es una cirugía tan corta de tiempo quirúrgico que el daño que puede hacer el anillo en el dedo, es mínimo o inexistente, digan lo que digan; en cambio si se realiza en tobillo hay mucho mas tejido comprometido, mas venas, arterias, nervios, músculos, etc. afectados por la presión del manguito.
Realizo una incisión longitudinal dorsal, delimitando la tumoración y separando esta de la lámina ungueal.
 Posteriormente con un elevador romo intento despegar en todo lo posible y sin cortar, la tumoración, despegándola de los tejidos a los que está adherida.
Una vez he despegado la lesión superficial, procedo a eliminarla cortando con el bisturí toda la pieza.
 La lesión está muy bien delimitada y noto como debajo de la tumoración superficial se encuentra un tejido de consistencia cartilaginosa.
 Lesión superficial extirpada.
En esta foto podemos observar como debajo de la lesión superficial extirpada hay otra tumoración bien delimitada, de consistencia cartilaginosa, y color blanquecino.
 Simplemente con la hoja del bisturí despegamos la tumoración y sale toda la pieza entera con mucha facilidad, prácticamente sin tener adherencias.
 Una vez extirpada toda la tumoración vemos el hueco que queda, oquedad que legramos un poco por si queda algún resto de cápsula tumoral o de células tumorales.
 Una vez estamos seguros de dejar la zona limpia, procedemos a suturar la zona.
 En este caso suturé con 4/0 realizando tres puntos.
 No me gusta suturar atravesando la lámina ungueal pues a veces, cuando lo hacía, vi en alguna ocasión como se formaba un heloma subungueal.
 Realizo la sutura en el tejido latero-subungueal sin perforar la lámina para nada.
Un simple vendaje alrededor de la zona intervenida con una gasa impregnada en betadine y una venda de dedo, es suficiente.
 El tejido extirpado lo mando a anatomía patológica para que el anatomopatólogo realice el estudio correspondiente y me mande el informe con el diagnóstico definitivo de certeza.
Las primeras setas de la temporada han sido unos Boletus Edulis que estaban buenísimos.

La semana pasada fue muy gastronómica y culinaria. El sábado hice estas setas, unos Boletus Edulis que me quedaron estupendos, con la ayuda de Mari Mar, pues el limpiarlos es tarea un poco pesada. Los hice para comer, pues por la noche, tuve cena taurina.
Aquí podéis ver este manjar listo para cocinarlos. Los Boletus, sobre todo los de la especie Edulis, tienen un sabor muy peculiar y exquisito. Los hice salteados al ajillo laminado con un poquito de guindilla solo para darles un toquecito y luego regados con un vinito blanco seco. Me quedaron para chuparse los dedos.
Las criadillas de tierra también están empezando a salir pero son mucho mas difíciles de encontrar.
El mismo sábado por la mañana fui a Aldealengua, al chelet de mis padres, y mi padre me dio los primeros membrillos de la temporada, unos membrillos estupendos, grandes y de buen sabor. El olor que me dejaron en el coche es buenísimo.
Fijaros que hermosura de membrillo.














También el sábado, pero esta vez por la noche, seguimos con la jornada gastronómica, esta vez una cena taurina, donde nos reunimos la PEÑA DEL TENDIDO 5 en el restaurante la Casona del Teso, donde cenamos de lujo. Unos entrantes estupendos de Jamón Ibérico de Bellota, Lomo Ibérico de Bellota, Queso curado de las Arribes, Mollejas a la plancha estupendas, Timbal de queso de cabra y gambas con ensalada, Pulpo a la Gallega y para finalizar, un Chuletón y Rodaballo; de postre tarta San Marcos y helado con los chupitos correspondientes.
El miércoles también tuve COMIDA, y digo comida con mayúsculas por que fue algo para ver en el Mesón el Albero.
Nos reunimos para comer en El Albero unos cuantos taurinos con motivo de que el dueño del restaurante, un gran aficionado, se va a jubilar. En el Restaurante Mesón el Albero, de Pedro Morín, se come bien, pero te pueden dar mas muletazos y pases por bajo tocándote las orejas que Morante en una tarde aciaga.

En esta ocasión, Pedro se portó, y se portó muy bien. Nos puso para comer unos garbanzos con callos que estaban estupendos, creo que todos repetimos. Luego nos puso un salpicón de mariscos bueno y la sorpresa fue que nos puso Foie de Hígado fresco de Pato exquisito pero bien, bien, nada de cuatro cachitos para el hueco de una muela; en esta ocasión los platos de foie de pato tenían cantidad. Para terminar la comida nos puso la especialidad de la casa, la carne a la brasa y tengo que decir, que sobró, pues no la pudimos terminar. Yo me puse morao, pues de mi parte comieron poco y eso que Pablo tiene buen saque. En la comida estuvimos José Martin (Presidente de la Federación de Peñas Taurinas), Cubino (Policía y Expresidente de la Plaza de Toros de Salamanca), Pablo del Castillo (sempiterno custodio del Museo Taurino de Salamanca), Paco Romero (ex torero), Ruben de Dios (ex banderillero y empresario) y yo (ex maletilla). Aquí estamos todos con Pedro Morín al fondo.
A mi, el restaurante El Albero siempre me ha gustado, me parece un lugar con cierto encanto, donde ponen buena carne, buenos boletus, buenas setas de cardo, buenas almejas, buenos puerros en escabeche y Foie de Pato exquisito. La bodega es un poco cortita y casi es mejor, pues los muletazos que pegan con el vino te rompen las costillas, bueno, y cuando se dobla el camarero por los costados, te rompe hasta el alma con las raciones y los precios.
Tengo pendiente otra cena en el Albero antes de que Pedro se jubile y cierre el restaurante, espero que también se estire.
El Viernes por la noche fue la entrega de trofeos taurinos del Casino y nos dieron un vino de honor con empanada de bonito, jamón, lomo, salchichón y croquetas que volaban como perdices, vistas y no vistas, parecía que el personal no había comido en su vida y se supone que el personal que va a ese evento es gente de "ALTA ALCURNIA". Pablo del Castillo, Paco y yo, nos abrimos y nos fuimos a comer unas tostas de bacalao en carpaccio, gulas, chipirones y anchoas con queso fresco y buen vino al Bacab.
A algunos en Ecuador, y a algunas, parece que no les gusta mucho el Seminario que están organizando, al cual me han invitado. No es que no les guste el Seninario, lo que no les gusta es que vaya un extranjero, un español, dicen que en Ecuador tienen grandes profesionales y que no hace falta que nadie vaya allí a enseñarles nada. Son unos cuantos ignorantes como los hay en todos los sitios, que se creen autosuficientes. Uno de ellos me dice que a lo único que voy a Ecuador es a llevarme los dólares y traerme dinero para España.
Una compañera, podóloga española, mas concreto de Barcelona y que lleva viviendo 2 años en Quito, dice mas o menos lo siguiente: Basas, me parece muy mal lo que haces, todas esas personas a las que enseñas no tienen ningún título válido, ni conocimientos y las enseñas a operar. Dice que me aprovecho de esa gente y que es mucho lo que le cobro, 300 dólares por persona y que lo que hago es joder el nombre y el prestigio de la podología.
Hay que ser memo, en este caso, mema, tonta de remate y un poco cortita para decir que por enseñar, sea lo que sea, desprestigio y jodo el nombre de la Podología, cuando yo pienso que es al contrario.
Mira cenutria, si a mi me invitan y me llaman para dar unas ponencias sea donde sea y me lo pagan, voy, te parezca mal o bien, sea en Ecuador, Portugal, Francia, Perú........o la Conchinchina. Si quieren que hable de ortopodología hablo de ortopodología, y si quieren que hable de cirugía, hablo de cirugía, ¿te parece bien?.......Nooooooo, pues te arrascas con un palo.
De verdad que hay que ser idiota y tener mala fe para decir ciertas cosas. No he publicado el comentario por que no lo firma la compañera Barcelonesa, mandando un anónimo cobarde. Si pone nombre, apellidos y lo compruebo, se lo publico enterito. Creo que ella es una simple podoquirocallista que no sabe que muchos podólogos y podólogas de Ecuador operan uñas, hacen plantillas y mas cosas que ella no sabe, ni hace, al menos da esa impresión en su comentario. Muchas compañeras y compañeros ecuatorianos al menos son fisioterapéutas y enfermeros o enfermeras además de podólogos, algo que no sé si ella será y otros están auspiciados por médicos.
Otro cenutrio dice que por qué llevan a dar un Seminario a un español, que hay gente en Ecuador que no le tienen que envidiar ni a los Estadounidenses ni a los Españoles, que lo único que hacemos los extranjeros es llevarnos los dólares a nuestros países. Este es otro tonto ignorante, que parece que hay varios.
Bueno, espero no aparezcan por el Seminario de Quito por que voy a estar varios días antes sin comer.



No hay comentarios: