domingo, 20 de marzo de 2011

Feria de Valencia, Fallas con muchos fallos. Entrega de trofeos. La hipócrita política internacional (Gadafi acorralado por sus aduladores. Antes)

En la corrida de toros de hoy, la cual he visto por televisión, se han lidiado toros de las Ramblas los cuales han salido desiguales de presentación y descastados todos, incluso el último que comenzó con buen son pero que pronto cantó su descaste pues era noble pero falto de todo. A pesar de esa falta de casta, no toda la culpa la tuvieron los toros y sin entrar a analizar en profundidad ni a toros ni a toreros, mi opinión es la siguiente.
Juan Mora no termina de romperse con los toros, no les baja la mano, no los lleva toreados, siempre con la muleta a media altura y en ocasiones pegando trallazos en sus muletazos del desprecio, algo que normalmente hace perfectamente. Detalles, solo detalles de Juan Mora, un torero que me encanta pero que desde que salió a hombros en Madrid y sus faenas en Colombia, las demás veces que le he visto solo está tirando lineas. El mismo ha reconocido que su primer toro no era malo del todo, pero él no estuvo con el toro y lo desaprovechó. En sus dos toros no tuvo temple, enganchándole la muleta cada dos por tres. Su segundo toro era mas incómodo, pero el extremeño no se acopló para nada. En ninguno de sus toros se empleó.
Enrique Ponce tampoco tuvo material, pero con peores toros le he visto enfadarse y sacarle mas partido. Pegó algunos buenos muletazos, pero como Juan Mora, detalles, solo detalles. Su primer toro era el menos ofensivo del encierro pero estaba gordo, mas bien acochinado, regordío. El segundo de su lote, soso, sin fuerza, descatado a mas no poder y por no poder, Ponce, no pudo hacer mas.




Sebastián Castella no tuvo opciones en su primero y su segundo bis, le dio opciones de cortar una oreja por una faena que comenzó muy bien con pases cambiados por la espalda y una buena serie pero que luego terminó pronto por que el toro, pronto se terminó. Toro noble pero sin fondo que en ocasiones cantó la gallina. Le concedieron un oreja barata para Valencia pues no mató bien, un pinchazo hondo y descabello. Con una fuerte vuelta al ruedo hubiese sido suficiente. En la corrida hubo toros muy serios y astifinos.

Esta semana, hemos tenido los de la Federación de Peñas Taurinas una reunión con Alfonso Fernández Mañueco y la semana anterior con Enrique Cabero, ambos, políticos relevantes y candidatos a la alcaldía de Salamanca en las próximas elecciones. Mañueco, a día de hoy Consejero de Interior y Justicia, se ha comprometido, como pone el periódico la Gaceta Regional cuyo recorte pongo a continuación, a apoyar al Museo Taurino de Salamanca. En la reunión que mantuvimos quedó clara la postura por ambas partes de que se necesita financiación, reconvertir el museo y remodelarlo, sacarlo a la luz y no dejar que se muera. Una vez que se ayude al museo económicamente y se promocione debidamente después de adaptarlo museísticamente, se podrá autofinanciar, antes, no. De la reunión con Enrique Cabero saqué unas conclusiones mas obtusas en cuanto al apoyo económico insititucional, no en cuanto a ideas y promociones, pero para todo ello, estimado Cabero, se necesita pasta, mucha pasta y eso lo sabe muy bien Pedro Pérez Castro, Director del Museo Casa Lis, el cual aportaba con buen criterio, muchas ideas pero poco suministro económico para el proyecto (¿Cómo se hace todo eso sin dinero Sr. Pérez Castro?)



Pongo unas fotos de la noche de la entrega de trofeos de la Feria de Salamanca, fotos que recogí el Viernes en el Museo Taurino. En esta primera foto está mi hija recogiendo el trofeo concedido a Juan del Alamo, y entregado por Richard Gere, perdón por José Ignacio Sánchez, el que el parecido me confundió.



















Entregando el trofeo al ganadero que lidió el mejor toro, Fernando Rodiguez.















Con Josema, hijo de mi amigo el Rubio de la Glorieta, al cual la Federación le concedió la medalla al mérito taurino y que recogió su hijo por estar Manolo toreando en la Monumental Plaza del Ruedo Eterno.




















Gadafi acorralado entre las cuerdas por sus falsos aduladores.
Estoy de acuerdo con matices con la resolución de las Naciones Unidas con la intervención en Libia. España va a participar en otra guerra. Felipe Gonzalez tuvo su guerra, Aznar la suya, y ahora le toca a Zapatero, el cual estuvo en contra de la participación de España en la guerra de Irak (yo también) y además retiró las tropas españolas de territorio irakí cuando el ínclito Zapatero ascendió al poder. Zapatero tiene a su favor el que esta intervención está avalada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en cambio, la intervención de España cuando gobernaba Aznar, así como la intervención de Estados Unidos e Inglaterra en la guerra contra Irak con la excusa de las armas de destrucción masiva que nunca aparecieron y sí fueron utilizadas contra el pueblo irakí, no fue avalada por la ONU. Entonces España se lanzó a la calle en contra de esa intervención, ahora no, algo lógico y normal. La intervención bélica en Irak nunca tuvo luz verde del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas nada mas que cuando el país fue invadido por Estados Unidos, España e Inglaterra y ya estaba masacrado por el trio de las Azores y Sadam derrocado; entonces Estados Unidos logró que la ONU avalara la misión militar para pacificar al país y ayudar a la población, pero no antes, estando invadiendo un país, en contra del Derecho Internacional. Entonces todos los salvadores de vidas inocentes, los que enarbolaron el no a la guerra por razones morales, todos los valedores de la izquierda española, se manifestaron efusivamente, lo cual aprovechó con astucia el PSOE. Ahora difícilmente encontrarán estos mismos personajes argumentos éticos para defender una postura distinta, ¿nadie se manifiesta por los civiles que mueren y van a morir durante la intervención de "salvación"?. Aznar no tuvo razón, se manifestó la gente y yo me manifesté, ¿dónde se ha metido ahora toda esa gente que en pro de unas razones morales se manifestaron en contra de la guerra?. ¿Cuántos civiles van a morir ahora con la intervención internacional y nadie dice nada?. Yo estoy a favor de esta intervención, pero mi reflexión es la de la falsa moral.
No hace mucho, mas bien muy poquito tiempo, los países que van a intervenir ahora en Libia contra Gadafi, lo recibían con abrazos, agasajos y sonrisas. Gadafi junto a su jaima, caballos y camellos eran recibidos con todos los honores en toda Europa incluida España en la cual acampó con su jaima y Zapatero le vendía armas, armas contra las cuales ahora va a luchar. Estados Unidos, uno de los enemigos de Gadafi en tiempos, también sucumbió al mercadeo con este dictador. En el Reino Unido, uno de los primeros en tomar la zona, Gadafi tiene varias sociedades y una gran mansión en una zona privilegiada de Londres. Francia ahora quiere que el mundo olvide su cercanía al régimen de Gadafi y al tunecino, cuando Gadafi se "alió" con el marido de Carla Bruni en varias ocasiones para varios cometidos. Gadafi dice que avaló parte de la campaña electoral de Nicolas Sarkozy hasta que llegó al gobierno ¿cantó la Bruni para Gadafi?.
La postura mas reticente a esta intervención la ha puesto Alemania, por un gran temor no sin fundamento, ¿pasará posteriormente lo que pasa en Irak y Afganistán?. Parece que Estados Unidos está esperando a ver que pasa y como le va a Europa. Tampoco Italia está por la labor, al igual que los países del este.
Hay que intervenir, efectivamente, pero es para darse cuenta de la hipócrita política internacional. ¿Cuántos civiles morirán a manos de las fuerzas salvadoras?, ¿cuándo van a tomar cartas en el asunto de Yemen, Costa de Marfil, Haití (!ah coño! en estos países no hay intereses y son extremadamente pobres)?, o en países como Corea (!uf! esto es una pesadilla), Barhein, conflicto Marruecos-Sahara Occidental, Sierra Leona, etc.,etc.,etc......¿y los derechos humanos por ejemplo en China?!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

No hay comentarios: