miércoles, 16 de febrero de 2011

Colombia sigue llorando a cielo roto. Algo sobre mi último viaje a Colombia.

Esta primera quincena he viajado a Colombia invitado por un grupo de podólogos y médicos colombianos. En Cali corría la organización de manos de Javier Galvis, dueño de Galpharma, y en Popayán, el Seminario estuvo organizado por Jaqueline Delgado. Les doy las gracias a ambos por haber contado conmigo para estos Seminarios teóricos prácticos de podología. Vinieron médicos y podólogos de varios sitios de Colombia y de Ecuador. Desde Bogotá se acercaron hasta Cali, invitados, los doctores Abel Angee y Walberto Buelvas, y desde Quito se apuntaron entre otros Limber Freire, el podólogo que corta todo el bacalao en Ecuador. Me dio pena y la extrañé, a la doctora Isabel Rentería, a la cual no pude ver por no poder asistir ella al seminario y a la cual le llevé un presente el cual le daré en otra ocasión pues eso se entrega personalmente, no por medio de una segunda persona. Ella es la que me comunicó que mis ponencias y el Seminario se retrasmitirían por video conferencia a Buga, Buenaventura y Cartago.
Desde mi hotel se veían estas vistas de Cali. Dicen de Cali que es la Sucursal del Cielo. Cali está en el Valle del Cauca y está entre montañas, montañas bonitas y llanuras ganaderas preciosas.

El Seminario se celebró como el año pasado en la sede de Comfandi, donde me tratan fenomenalmente. En esta foto estoy con Javier Galvis, dueño de Galfharma, el laboratorio patrocinador del evento y promotor del mismo. Javier es una persona estupenda, siempre pendiente de todo, un gran hombre que se desvive por agradarte y hacerte todos los favores que necesites. Me va a buscar al aeropuerto, al hotel, me lleva a la sede del Seminario, me invita a comer; le estoy eternamente agradecido. Su mujer es encantadora, una dulzura de mujer, a la cual le quiero dar las gracias por todo.


Esta foto no sé quien me la tiró, pero no salió bien, un poco borrosa y desenfocada. El Seminario versaba sobre varios temas, el principal era el pie diabético, posteriormente de onicocriptosis y finalmente de papilomas (verrugas plantares). En él hablé del pie diabético y su exploración neuropática y vascular, probamos unos parches para comprobar la neuropatía y la vasculopatía que no me convencieron mucho. También hablé sobre la Bleomicina y su utilización en la eliminación de papilomas, y como no, de la Técnica A-B Basas de onicocriptosis, en la cual estaban interesados muchos congresistas, algunos de los cuales vinieron de otras partes de Colombia precisamente para escucharla.






















En esta foto estoy con los doctores Walberto y Abel Angee, los cuales se acercaron a Cali desde Bogotá. Abel estaba muy interesado en la técnica de A-B Basas para la onicocriptosis. Comí con él y compartimos interesantes conversaciones, me parece una buen profesional y buena persona. Walberto está interesado en el pie diabético y quiere organizar algo en Bogotá para que vayamos.






























En esta foto estoy con la Doctora Martha Ramos, directora de Comfandi, Jaqueline Delgado, Secretaria General del Seminario de Popayán, Abel Angee, la Doctora (perdón por no recordar su nombre) que estuvo conmigo en la exploración de los pacientes diabéticos y el Doctor Javier Galvis, organizador de lo de Cali y dueño de Galpharma.










Después de las clases, Javier Galvis, su mujer y Jaqueline Delgado me acompañaron a visitar algo de Cali.


























Con Javier Galvis en la Iglesia de San Francisco, casi toda ella de ladrillo, preciosa, una de las mas antiguas de la ciudad, junto con la iglesia de la Merced, la cual pondré en otra de mis entradas.



























Uno de los pacientes diabéticos que vi presentaba una erisipela. La erisipela es una infección bacteriana de la dermis y epidermis, normalmente causado por streptococos. El tratamiento básico es la penicilina, pero (hay que estar inyectándola durante tres o cuatro años todos los meses). Puede afectar al tejido celular subcutáneo o hipodermis y puede presentar celulitis y gran edema como en este caso que vi. Puede presentarse linfangitis y linfedema, el cual puede ser crónico. Ya hablaré de esta patología en otra ocasión. La hija del paciente, pintora de gran prestigio, con exposiciones en Nueva York, Barcelona, etc., me regaló dos cuadros, uno de gran tamaño y de gran valor, los cuales colocaré en lugares preferentes de mi casa. Fue un gran detalle que le agradecí enormemente.















El Domingo estuvimos en un centro comercial y visitando mas sitios de Cali.













Esta es la mujer de Javier Galvis, como he dicho antes, un encanto de mujer, la cual me sacó a pasear un ratito después de invitarme a comer en su casa.














En Cali no se andan con bobadas, todo lo calzan grande.














En posteriores entradas seguiré hablando de mi estancia en Colombia, una gran experiencia tanto profesional como personal. Javier Galvis me ha realizado una invitación y una propuesta para Junio, para que participe en un curso de Diplomado en Podología que tienen pensado hacer, y yo, estaría encantado en participar.
Como la vez anterior, todos los días que he estado en Colombia, ha llovido, tanto en Cali como en Popayán. Esta vez no estuve en Bogotá, pero creo que también llovió durante mi estancia. Ayer llovía en Popayán a Cielo roto como dicen ellos, y yo digo que desde mi partida de España, mi llegada a Colombia y mi regreso a España, el Cielo de Colombia no ha dejado de llorar a Cielo roto, un llanto desgarrador que afecta a muchas personas. No hubo las inundaciones de la vez anterior, pero si desprendimientos, corrimientos de tierra, carreteras hundidas y corazones destrozados.






No hay comentarios: