domingo, 25 de marzo de 2012

Dicen que no toreo mal. Día del Podólogo, buenas jornadas. Cada vez me sorprendo mas con las personas. Esther Hernández Cortina.

Sigo con mis entrenamientos, toreando y tentando todo lo que puedo, todo con vistas al para mi, gran acontecimiento que se me avecina el mes que viene. En menudo lío me he metido, quién me manda a mi. Si todo sale bien, no pasará nada, pero como salga mal, de una u otra forma, me van a llover críticas y bofetadas por todos los lados.  Quiero advertirle a todo el mundo que si me pasa algo, no es culpa de nadie nada mas que mía, ni de mi familia, ni de los taurinos, ni de la Luna, ni na, mía, tan solo mía. El otro día me llamó un amigo desde Badajoz y otro que me tiró de las orejas, que si estoy loco, que lo deje ya, que no toree mas, en fin, lo que me dice mi mujer muchas veces pero a la cual no hago caso, es mas, muchas veces sueño con torear bajo La Luna Llena, bajo la mirada de las Estrellas, en una noche Clara de Luna, tan solo con la mirada atenta de La Luna, pero eso sí pasó a la historia, aunque los sueños, sueños son. Los verdaderos sufridores de toda esta historia son mi famillia, pero en fin, soy tan cabezota, tan terco, que sigo toreando solamente por una cosa, por Amor al Toreo, por que me fascina, por que disfruto, por que el superar ese miedo, esa tensión y hacerlo con arte, con duende, son sentimiento, me puede, aunque a veces no me salga bien y esté de pena, pegando un petardo y haciendo el ridículo, pero en fin, no tengo remedio. El día 22 de Abril todo puede pasar.

Como he dicho muchas veces,  no me gusta nada torear de calle, pero en esta ocasión no me quedó mas remedio, las dos calzonas que tengo de torear las tenía en reparación, estaban dañadas por el paso del tiempo, el roce de los pintones sobre los muslos, manchadas de sangre y de sudor.

A veces no me siento a gusto, pero cuando los animales salen buenos, disfruto realmente y realmente toreo con gusto y bien.

Mi concepto del toreo no lo puedo explicar muy bien. Unos dicen que tengo un toreo de arte, otros, que tengo gran clasicismo, otros, bueno, otros dicen que toreo de puñetera pena, pero es que hay gustos para todos.


Entre los que decían que toreaba con arte están y estaban, Carlos Pereletegui Padre, Don Lance, Toño Blazquez, Don Ángel Sanchez y Sanchez Ganadero de Miguel Muñoz, Iñigo S. Ortiz de Urbina, Ganadero de Sepúlveda, D. Dionisio Rodriguez Ganadero de Villavieja de Yeltes, Dionisio Rodriguez (Toreri) y los que dicen o decían que toreo de pena, pues........bueno, muchos, otros tantos.

Cierto es que cuando toreo bien y me encuentro a gusto y disfruto, casi todos los que lo presencian son unánimes en sus opiniones, pero cuando no estoy a gusto delante de los animales, o estos no me dejan estar como yo quiero (no quiero decir que los animales sean malos, no), parece que ni siquiera sepa torear, no doy pie con bolo. En algunas ocasiones y yo lo reconozco, me han tocado novillos, vacas, etc, buenos, bravos, pero que no los he entendido y no no he estado a la altura de las circustancias, incluso con un novillo bueno, he estado rematadamente mal.

Hay amigos, pero cuando me encuentro a gusto, hasta yo mismo me creo que soy el mismo Juan Belmonte y Joselito juntos. Estoy en un momento en el que como me salga un novillo bueno y me deje estar a gusto, sea noble y se desplace y me deje estar, puedo bordarlo; pero estoy en un momento al mismo tiempo, que como no lo vea claro, puedo pegar un petardo de órdago.

Estas fotos no son hechas por ningún fotógrafo profesional, me las hizo un amigo aficionado y como podéis ver, hay algunas bonitas, algún buen muletazo, otro no tanto, pero para no ser fotógrafo, captó momentos muy buenos.

Por ejemplo este muletazo relajado, templado, metiendo los riñones, acompañando con la cintura.

Las vacas fueron importantes y alguna de ellas astifinas.

Estos entrenamientos son los que me gustan. Si pudiese entrenar así todos los días y todos los días torear dos vacas, estaría mas contento que unas castañuelas.


Me encanta agarrar la muleta y el capote con los dedos, torear con la yema de los dedos, no con las manazas. Algunos agarran los capotes como si fuesen manillares de moto o bicicletas, pero el torear con los dedos y las muñecas es otra cosa, otra dimensión.


De vez en cuando me permito hacer algunas florituras, siempre que el ganado se preste, con empaque y con arte. ¿Dónde me he metido?. Cada vez que lo pienso me tiemblan las piernas. Tengo mas miedo a hacer el ridículo que al novillo.


Dejo por hoy el tema de los toros que me estoy poniendo nervioso.
Durante el Viernes y el Sábado he asistido invitado al Día del Podólogo, XXIX Aniversario de Actualización Podológica, 50º Aniversario del Reconocimiento y Reglamentación de la Especialidad de Podología.                                  Bajo mi criterio ha sido un gran evento donde han asistido muchos podólogos, y no solo de la comunidad de Madrid, sino de toda España.       Cada vez me sorprendo mas con las personas, a veces gratas sorpresas, otras, pues  no tanto. En esta ocasión han sido mas bien sorpresas gratas aunque alguna desagradable también he tenido. Varias compañeras y algún compañero se me han acercado y me han dicho que son fans de mi blog, que les encanta, que son seguidores diarios del mismo. Una guapa y rubia compañera se me acercó y me dijo que es una fan de mi blog y me dijo que le encantaba y aprendía mucho de el lo cual le agradecí sinceramente y me quedé un poco sonrojado pues fue la primera que me lo dijo y no me lo esperaba, posteriormente mas compañeras y compañeros se acercaron para hablar conmigo y decirme lo mismo. Un compañero se me acercó para decirme lo contrario pero le di las gracias por decírmelo cara a cara y de frente. Me dijo que no cree que debiera publicar ciertos casos en el blog y que no debería decir los pasos a seguir para realizar los tratamientos que muchos profesionales no podólogos siguen el blog y aprenden de ello. Logicamente difiero de su opinión y le dije que si no le gusta mi blog, que no lo lea, a lo cual me dijo que no es que no le gustase realmente, que lo que no le gusta es que lo lea gente no podólogo, bueno, es la opinión de algunos. Otro compañero y otra compañera a los cuales no conocía de nada, se me acercaron y me dieron la enhorabuena por mi trayectoria a lo cual les respondí que mi trayectoria es normal y corriente, que mi trayectoria no tiene nada de especial, y me dijeron que todos los días entran en mi blog para ver si he puesto alguna entrada nueva. Una chica morena, bueno, una morenaza espectacular, estudiante de podología se me acercó y me dijo que también era seguidora de mi blog, el cual era conocido en toda su clase y que era mas famoso que los libros que utilizaban en la carrera; seguidamente cuando subía las escaleras hacia el auditorio, me crucé con un compañero que ni me dirigió la palabra pero que casi me mata con la mirada, solo le faltó darme un empujón y tirarme escaleras abajo. Pobre hombre, está mas amargado que una almedra amarga impregnada en hiel y eso que no tendría motivos para ello, en cambio, es todo bilis.
Otra compañera que estuvo en el último seminario que organicé en Salamanca, no conocía mi blog. Yo estaba sentado solo el primer día y a primera hora, se dirigió a mi, ella estaba en la fila detrás de mi y me dijo que si se podía sentar a mi lado a lo cual accedí encantado. Vimos algunas ponencias juntos y hablamos, tomamos un café juntos, junto a otro compañero y comenzamos a hablar de internet. Saludé a Karina, se acercó otra compañera y comenzamos a hablar de mi blog. Durante una de las ponencias, la compañera que se sentó a mi lado, se conectó a mi blog con el teléfono y como podéis ver en la foto, está en una  página en la que hablo de la fascitis plantar y el TOPAZ.

Mesa redonda en la que estamos el moderador, Vicente Rubio
en el centro, y de izquierda a derecha mi buen amigo Dionisio Martos con el cual algunos dicen que nos henos enfrentado, Echegaray, el moderador, Miguel López y Bernardino Basas, o sea yo.
Momento de entrega del obsequio, el cual sinceramente es bonito, al menos a mi me gustó. A la izquierda de la foto mi amigo Dionisio Martos sonriente, gran profesional y gran persona, !Ah! y no es Podoperito, eso fue una broma mía.

Los componentes que dimos las ponencias de esa mesa redonda con los diferentes obsequios.

Mi amigo Dioni exponiendo su disertación sobre el Uso racional de Medicamentos. Después de la mesa redonda y de una pregunta que le hice a Dionisio, pregunta que precisamente iba en mi contra, sin escudos, a pecho descubierto pero con toda la intención, algunos han pensado que era un enfrentamiento entre Dioni y yo y nada mas lejos de la realidad. Dionisio y yo antes habíamos hablado algo sobre el tema, y al principio de mi ponencia ya dije que no había sido sometido a ningún comité de ningún tipo, y durante toda mi ponencia fui tirando puyas y haciendo preguntas subliminales para que "algunos" se las respondieran. Sobre algunos "productos", no admitidos como medicamentos para uso humano y los que si  están legalmente autorizados para usar en humanos y sus indicaciones, podéis consultar en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, donde podéis leer y ver todos los medicamentos y sus usos, así como escribirles y consultar sobre lo que queráis, medicamentos, ácidos de todo tipo, tricloroacético, monocloracético, nítrico, cantaridina, etc.

Durante este evento se presentaron algunas ponencias muy buenas y otras no tanto, pero hubo dos que para mi tuvieron un mérito sobre las demás y fueron las de las compañeras Esther Hernández y la de mi amiga Alba Arnés.            Esther Hernández es una compañera de Ávila que presentaba por primera vez una ponencia con todo lo que ello conlleva de nervios, de preparación, de angustia. Su ponencia se titulaba Pie Plano/Pronado. Fascitis, espolón calcáneo e insuficiencia del Tibial Posterior. Tratamiento Ortoprotésico ( Uffffff, menudo temazo, todo un compendio para hablar de el durante toda una semana). La compañera, para ser su primera vez, estuvo bien, controló los nervios, dijo cosas coherentes, otras no tanto, pero eso nos pasa a los que llevamos muchos años dando conferencias, el caso es que su ponencia no dejó indiferente. A esta compañera le auguro un buen futuro, un buen porvenir y hará ponencias realmente buenas. Enhorabuena Esther. Aclaro que en la foto, Esther es la del medio.
Buenas ponencias fueron las expuestas por Javier Aycart, Enrique Giral, Guillermo Lafuente, Victor Alfaro, J. Oscar Izquierdo, Dionisio. Otras no había por donde entenderalas.

No hay comentarios: