viernes, 18 de febrero de 2011

Sigo con mi viaje por Colombia.Popayán. Gracias Francisco Piqueras y al Colegio de Podólogos de Madrid.

Después de estar en Cali, partí para Popayán, la ciudad Blanca, la ciudad que mas me gusta de cuantas conozco de Colombia, pero no precisamente la mas segura, aunque segura segura, sinceramente no conozco ninguna. Ya hablaré de ello en una próxima entrada, aunque a alguien no le guste. Contaré simplemente lo que he vivido en estos días.


Fui a Popayán invitado por unos compañeros para impartir unos talleres teórico prácticos, incidiendo específicamente en la biomecánica, confección de ortesis de silicona y tratamientos con plantillas.


Al seminario acudieron compañeros de Ecuador, concretamente de Quito, entre ellos, estaba el podólogo Limber Freire, el mas famoso podólogo ecuatoriano, el cual corta el bacalao en el país de la mitad del mundo. En esta primera foto estoy con Limber Freire después de uno de los talleres. Limber está pensando en organizar otros talleres en Ecuador e invitarme a ellos como docente, algo que estoy esperando ya con ansiedad, aunque espero que sea después de Junio pues hasta entonces va a ser imposible. Antes tengo compromisos en Madrid, Sevilla por partida doble pues he sido invitado a participar como docente en el Master de Cirugía y luego voy al Seminario Internacional de Cirugía; posteriormente marcho en Mayo a Cuba y luego me esperan el Prácticum de Alicante y de nuevo Colombia. En Agosto está pendiente la miniresidencia de cirugía en Cuba si es que los cubanos responden pues he escrito y llamando a Juan Manuel y no tengo respuesta de momento. Límber, lo de Quito lo podrías organizar para Octubre o para la feria de Quito y así aprovecho y voy a los toros.



Los seminarios fueron muy interesantes. Yo fui como docente, pero aprendí muchas cosas de los compañeros colombianos y ecuatorianos. En esta foto estoy con Mónica y con Victor.









Al taller acudieron pacientes operados para ver que le podíamos hacer. A casi todos les pusimos plantillas y notaron mejoría al instante.




Con Victor de nuevo.











Este paciente presentaba un pequeño edema en el dorso del pie, así como una luxación metatarsofalágica en el segundo radio que le está provocando un dedo supraductos sobre el primero. A ver si lo convencen para operarlo en un quirófano concertado la próxima vez que vaya.






Con Sandra Patricia, una mujer muy guapa que es toda una modelo. Con ella fui a la finca de su abuela y fue toda una experiencia, el único pero es que su amorcito me puso los cataplines en la garganta, mientras conducía.















Con Pipe, otro que con su cucaracha de cuatro ruedas me revienta el colon. A Felipe le llevé un poco de aguardiente español y decía que era fuego, pero el fuego al final fue consumido por la madera de todos los estómagos, o al revés, la madera de los estómagos consumió al fuego del orujo.




De nuevo con Sandra Patricia y con Alex, su amorcito que me puso los bolindroquios bien apretaditos.










Uno de los días, después de los talleres, los dos organizadores de los mismos, el Doctor Javier Galvis y Jaqueline Delgado, fueron a comer conmigo a un buen restaurante que la vez anterior no puede disfrutar por encontrarme indispuesto.











Con Javier Galvis antes de ir a almorzar, como dicen ellos a la comida.



















Con Tatiana ante la Ermita de Belén, famosa en Popayán, una de las mas antiguas iglesias y con una subida preciosa, empedrada y con viacrucis escultóricos representativos de la pasión de Cristo, algunos de ellos verdaderas obras de arte, muy bonitos.





Esta es la Ermita, a secas, otro de los iconos payaneses, en un enclave precioso, todo empedrado, en una zona colonial muy bonita.
















Tatiana me llevó a casa de una familia que hacía unas empanadas muy famosas, pero llegamos tarde y ya no tenía empanadas. A pesar de todo comí unas empanadas riquísimas con Tatiana en otro lugar, empanadas aderezadas con ají de tomate, maní y otro picante, todos deliciosos.











Uno de los días me invitaron a una barbacoa a casa del Doctor Hebert, al cual asistimos alguno de los asistentes al Seminario, pero no todos pues los ecuatorianos no asistieron, así como otras personas a las que esperábanos. En la foto, como si hiciese algo, junto a Cristian y nuestro anfitrión.














En esta foto, el Doctor Hebert, anfitrión de la velada junto a un grupo de los invitados.














Con Luce y Tatiana.














Junto a Cristian, el "pequeño" Mateo y el Doctor Hebert.














Había llovido tanto que cuando fui para Cali, había desprendimientos de las montañas sobre la carretera. Se pude ver como la carretera desaparece debajo de la tierra por el corrimiento de esta.














Mirar la carretera debajo del corrimiento. Toda una experiencia pero no recomendable.














Con la mujer de Javier Galvis, la cual nos hizo una comida deliciosa a base de camarones. Una mujer extraordinaria y buena cocinera.














Con Javier en una estancia de su casa.














La lluvia anegó campos y desbordó ríos, desbordándose el río Cauca, el mayor de la zona. Cali ha sido azotado fuertemente por las lluvias, al igual que parte del departamento del Cauca, librándose de las catástrofes, gracias a Dios, Popayán.














Desde mi avión se veía como lloraba el cielo colombiano. Se cerraron varias pistas y de nuevo, como mi anterior vez, vuelos retrasados.














Durante mi estancia en Colombia se puso en contacto conmigo Francisco Muñoz Piqueras, el cual me invitó a participar con unas ponencias durante los actos del día del podólogo en Madrid para el mes de Marzo. Ayer he recibido la invitación oficial del Colegio de Podólogos de Madrid, firmada por Manuel Meneses. Quiero dar las gracias públicamente tanto a P. Piqueras como al Colegio de Podólogos de Madrid por esta invitación. Me han pedido que hable del TOPAZ y así lo haré, tanto para la fascitis como para la tendinitis.
Desde que he venido de Colombia llevo trabajando dos días y medio y el asunto, no se si para todos será igual, está un poco flojo. Gracias a las operaciones, los papilomas, las plantillas, los estudios biomecánicos, las radiografias y demás, por que las quiropodias privadas han descendido drásticamente. Yo creo que las quiropodias privadas han descendido por varios motivos, uno a la crisis, otro a que siempre el mes de Febrero es algo mas flojo, otro motivo es la bajada de pantalones y subida de faldas de muchos compañeros nuevos que han bajado los precios a límites irrisorios ( unos cobran por quiropodia 30€ y otros, por lo privado, están cobrando 15€, de auténtica vergüenza), y otro, que muchos de los pacientes privados que se jubilan, se hacen socios de algún centro concertado con Servicios Sociales (otra batalla perdida por tres idiotas que no quisieron llegar a un acuerdo de aumento de precios junto con el resto de compañeros). En fin, la podología tiene lo que se merece, y en Salamanca la tiraron por los suelos y la siguen tirando cuatro mentecatos y mentecatas que no han tenido dos dedos de frente.
Tengo un problema con el blog, no sé que ocurre que no puedo cuadrar las fotos con los textos y salen mal posicionadas.













2 comentarios:

Antonio Capel Riera dijo...

Estimado Bernardo:
Una vez más te felicito por dar a conocer y promocionar la podología española por el mundo y, por supuesto, por la propia España. Me alegro por la invitación que te ha hecho el Colegio de Madrid para aprender la técnica del Topaz. Lamentablemente en Murcia desde que salió la nueva junta –hace un año- ni siquiera he recibido una sola carta, ni para participar en la Asamblea General. En fin, no preocupa, aprendo más –y enseño- buscando las fuentes directas entre colegas tanto de España como foráneos. Es una suerte poder asistir a tus conferencias, tal como lo hice en Gijón. Cambiando de tema: unos colegas están interesados en conocer cómo y cuáles son los requisitos para convalidar nuestro título en países sudamericanos, ya que no han podido –o no han sabido- informarles oficialmente. Si yo tuviera 20 años menos también lo haría!
Un abrazo y gracias en nombre de la Podología por tu buen hacer, aunque mi nombre sólo represente a los amigos y compañeros que quiero, que no son pocos, pero te aseguro que aquellas personas que no conozco, también te agradecen y se alegran con tu trayectoria profesional.
PD.- en Murcia hay podólogos que van a domicilio por 9 €, ayer me lo dijo una paciente. Con respecto a la crisis, doy gracias a Dios, yo no la he notado. Ten en cuenta que ya tengo cuatro generaciones de pacientes, y también las sienes plateadas, como dice el tango.

BERNA dijo...

Muchas gracias Antonio por tu comentario, no hago nada mas que lo que me gusta y no tiene ningún mérito. Los que quieran convalidar su título en otros países deben de ir al ministerio de Sanidad y de Educación y Cultura correspondiente. Un saludo
Bernardino Basas