lunes, 20 de junio de 2011

Colombia, otra forma de trabajar, donde valoran el trabajo del podólogo. "PERDÓN A LOS CALLISTAS". Congreso Nacional de Podología en Valencia.

En Colombia he experimentado otra forma de trabajar, una forma de trabajar que realmente es gratificante, una forma de trabajar donde los pacientes valoran tu trabajo casi sin tapujos y casi sin poner pegas, confiando plenamente en el profesional. Es la tercera vez que voy a Colombia y es la vez que mas satisfecho vengo. Los colombianos, como los cubanos, están acostumbrados a trabajar sin los medios de que disponemos en España. La Podología en esos países no está tan desarrollada como en el nuestro, pero el empeño y el interés, hace que en esos países encontremos grandes profesionales, como Limber, Jaqueline Delgado, Abel Angee, Walberto Buelvas, Juan Carlos Flores, Juan Manuel, el profe Leonardo, Odalys, Maria Julia, Alba, etc., etc. En la foto estoy con Limber, que además de los jabones de hiel de vaca me regaló una camisola parecida a la que lleva en la foto, de lino, bordada y tejida a mano. Si me la pongo con unos pantalones blancos junto a él, parecemos dos santeros.


En esta foto podéis ver la forma de pulir unas plantillas y la forma de elaboración de las mismas no es nada fácil. Casi todas las plantillas las moldeábamos con pistola de calor y las pulíamos con micromotores con fresas de lija.


No quedaban mal, la verdad, y lo mejor, es que eran efectivas y los pacientes las llevaba puestas encantados, comentándote que notaban mejoría y dándote las gracias.


Adaptando la plantilla en un paciente todo lo posible.

Puliendo una plantilla con uno de esos grandes micromotores. Uno de los problemas es que uno se ponía de polvo hasta la calva y el polvo se te metía por todo el cuerpo.

Durante estos días fueron varios pacientes con fascitis plantar, a algunos, bueno, a varios, los infiltré y a los días que les mandé volver, comentaron estar fenomenal. Un caso raro fue el de Adriana, a la cual le infiltré un pie y también se le quitó el dolor del otro pie, lo cual puede demostrar que el dolor que presentaba en el pie no infiltrado, era de causa mecánica al realizar una sobrecarga ya que el otro pie le dolía mucho mas. Esto me ha pasado en España en varias ocasiones, dolor en ambos pies, infiltrar el pie en el que comenzó la fascitis y quitarse el dolor en el otro pie al mismo tiempo.


Durante mi estancia en Colombia me tenían preparados pacientes de múltiples patologías y una cosa curiosa es que mucha gente en Colombia sufre de onicocriptosis. Así mismo vi mucha gente que padece de Hallux Valgus y dedos en garra y en martillo, sería para realizar una buena tesis pues la relación causa efecto tanto por motivos biomecánicos como externos, en este caso no los tengo muy claros. Las mujeres colombianas son muy pero que muy presumidas. Se ponen ropas ajustadísimas remarcando toda la "orografía" de su cuerpo, hay gran cantidad de mujeres operadas de todo, desde los pies hasta la cabeza, culos descomunalmente levantados y firmes, pechos grandes y tiesos como las montañas mas jóvenes de los Andes, caras y cutis tersos como pieles de cebollas en formol, y pies oprimidos y condenados en cárceles de tacones altísimos y suelos rígidos, duros y con extremos distales de chúpame la punta.


Junto a los ecuatorianos, a los cuales espero ver en Ecuador en el mes de Septiembre.


A media mañana, como no, hay que tomar el almuerzo, que para ellos es sobre las 12 del medio día, y yo, acostumbrado a comer sobre las dos y media o las tres de la tarde, no lo llevaba muy bien los primeros días, pero a todo se acostumbra uno y muchos días, pues comíamos sobre las dos o mas tarde, ellos se acostumbraron a mi, algunas veces. En la foto estoy almorzando un tamal de pipián, tamal que me regaló una paciente y que estaba "MU BUENO, MU BUENO".


Con Mónica en un receso en el trabajo. Lo que está detrás de nosotros no es ningún fantasma o ninguna imagen de esas que salen en Cuarto Milenio cuando tiras una foto y al revelarla y verla sale algún espectro que no habías visto cuando sacaste la foto, no, esa es Adriana que no sé que estaría haciendo, pero que con esa pose parece que me iba a dar un pellizco en el culo.


Sacando una espícula a un paciente con una uña incarnada.


Atendí a una niña que no tenía los tres años y presentaba pies adductos e invertidos. No presentaba signos neurológicos y la patología era congénita.


El pie izquierdo presentaba gran inversión pero esta era totalmente reductible manualmente.



Estas dos fotos anteriores son de un paciente con onicomicosis, onicomicosis que estaba siendo tratada por la Bruja de Popayán con el ácido nítrico. De verdad, que a pacientes a los que se les han administrado fármacos como la terbinafina, itraconazol, griseofulvina, etc., con resultados negativos y después de probar con varios tratamientos, la aplicación del ácido nítrico ha terminado con la onicomicosis y las uñas han vuelto a salir sanas. Yo lo he presenciado diréctamente, lo he experimentado y considero que si no conseguimos resultados positivos después de diagnosticar una onicomicosis y tratarla con el fármaco de elección, el tratamiento con el ác. nítrico es una muy buena elección. En Colombia llevan utilizándolo mas años que en España, y aquí en España, bueno, ya sabéis la historia.


Muchos pacientes presentaban también exóstosis subungueales a nivel lateral y medial de las falanges, lo cual les ocasionaba que la uña se incarnase o bien que le saliesen helomas periungueales.


Adaptando unas plantillas a un paciente.


Como he comentado, muchos pacientes presentaban hallux valgus y dedos en martillo o en garra, dedos supraductus, etc. En este caso hicimos una ortesis en omega a un militar de unos 35 años. A su hijo lo tratamos con anterioridad y le colocamos unos soportes plantares.



Siempre me gusta colocar una bolsita antes de que la ortesis de silicona termine de catalizar, ya que esta queda mas finita y mejor presentada; además, antes de que termine el proceso de catalizado, solo un poco antes, mando calzar al paciente y que camine para que la ortesis se adapte un poquito y las posibilidades de que moleste sean menores.




PERDÓN A LOS CALLISTAS
Quiero pedir perdón a los callistas. Algunas personas se han sentido ofendidas por mi comentario de la entrada anterior comparando a las podoprostitutas y a los podoprostitutos con callistas y eso, la verdad, no es justo. Esta carroña "profesional" que amenaza nuestra profesión no son dignos ni de compararlos con los antiguos callistas, nuestro predecesores de los cuales debemos de sentirnos orgullosos. Los antiguos callistas son los que hicieron que esta profesión esté hoy donde está y fueron los primeros impulsores de la podología moderna. Ellos, los callistas, tenían muchas mas inquietudes y conocimientos que toda esta basura "podomierdil" que hoy asola la Podología. Estos podobasureros, podólogos titiriteros en furgopies, podólogos de mercadillos ambulantes de pueblo en pueblo y de casa en casa, podólogos prostituidos por 6,7 y 8 euros ante las instituciones Di Puta Cionales y otros Orga Nismos, NO MERECEN ser comparados con los antiguos CALLISTAS, los cuales tenían mucha mas dignidad que toda esta escoria. Esta escoria, esta chusma, esta bazofia tan poco profesional, no debería lucir con dignidad su título de podólogo, al cual están denigrando y los colegios deberían de tener la potestad de retirarles la facultad de poder ejercer si no lo hacen con dignidad, profesionalidad y orgullo; al menos, abrirles expedientes disciplinarios e informativos. Ante esto, los colegios no hacen nada o no pueden hacer nada según están las leyes, pero en cambio, los colegios si pueden abrir expedientes o intentarlo o encabronarse, ante podólogos que no están de acuerdo con la forma de actuar de los propios colegios o del Consejo General de Colegios de Podólogos; pueden abrir expedientes a compañeros que critican las decisiones de los colegios o el Consejo, o pueden abrir expedientes a compañeros que luchan a brazo partido y dando la cara por la profesión. Como todos sabéis, a mi me quisieron expedientar por dar la cara, por luchar a favor de la Podología, por no estar de acuerdo con la forma de actuar ante la ley del Medicamento y manifestar abierta y públicamente mi posición, y ante un artículo un tanto erróneo en la prensa de Salamanca, la caciquil postura de alguien que no entendía lo que estaba pasando ni tenía ni idea de lo que se estaba moviendo y ante otros hechos de diferentes magnitudes, mandó el artículo al presidente de mi colegio sin antes hablar conmigo y me quisieron expedientar; pero ante estas actitudes de todos estos podólogos inmundos, no toman ningún tipo de postura beligerante. A mi, por criticar la actual situación de irregularidad en la que se encuentra el actual Consejo, alguien me escribió y me amenazó diciendo que no volverían a contar conmigo en ningún curso y en ningún congreso y que no me volverían a invitar a nada, y como siempre, el anonimato es el escudo de el cobarde.
No sé como no les da vergüenza a estos podologuchos hacer lo que están haciendo, hasta en Colombia cobran mas que ellos por una quiropodia. Quiropodia en Colombia 50.000 pesos, equivalentes a 20 euros, sin palabras.
Siguiendo con Colombia, ayer en la ciudad de Popayán, en un lugar por el que pasé y estuve con Pipe, ha habido un acto terrorista y han colocado un coche bomba que ha provocado numerosos heridos EN EL OCCIDENTE de la capital. Los 70 kilos de explosivos dejaron sin luz ni mas ni menos que a 15 barrios de Popayán, mas de 17 heridos algunos de consideración que tuvieron que ser hospitalizados, dos policias heridos y numerosas casas con destrozos. Además, el mismo día, asesinaron a tres jóvenes en el Barrio las Vegas y secuestraron a un político. Durante mi estancia, secuestraron a tres ciudadanos chinos. Es una pena que la gente no pueda vivir en paz en esa tierra.
El día de hoy, después de mi larga estancia en América, ha sido un tanto estresante. Mucho trabajo y de todo, buenas y malas cosas. He tenido muchos pacientes para revisión de las operaciones que hice antes de marchar, pacientes que han sido seguidos por mis hermanos, y unos están estupendamente pero otros no están bien, alguno de ellos me ha dado un pequeño disgusto, espero que todo se solucione bien. He tenido dos revisiones de dos pacientes operados de fascitis plantar con Topaz, uno está bien, totalmente recuperado pero el otro no mejora después de seis meses intervenido; también ha venido el paciente que operé de hallux limitus antes de irme a Cuba y le coloqué un implante de BioPro, el cual está bien y espero que siga mejorando. Un disgusto me ha dado la última señora que operé de Hallux Valgus y segundo dedo en martillo por cirugía MIS, ha venido y la osteotomías se han desplazado, el primer dedo se ha vuelto a meter y se está levantando el segundo, ya le he dicho que tengo que volver a fracturar esas osteotomías y fijarlas con agujas K pues ella no hace ni caso y se ha calzado antes de tiempo quitándose los vendajes que le había puesto. Han venido otros tres pacientes operados de onicocriptosis y todo bien, pero uno que operé de una exóstosis subungueal tiene demasiada inflamación y algo de dolor.
Novedades es que ha venido un portugués para ver si lo puedo operar de fascitis con el Topaz pues leýó en Portugal que había operado al Campeón de Europa de fondo en carretera el portugués Alberto Chaiça; otra paciente de Zamora ha venido para ver si la puedo operar de dedos en garra, y un paciente de Alba de Tormes para hacerse plantillas. Lo demás, quiropodias, en total he realizado 23 quiropodias que no está mal, por que yo sí hago quiropodias, que conste, que algún imbécil se piensa que no quiero saber nada de las quiropodias, cuando son algo esencial para la pervivencia y supervivencia de la gran mayoría de los podólogos, pero quiropodias a precios dignos.
Me piden que publicite el 42 CONGRESO NACIONAL DE PODOLOGÍA  a celebrar en Valencia durante los días 13,14 y 15 de Octubre de este año y así lo hago. He visto el programa científico y a mi no me disgusta. Creo que iré de colaborador con la Asociación Española de Cirugía Podológica, pues alguien me dijo que a este congreso no me invitarían y así ha sido, no sé si es coincidencia o que el anónimo que me escribió tenía razón en su amenaza; la verdad, me da igual.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

SOY UN COMPAÑERO O COMPAÑERA QUE COBRA LO QUE TU LLAMAS PRECIOS INDIGNOS, ¿PASA ALGO?. ¿A QUE LLAMAS PRECIOS DIGNOS?. ¿NO ES DIGNO COBRAR 7 EUROS POR QUIROPODIA?. ¿POR QUE?. LO QUE NO ES DIGNO ES ROBARLE A LA GENTE COBRANDO 30 EUROS POR QUIROPODIA COMO HACES TU.

BERNA dijo...

Sin palabras, pero compañero o compañera, eres un tonto del culo.
Bernardino Basas

Anónimo dijo...

Te crees un rey basas.. y eres uno más..
Nadie se mete contigo y con tu familia.. tu descalificas a muchos podólogos que no han tenido la suerte de tener un padre podólogo, y tienen que empezar como callistas.
Pero no merecen que los descalifiques... Ojo que te pueden coger mucha manía..

BERNA dijo...

Estas muy equivocado o equivocada, no me creo ningún rey, y efectivamente, soy uno mas, haquí no hay reyes ni dioses, tan solo pedólogos mejores y peores, podólogos que actúan profesionalmente mejor que otros y podólogos que no actúan como tales. Sé que me pueden coger mucha manía, es mas, algunos ya me tienen mucha manía, incluso algunos no me pueden ni ver, pero yo inntento luchar por una profesión digna. El comenzar como callistas no es indigno, los callistas tenían mucha mas dignidad que los podólogos y podólogas a los que me refiero.
Yo soy unos mas y no me creo mas que nadie, lo que si sé es que nunca he actuado de la forma que actúa esa gente, y eso de que nadie se mete conmigo ni con mi familia no es cierto, de han metido conmigo y con mi familia y mucho, y yo no me meto con la familia de nadie, solo comento la verdad y la realidad de lo que está pasando, pero claro, eso duele y fastidia, y eso crea enemigos y hace que me cojan manía.
Yo he tenido mucha suerte con tener el padre que he tenido y me siento orgulloso de ello, pero además de eso ¿qué quieres decir, que me han regalado todo lo que he conseguido?. Estas totalente equivocada o equivocado. Bueno creo que ya he perdido un rato de tiempo contestando a algo que no tenía que haber contestado. Un saludo y ves que doy la cara, pongo tu comentario anónimo y no escondo.
Bernardino Basas

Anónimo dijo...

Te van a dejar todos los pacientes para tu clinica... Cada uno trabaja lo que puede y como puede. Y si, te han dado un mucho hecho, otros se lo tienen que currar mas que tu. Y como callistas, no operando todas las semanas...

BERNA dijo...

Compañer@, claro que no me tienen que dejar todos los pacientes para mi clínica, nunca ha sido así. En Salamanca siempre ha habido mas podólogos y todos trabajaban dignamente y había pacientes para todos. Ahora hay pacientes para todos, pero algun@s se bajan las bragas y los pantalones indignamente destrozando una profesión que tenía gran prestigio. Hay que competir, la competencia es buena, pero hay que competir con profesionalidad, haciendo las cosas bien, queriendo ser el mejor profesional, solucionando los problemas de nuestros pacientes, no siendo un raspacallos a bajo precio, sin dignidad y sin estímulos.
En un principio no te discuto que la ayuda de mi padre fue enorme, pero no me dieron mucho hecho como dices y si así lo piensas ¿cuánto y qué me han dado hecho?. Cuando mi padre y yo trabajábamos por separado, mi padre atendía a 40 pacientes al día y yo solamente atendía a seis o siete, pero poco a poco esos seis o siete se convirtieron en otros 40 y no precisamente por cobrar menos que los demás compañeros, al revés, comecé a subir los honorarios.
Tu parece que defiendes a los podorratrojos diciendo que cada uno trabaja lo que puede y como puede, y eso amig@ mi@, es un error. ¿Acaso es malo operar todas las semanas?, hubo temporadas en las que operaba todos los días, y hubo temporadas en las que lo único que entraban en la clínica eran quiropodias y plantillas, bueno y papilomas, pero esto es así. Para que te entren muchas y diversas patologías los pacientes deben de saber que sabes resolver los casos y que haces ese tipo de tratamientos, pero si solo te dedicas a quitar callo y a mandar a los pacientes al dermatólogo, al traumatólo, o a la ortopedia, nunca te verán como podólogo, sino como un simple quita callos. Si tu eres de esa estirpe de ponzoña, te animo a que recapacites, te animo a que estudies, a que progreses y te dignifiques como buen profesional y valores tu trabajo. Aquí nadie somos imprescindibles, pero los pacientes buscan a los mejores, tan solo los malos profesionales tienen a los malos y peores pacientes.
Brenardino Basas

Víctor Uroz dijo...

Con respecto al congreso de Valencia, me gustaría comentar que pienso que las ponencias están repartidas, a componentes de universidad o a adlateres de la cúpula podológica. Es frustrante ver como un podólogo raso, como es mi caso, envia una ponencia, se me deniega, remitiendo un correo a la organización pidiendoles la puntuación por la que se habían regido en cada uno de los apartados a valorar (metodología, aplicabilidad, adecuación a las jornadas..) que imagino habran aplicado, y que aún espera su respuesta.

Señores del consejo, con este oscurantismo lo único que consiguen es que se pierda el interés en asistir a todo lo que organizan y cobran a precio de oro. En fin, lo que ya se es que si no se está en la universidad o no se es afin al consejo, mejor ni molestarse en preparar una ponencia.

Desde mi humilde punto de vista deberían esmerarse en mejorar la calidad metodológica de la podología, pues no tenemos ni una sola revista con un mínimo factor de impacto ni a nivel iberoamericano.

Lo que me lleva a hacer esta reflexión de manera pública no es resentemiento, pues mis metas académicas y profesionales las cumplo con creces intentando mejorar con humildad dia a dia, pero lo que no voy a tolerar es que se me haya ninguneado no respondiendo ni siquiera a mi petición sobre la puntuación que se me había asignado (aunque se la hubieran inventado).

Que les vaya a todos muy bien, señores del consejo, organizadores del congreso y comité científico, pues este "podologo raso" ha quedado muy decepcionado con ustedes.

Un saludo desde Granada:
Víctor Uroz Alonso.
Podólogo, Enfermero y Doctor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Anónimo dijo...

El primer comentario anónimo es una pobre chica o un pobre chico, una pena. Dice que cobrarle a la gente 30 euros por quiropodia es un robo a los pacientes. Soy de Málaga y te puedo decir que aquí algunos cobramos 40 euros.