miércoles, 8 de agosto de 2012

Espolón calcáneo (Fascitis). Fascitis, plantillas, infiltraciones. Cholado colombiano. De nuevo Angel Basas.

Estamos teniendo un mes de Agosto que aunque ha bajado con respecto a Junio y Julio, está siendo bueno en lineas generales, sobre todo en ortopodología y en patologías como uñas incarnadas y papilomas. La quiropodias han bajado mucho pero el taller lo tenemos a rebosar para hacer plantillas.

Nos ha venido un paciente con gran dolor en el talón del pie derecho a la altura de la inserción de la fascia plantar en el tubérculo interno del calcáneo. Le hacemos un estudio radiológico y lo miramos con el fluoroscopio. Así mismo le realizamos un estudio biomecánico y llegamos a la conclusión diagnóstica de Fascitis Plantar. A su vez presentaba un gran espolón calcáneo.

Al paciente le habían realizado numerosos tratamientos, todos  ellos fallidos por lo cual le propuse hacerle unas infiltraciones.


Al paciente, diagnosticado de fascitis, no solo por mi, sino por otros profesionales, le habían confeccionado unas plantillas que yo creo no cumplían la función deseada para su fascitis plantar, algo que me ratificó el propio paciente al seguir con los dolores, y ante ello le propuse realizarle otros soportes plantares pero prefirió las infiltraciones. Estas plantillas de las fotos son las que traía, realizadas fuera de Salamanca. Sinceramente las plantillas no estaban mal confeccionadas, pero no mejoraban en nada la patología que presentaba el paciente y creo que era por varios motivos.


Uno de los motivos era por que el paciente tiene una insuficiencia de apoyo y estos soportes no daban el apoyo suficiente para repartir las presiones equitativamente.

Otro motivo era por que el paciente presentaba una pronosupinación no compensada con los soportes. Se le apreciaba una inestabilidad dinámica que las plantillas no lograban corregir.

El motivo de que los soportes no corrigiesen estos problemas es que las plantillas eran excesivamente blandas. Tan solo con mi dedo pulgar, apretando con la mano, logro descender todo el arco longitudinal interno. Imaginaros cuando el paciente, con todo su peso, se ponga encima de los soportes, estos casi se aplanan y no cumplen función alguna para la fascitis plantar.

Además de todo esto, los soportes se vencían hacia el lado interno, y apretando el ALI con el dedo pulgar de mi mano, la plantilla realizaba una pronación que no neutralizaba apretando con los otros dedos el lado contrario.

También ha venido otro paciente con otra fascitis y al cual, igualmente le infiltré, pues le habían realizado todo tipo de tratamientos sin resultado positivo.

Lo único que no le habían realizado al paciente era infiltrarle ni darle Ondas de Choque.

Secuencia de la infiltración con esteroides, medicamento homepático y anestésico.


Otro atleta ha venido para realizarse unas plantillas. A este atleta que ya le habían confeccionado tres pares de plantillas le recomendaron viniese a nuestra clínica otra serie de atletas a los que habíamos tratado. El atleta viene de fuera de Salamanca, para mas señas, debería de estar compitiendo pero a consecuencia de su lesión y dolor en el pie, no ha podido acudir a una importante cita de atletismo. Pongo tan solo sus zapatillas por que algunos compañeros las reconocerán, y me refiero a compañeros podólogos, no atletas.

Digo esto, por que precisamente uno de estos compañeros le dijo que sus plantillas son las mejores y si no le funcionan las que el hace, no funcionan ninguna. Hay que ser listillo y TONTO.
De nuevo mi hermano Angel Basas es noticia. Ayer por la noche, el Alcalde de Salamanca llamó a mi hermano Antonio para decirle que en la televisión estaban hablando de mi hermano Ángel. Que la atleta Nuria Fernandez había dicho que ella le daba las gracias a Angel Basas y a su entrenador por haber hecho posible su presencia en las Olimpiadas y en haber llegado a las semifinales. Hoy en la prensa, la noticia se recoge y nos llaman por teléfono para darnos la enhorabuena. Enhorabuena a Nuria Fernandez que es la atleta y a mi hermano.
He tenido una paciente colombiana con una onicomicosis y hablando pues le dije que yo había estado varias veces en  Colombina. Ella era de Pasto, al sur de Colombia donde yo no he estado, lo mas cerca de Pasto que he estado ha dido en El Patía, zona roja, caliente, al lado de Balboa, territorio guerrillero. Ella decía que le gustaban los cholados y yo le dije que a mi no me gustaban mucho, me parecían muy empalagosos y me daban luego mas sed.

Los cholados no es ni mas ni menos que hielo, hielo que trituran con una máquina que da vueltas y va cayendo a un barreño.

Posteriormente al hielo le echan varios colorantes con diferentes sabores, los que uno prefiera. De fresa,

de mango, de naranja, de lo que uno quiera.

Luego le echan zumo de limón exprimido.

Y no sé, como una crema de leche o condensada, no me acuerdo muy bien.


Lo cierto es que está demasiado dulce, demasiado hielo y que luego me da mas sed.

Cuanto mas limón mejor, y menos colorantes de sabores.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Conozco a ese atleta. El problema que tiene no se lo quita ni San Pito Pato bajado del Cielo. Esas deportivas las conozco bien. Ya contarás si le has solucionado el problema.