jueves, 30 de junio de 2011

Plaza de Toros de Popayán. Zona de el Patía-Balboa. Zonas Calientes (peligrosas). ERITROMELALGIA.

Estoy un poco cabreado. Hay gente que no merece la pena, chusma de mierda, asquerosos que solo intentan hacer daño. Lo que ocurre es que la mierda siempre será mierda y olerá mal, con el tiempo se seca, no huele, pero sigue siendo mierda. Digo esto por que alguien ha entrado en mi correo, me lo han hackeado y por seguridad, me lo han clausurado. Para todos mis contactos y todos los que quieran, como mi correo electrónico era público, os pongo el nuevo correo para el que lo quiera tener. El correo es el siguiente: bernabasgar@hotmail.com , espero que este no me lo fastidien. Este correo es público, el privado alguno ya lo sabéis.
Llevamos unos días hasta arriba de quiropodias, tanto paciente particulares, como de compañías. Los de los seguros sociales de la Junta de Castilla y León y los del Ayuntamiento, los tenemos controlados, esos son siempre el mismo número de pacientes diarios, no atendemos ni uno mas. El mes ha sido, ha falta de dos días, un gran mes, según me cuentan mis hermanos ya que yo hasta el día 20 no comencé a trababjar después de estar trabajando en Colombia. Ayer fue un día estupendo en cuanto a pacientes para estudios biomecánicos y plantillas, ni mas ni menos que tomé moldes a 6 pacientes para hacerles soportes plantares y otros dos estudios que no precisaron de ello; así mismo realicé tres ortesis de silicona y mis hermanos alguna mas. Ayer también tuve una operación a una señora ya intervenida hace casi un año por un traumatólogo. Le realizó una artrodesis fallida en un dedo y le dejó una espícula en una de las falanges que se le clavaba y le provocaba un heloma dorsal que no aguantaba. A la intervención vino Rocío y creo que salio bastante bien.
PLAZA DE TOROS DE POPAYÁN: voy a contar la historia de lo que me ocurrió en la plaza de toros de Popayán. En mis anteriores visitas a Popayán me quedé con ganas de ver su Plaza de Toros por dentro, pues por fuera la había visto muchas veces pero sin mas. La Plaza está rodeada por fuera de todo su terreno de un muro de ladrillo cara vista, con diversas entradas al interior, no a la plaza, en forma de arco mudéjar, lo que impide ver el exterior de la plaza. Yo tenía un interés tremendo por entrar y como uno de esos días había un concierto, estaban montando el escenario y me fui con Pipe en una moto a ver si tenía suerte. Llamé a la puerta principal y me abrió una chica a la cual le expliqué mis intenciones. Ella me dijo que entrara y me dirigiese a una casa que había al lado de la plaza de toros, en el interior del recinto fortificado, pegada al muro, que es donde vivía el encargado de la plaza.  Hice lo que la muchacha me dijo y al llegar a la casa, la puerta estaba abierta pero todo estaba muy oscuro y no se veía nada. Llamé a la puerta y dí las buenas tardes en alto, cual fue mi sorpresa que apareció por la puerta un hombre alto, fuerte, muy moreno, con el torso desnudo y ensangrentado, sangre de arriba abajo, desde la cara, la barriga hasta los pantalones estaban llenos de sangre, y entre sus manos llevaba un machete enorme, como esos que llevan en la jungla. Con voz grave pero con acento colombiano me dice, muy buenas, que desea usted. Yo me quedé paralizado, no me esperaba ese recibimiento, creo que hasta me puse un poco nervioso (Pipe, el colombiano que me acompañó se quedó fuera del recinto, no quiso entrar conmigo). Le dije que era español, que había sido torero y que estaba interesado en hacerle unas fotos a la Plaza de Toros; el hombre muy amablemente me invitó a pasar a su casa y sin pensarlo entré pues me picaba la curiosidad. Hasta que mi vista se hizo a la situación de oscuridad (la habitación estaba solo iluminada por una pequeña bombilla que casi no daba luz, y en el exterior, la luz ambiental era muy fuerte), yo no veía nada de nada, pero mis pupilas se fueron dilantando y comencé a ver tres vestidos de luces bordados en plata, preciosos, fotos de toreros junto al hombre del machete vestido de luces, y a la derecha de la habitación, una gran mesa de madera sobre la que estaba descuartizando una vaca. Descelado el misterio de tanta sangre y el machete en mano, me tranquilicé y comenzamos una agradable conversaciòn. Me explicó que el fue novillero y ahora era el puntillero de la Plaza de Toros así como su guardián, también había sido puntillero de la Plaza de Toros de Cali. Había estado con Ortega Cano, Cesar Rincón, Joaquín Bernadó, José Antonio Campuzano. Me dijo que si me gustaría torear en Popayán algún festival, le dije que sí, que estaría encantado, y me dijo que hablase con cierta persona que ella me pondría, por lo cual, aún no pierdo la esperanza de poder torear un festival en Popayán, y creo que lo intentaré. Al siguiente Domingo de venirme, hubo un festival taurino y luego una corrida de toros, una pena que no coincidiera ya con mi estancia en Popaýán.


Los alrededores de la Plaza de Toros están muy cuidados, lo mismo que el interior de la misma. Es una plaza grandecita y coqueta, con el balconcillo damasquiano, la arena es albero de Alcalá de Guadaira (Sevilla, España) y en la parte alta, tiene pintados los hierros de ganaderías con sus divisas correspondientes. Paco Perlaza es un diestro frecuente en ese coso y me gustaría tener la oportunidad de verlo. La entrada mas cara son 50.000 pesos, osea, 20 euros la barrera de sombra, y la plaza tiene una capacidad de 6.500 espectadores.


Plaza de Toros de Popayán, llamada Plaza de Francisco Villamil Londoño,

En mi estancia en Colombia visité zonas muy peligrosas, barrios muy peligrosos como el que pongo en esta fotografía, y zonas, muy, pero que muy calientes.

Desde lo alto de la vinera se puede ver esta vista de Popayán, zonas conflictivas y al fondo a la derecha, detrás de un árbol, la catedral.

Me subí a la vespa de Felipe y nos fuimos a visitar zonas poco recomendables pero que son una auténtica vivencia y que no todo el mundo puede tener esa experiencia, experiencia que no recomiendo, la verdad.

Por Favor, Por Favor, bueno, Pol Favol, Pol Favol, ya empezamos a pasarlo mal. Vamos camino del Parador del Patía, zona conflictiva por a guerrilla, zona caliente, caliente, y antes de llegar, pasé toda una odisea en la carretera. Me llevó Alex y Sandra Patricia en su coche y como podéis ver en las fotos,es para que los bolindroquios se pongan en la gargarta después de haberse endurecido y hacerse pequeñitos al lado de donde el cuerpo parece perder el sentido común, entre las dos piernas y pegaditos arriba. Voy en el coche azul, desde donde tiro las fotos, de frente, viene un camión y vamos casi por el centro de la carretera.

La carretera pierde el asfalto debido al agua de las tormentas y vamos detrás de un camión al que vamos a adelantar, en frente, una curva.


En estas dos fotos anteriores vemos los estragos que han hecho las lluvias en la carretera. El pavimento hundido, socavones enormes y mal estado cada dos por tres.

Este río se encuentra en el Parador del Patía, un río clarito, de aguas limpias, un sitio encantador, muy bonito y tranquilo. Lástima que esté rodeado de zonas poco recomendables por la peligrosidad, por la incertidunbre de lo que puede pasar, por la inseguridad. Una pena que para llegar a un sitio tan bonito, se tenga que pasar por lugares de riesgo.

Sandra Patricia en el Parador del Patía.

Yo, en el Parador del Patía, hizo un calor sofocante.

Había unos árboles enormes, hermosos, preciosos, como el de la foto.

Me subí al árbol y podéis ver el tamaño del mismo.

Había unos caballos preciosos. A la gran pintora Gloria Amparo, le gustaron las fotos que tiré de ellos. Tengo varias fotos que le tengo que mandar, pero a ver si recupero su dirección de correo electrónico.



En estas fotos estamos en el estrecho del Patía, zona muy peligrosa por la guerrilla. Daba la impresión de estar en un pueblo africano de cerca de Dakar, en Senegal, o en Gambia.

Balboa, zona guerrillera por antonomasia, una zona montañosa preciosa, un clima estupendo.

A orillas del río Patía.

Comiendo costillas de Búfalo, muy ricas estaban.



Planta de coca

Y como no podía ser de otra manera, la probé. Mastiqué hojas de coca.


Comida a fuego lento, la leña arde poco a poco, la comida se hace lentamente con todo su sabor, con toda su esencia, como antes se hacía en España y como se sigue haciendo en algunos sitios. Esto es la finca de la abuela, donde hacen el manjar blanco mas rico.
Tomé El Kumis auténtico, el original. Pasamos por el Bordo, Rosas, el Estrecho del Patia.

ERITROMELALGIA
La ertromelalgia o eritermalgia, es una afección mucho mas frecuente de los que nos pensamos. Es un síndrome vascular y no se debe de confundir con la acromelalgia. Este síndrome se caracteriza por una triada característica, calor, dolor y color rojo, los cuales aparecen en forma de crisis. Existen tres formas de eritromelalgia, una idiopática, una secundaria y una , la mas frecuente, la asociada a una trombocitemia. Los síntomas clínicos asociados a esta última se deben a la inflamación arteriolar mediada por las plaquetas y por la trombosis ya sea debida a la trombocitemia aislada o asociada a una mielofibrosis. La aspirina es un buen tratamiento debido a que el ácido acetil salicílico inhibe la ciclooxigenasa irreversiblemente. Se presenta tanto bilateralmente como unilateralmente y se da con mas frecuencia en mujeres.
La eritromelalgia primaria es otra cosa, afecta mas a jóvenes y es poco frecuente, afectando mas en la infancia  y en la adolescencia, siendo bilateral en manos y pies. El dolor y la quemazón de las plantas de los pies se desencadenan (esto ocurre en todos los tipos de eritromelalgia) por el calor y por el ejercicio. El diagnóstico se basa en los siguientes criterios: vasodilatación y congestión local, planta de los pies rojos, con aumento de la temperatura y dolor y sensación de quemazón, normalmente bilateral, normalmente se desencadena por el calor, ejercicio, permanecer de pies, el frio, el reposo y la elevación de las piernas alivian todos los síntomas, y la condición es refractaria al tratamiento farmacológico.
La eritromelalgia secundaria, asociada a la gota, a lupus, a artritis, a crioglobulinemia, a poliarteritis, vasculitis, tromboangeitis, problemas nerurológicos con afectación vascular, etc. , no responde al tratamiento con aspirina. En este caso hay que tratar primeramente la enfermedad desencadenante, y posteriormente aliviar los síntomas con betabloqueantes, inhibidores de la serotonina, anti inflamatorios, con el iloprost por vía endovenosa. A los pacientes se les aconseja evitar las fuentes de calor y aliviarse con frio.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Te han hackeado, eso es que no te temen ni con pistolín, las armas las carga el diablo, no hay que exhibirlas.

BERNA dijo...

Se ve que tu eres de los que me aprecian, todo un amigo. Gracias majete.
Bernardino Basas