sábado, 7 de mayo de 2011

Facultades de Podología de moda. Comida gallega.

Ya estoy en Salamanca después de unos días en Galicia, en concreto en El Ferrol, donde invitado por la Universidad de La Coruña he estado dando unas ponencias en La Facultad de Podología de El Ferrol, de donde vengo encantado. Ya dije en mi entrada anterior que no conocía las instalaciones de la Clínica Universitaria de Podología pero repito que tiene un gran potencial, solo tienen que aprovecharlo, que darle uso a tope y aprovechar el entorno en el que está inmersa. Aunque critique a muchos de los alumnos que terminan podología (solo critico a aquellos que después de realizar una carrera universitaria la tiran por los suelos cobrando una miseria por sus servicios, a aquellos que van de pueblo en pueblo por una mísera moneda, a aquellos que van con furgonetas realizando podología ambulante, a aquellos que van de casa en casa con un maletín de la mano y cobran menos que en una clínica, a aquellos no realizan nada mas que quiropodias y cuando les llegan otro tipo de pacientes los remiten a otros profesionales no podólogos por miedo a que le quiten los pacientes otros compañeros; critico a todos los compañeros que tiran por tierra el prestigio de una profesión y son incapaces de autovalorarse y de rentabilizar el gran esfuerzo que han realizado sus padres pagándole una profesión universitaria para que ahora trabajen como auténticos pedicuros pero cobrando menos que una esteticien o una peluquera que no tienen carrera universitaria; a esos, a todos esos son a los que critico, y claro, todos esos, no me pueden ni ver.), también hay muchos estudiantes de podología y compañeros recién terminados que tienen gran interés por ser buenos y grandes profesionales, con ansias de comerse el mundo, de aprender y de ir elevando el nivel de la profesión.
Igualmente critico a muchas escuelas y a muchos de sus profesores, pero no a todos y todos saben quienes son unos y otros. Con los años un recién acabado que se ha quedado en la universidad a dar clase puede llegar a ser buen docente, incluso algunos de ellos jamás en la vida han tenido clínica ni han sido clínicos, pero sí son grandes teóricos a lo largo de los años, pero hay otros que no mejoran con los años, siguen con lo que aprendieron en sus años de carrera y explicando a sus alumnos lo que ellos tienen en sus apuntes de primaria. ¿Cómo es posible que un estudiante recién terminada la carrera se ponga a dar clase?, ¿puede ser buen docente?, ¿puede ser buen profesional en la actualidad?, ¿pueden salir los alumnos bien preparados con profesores de esta índole?, pues no, claro que no, y esto está sucediendo a diestro y siniestro por las numerosas podofactorías que tenemos en nuestro país.
Según venía de camino desde Galicia, al pasar por el Bierzo, en la radio estaban hablando de las Universidades de Castillas y León, y hablaron de la petición y la posibilidad de abrir una nueva Facultad de Podología en El Bierzo y hablaron de la de Salamanca, diciendo que no es incompatible que en una Autonomía como Castillas y León hubiese mas de una Universidad con Podología. Lo que yo digo, a estos iluminados que no hacen un estudio de mercado les da lo mismo que salgan 100 que 5000 podólogos, y si luego tienen que buscarse la vida, ir al paro, ir desprestigiando e ir fastidiando la profesión les da lo mismo; y nuestros representantes, siguen sin hacer nada, y ya he dicho mas veces, de nada sirve que nuestros delegados o el mismo presidente de un Colegio vaya a hablar con el Rector o el Vicerrector correspondiente, esto tiene que ser a nivel institucional, a nivel del Consejo y hablarlo con los Ministerios correspondientes. ¿Sabéis cuántas Facultades de Farmacia se han abierto en España en los últimos 15 años?, ¿Sabéis cuántas de Podología?, pues eso. A ver si nos apretamos los machos y paramos la creación de mas Podofactorías o esto se va al traste.
Los que me conocen saben que una de mis aficiones es la gastronomía. Me gusta comer bien, cosas buenas, de calidad. Me gusta la buena comida y bebida y en El Ferrol he podido disfrutar de ello. Gracias a Predro Gil Manso y a Abián Mosquera he disfrutado de la comida gallega, comida que tanto me gusta, y que junto a la comida Vasca y Castellano-Leonesa, son de las mejores de España, auque en Cataluña haya grandes restaurantes y buena mesa.
Un día comí unos percebes riquísimos, percebes de culo de mono que son los mejores, junto con unos calamares bien preparados. De segundo plato un rodaballo salvaje que estaba para chuparse los dedos. Otro día cenamos un buen pulpo a la feira y un salpicón de marisco muy rico. De segundo tomé un lenguado que estaba estupendo, y ambos días, todo ello regado con dos buenos vinos denominación Rias Baixas, uno de O Rosal y otro de El Condado.



Me espera una próxima semana un tanto movida por varios aspectos. El lunes tengo dos intervenciones, una de ellas de las complicadas y que me trae de cabeza. Voy a operar a un paciente que viene desde Asturias, concretamente de Gijón de un hallux límitus yatrogénico. Es el paciente que operé con Juan Carlos Goez en el programa de Podología en la Calle para el Congreso de Gijón, el cual quiere que le opere ahora del otro pie. Le voy a colocar un implante de BioPro. El paciente ya está operado dos veces de ese pie, al igual que lo estaba del otro pie que le operamos. Por la tarde tengo otra intervención en la clínica a un paciente de Béjar, y quiero dar las gracias a la compañera de Bejar María Angeles Chacón que me mandó a otra paciente para operar y la operaré el martes. El Miércoles opero a otro paciente por la mañana, en total cuatro intervenciones en tres días, lo cual no está mal. Ya el miércoles por la tarde marcho de nuevo a Sevilla donde estaré hasta el Domingo por la mañana día en el que regresaré a Salamanca para en la siguiente semana operar a una mujer de Alba de Tormes el lunes y el miércoles me marcho para Cuba.

9 comentarios:

Kajita dijo...

ummmm que rico se ve todo què envidia amiko...

Anónimo dijo...

Todo esto, qué lo dice en referencia a Abián y Pedro? Los cuales pasaron directamente de alumnos a profesores, los cuales machacan a los alumnos año tras año con su incompetencia y sus malas formas, los cuales no quieren que la Escuela de Ferrol progrese, los mismos que les dicen a los alumnos que tienen que estudiar geriatria y asistencia social que es donde esta su futuro, en ser simples callistas, no en ser profesionales integros capaces de abordar cualquier patología del pie ya sea por quiropodia, orto, cirugia... cual quiera de las multiples posibilidades que ofrece nuestra preciosa profesión.

Porque de no ser con esas intenciones, ha descripto prefectamente a ambos personajes (con todo mi respeto), aunque cuando a usted lo inviten a Ferrol se lo vendan todo muy bonito.

Muchas gracias por compartir con nosotros sus conocimientos y defender la Podologia como usted lo hace.

posd: disculpe que escriba desde el anonimato, pero de dar mi nombre puedo que nunca acabe la carrera

BERNA dijo...

Pues no, no lo digo en referencia a Abian y a Pedro, sería un ingrato si así lo hiciese. No conozco a Abian y a Pedro dando clases, lo que sí te puedo decir es que si supieras el tremendo esfuerzo que Abian ha realizado para formarse, para seguir aprendiendo, para estar pendiente de todas las novedades de la podología, tal vez cambiarías tu opinión sobre él. Abián se ha pagado de su bolsillo la formación postgrado que ha realizado, Abian se ha pagado de su bolsillo y con un gran sacrificio sus estancias en Estados Unidos para aprender y obtener una formación continuada que aquí no encontraba, y eso, yo lo afirmo por que he coincidido con él en Estados Unidos. A Pedro no lo conozco pero conmigo se portó fenomenalmente. No me vendieron nada bonito en El Ferrol, es mas, le dí mi opinión abiertamente y sin tapujos. La escuela con su Clínia Universiataria integrada en el hospital, tiene gran potencial, ahora lo que tienen que hacer es aprobecharlo y sacarle partido. La escuela de El Ferrol, nació como nació, osea mal, como casi todas menos Madrid, Barcelona y Sevilla, el resto han tenido muchas, pero que muchas deficiencias, y algunas, han superado esas deficiencias y van hacia adelante, unas con mayor acierto que otras, pero todas han pecado de lo que siempre he criticado. Un saludo
Bernardino Basas

Anónimo dijo...

No pongo en duda la formación de dichas personas (se la pagaron de su bolsillo como hacemos todos), pongo en duda su forma de acceso a los cargos que ocupan, su falta de espíritu docente, bajo mi punto de vista la universidad es un lugar donde abrir horizontes, llenarse de sabiduria, conocer gente, formas de trabajar... es decir, un TODO, del cual estas das personas carecen. Sus clases se basan en intimidar al alumno, en remitirlo a documentos bibliográficos, o directamente no contestarles, llegando incluso a faltarles al respeto. En inumerables ocasiones hemos tenido que oir como respuesta ante una pregunta un ¨no se¨ o ¨ese no es mi problema¨... etc Cuando su función como docentes es ayudar al alumno, enseñarle, mostrarle todas las posibilidades que nuestra gran profesión ofrece.

Pues esto, ellos no lo hacen, eso es lo que yo recrimino, la apatia, el desinteres, la falta de apoyo hacia con los alumnos...

Le planteo una pregunta, usted como firme defensor de la Podologia,que opina de organizar jornadas en los pasillos de un centro comercial para en teoría ¨difundir la Podologia¨, donde los alumnos con una simple camilla realizan quiropodias gratis a todo el que pase por allí? Mientras una fabulosa actividad como era ir a la Facultad de Medicina de Santiago de Compostela a hacer prácticas de anatomía ha desaparecido de la oferta académica.

Esto es lo triste, nos educan como pedicuros, asistentes sociales, geriátricos... en ningún momento te abren los ojos, te enseñan las inmensas posibilidades que la Podología te ofrece, que le disguste a quien le disguste, o le produzca dolor de muelas a quien se lo produzca, somos personal sanitario equiparable a médicos dentro de nuestro campo de acción, el PIE, nosotros prevenimos, diagnosticamos, tratamos, recetamos, hacemos cirugía... tenemos todas las competencias sobre el pie, pues coño, a que esperamos para enseñarselo a los alumnos, porque tenemos que irnos fuera a descubrir todo esto, por que ese empeño en que somos pedicuros y ese es nuestro único futuro?

Un saludo y perdón por las molestias

BERNA dijo...

Amigo anónimo, yo te puedo decir que no estoy de acuerdo con que quiten ese tipo de prácitcas de anatomía en Santiago de Compostela, creo son imprescindibles, pero estoy totalmente en contra de que se difunda la podología haciendo quiropodias gratis, eso no. Si se quiere difundir la podología que se hagan estudios biomecánicos, plantillas, operaciones, etc. campañas divulgativas de todo lo que el podólogo hace, pero no es ni ético ni profesional quitar callos gratis en un centro comercial. Si es así, como tu dices, eso me cabrea un montón.
Respecto a lo que dices de que todos se pagan su formación, y de su bolsillo, pues no es cierto, y menos gastarse un dineral para aprender fuera de España y después impartir lo aprendido y enseñarlo a los demás cuando solo te dedicas a la docencia y no tienes otros intereses privados como una clínica. Lo demás, no puedo por mi desconocimiento, dar una opinión al respecto. Un saludo
Bernardino Basas

Anónimo dijo...

Soy alumna de la Escuela de El Ferrol y tengo que decir que tanto Abian como Pedro me parecen dos buenos profesores y dos buenas personas. Yo no estoy contenta con la formación que se nos da, no tenemos ni idea de todas las posibilidades de la podología, parece que nos educan para hacer quiropodias y algo de plantillas pero nada mas, pero lo que dije, Pedro y Abian son dos buenos profesores y mejores personas. Yo tampoco firmo con mi nombre al igual que mi compañero.

Anónimo dijo...

Estoy completamente de acuerdo con el primer anónimo.
Al segundo anónimo, tiempo al tiempo...

Anónimo dijo...

Yo también critico a los podostars o vedettes de la podología,los que se cuestionan si es compatible con su rango de estrella hacer o no quiropodias,a los que se dan baños de multidudes vendiendo humo,a los que van por la vida de médicos frustrados defendiendo a capa y espada nuestra función como cirujanos del pie,cuando hace apenas unos meses no podíamos recetar ni un antiinflamatorio,a los que critican a podólogos que derivan a otra especialidad determinadas patologías que por carencias en su clínica no pueden atender,a los que desconocen que la podología es una especialidad multidisciplinar donde tienen cabida enfermeros,vasculares ,dermatólogos o traumatólogos,en definitiva,a los sobrados que se creen ombligo del mundo,ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Anónimo dijo...

ANÓNIMO 234555....
FELICIDADES A TODOS LOS ANÓNIMOS, HABÉIS CONSEGUIDO DEJAR LA ESCUELA DE PODOLOGÍA DE FERROL A LA ALTURA DEL BETÚN. SI TANTO OS QUEJÁIS DE LOS PROFESORES POR FAVOR NO ENTRÉIS EN EL MISMO JUEGO. SIN MÁS.