martes, 30 de noviembre de 2010

Tango electronico Bajo Fondo. Día de alegrías y pocas ganas de escribir.

Hoy no tengo muchas ganas de escribir, quiero relajarme escuchando música, leyendo, pensando, bebiendo una copita de buen vino, que es lo que estoy haciendo mientras escribo, y comiendo un poquito de hígado de bacalao ahumado. A la vez que hago todo esto, estoy escuchando este tango electrónico Bajo Fondo, una fusión de tango, música electrónica y canción francesa que está muy logrado y hace que mi corazón lata un poco mas deprisa. A mi mujer le encanta el tango y le gustaría que lo bailara con ella, pero no lo sé bailar, me sacan del flamenco, las sevillanas y algo de las charradas y me pierdo, lo único que hago es el ridículo. Este tango se lo dedico a ella, a mi mujer.


Hoy ha sido un día de alegrías, comienza la época navideña y debería de ser así, de alegría, aunque a muchas personas no les gusten estas fechas y sean de tristes recuerdos. A mi son fechas que me gustas. Ayer abrí una botella de un vino que me regaló hace una semana una paciente y el vino estaba estupendo, Pura Sangre se llama el vino y es de bodegas Arúspide. Un vino natural al 100% sin sulfitos ni añadidos de ningún tipo, fermentado en barricas de roble francés. Su color intenso a fruta roja y a la vez transparente no parece que te vaya a cautivar por su sabor pensando que va a ser un tanto volátil y flojo, en cambio, tiene cuerpo, buenos taninos y un gran post gusto que perdura en la evaporación retronasal. Me gusta. Quiero darle las gracias también a Mikel, un chico que me ha regalado una caja de botellas de vino, así como a Asunción Hernández la cual siempre, por estas fechas me obsequia con otra botella de calidad, esta vez un vino blanco estupendo, un riquísimo Chardonnay además de un poco caro, unos 35 € la botella. Otra de las alegrías es que me ha llamado un paciente que operé de Topaz hace seis meses y dice que está fenomenal, que no tiene ningún tipo de dolor, así como una paciente de Avila que operé antes de irme a Cuba en Mayo de juanetes, la cual no ha venido a revisión por que dice que está muy bien.
Otro paciente que operé de de una exóstosis retrocalcánea y de tendinitis de Aquiles con el Topaz, me escribe una carta que reproduzco a continuación diciendo que ha corrido la maratón de Donosti y que está fenomenal. Me envía una foto, foto que cuelgo arriba. La carta enviada es la siguiente:
Buenos días, Bernardino

No sé si me recuerdas, pero soy Xabier Erentxun, de San Sebastián, me operaste hace año y medio de exóstosis en el calcaneo y Topaz para regenerar la inserción y el tendón de aquiles. Aquello quedó muy bien, muchas gracias, volví a correr,a disfrutar con ello hasta el punto de que me he animado este domingo a hacer la maraton de Donostia (yo suelo hacer pruebas más cortas, en torno a 8-10 kms.)

A pesar del frío, algo de viento y lluvia, conseguí terminarla y bastante bien, en 2h48', lo cual, a mis 45 añitos y con bastantes "batallas" en el cuerpo, continuos viajes, y demás, no está mal.

Te adjunto una foto en el km.37 -momento crítico de la maraton- a modo ilustrativo; para celebrarlo, le llevé a mi mujer ayer a cenar a capricho al restaurante Rekondo, "templo" torero y de vinos en nuestra ciudad.

Un abrazo desde la Bella Easo
Xabier Erentxun

Me alegro por todo Xabier, recibe un saludo desde mi blog.
En cambio, ayer no fue un día de tantas alegrías pues un paciente de Valencia que operé con el Topaz hace siete y ocho meses, no ha respondido de momento a la operación y sigue con dolores. Hay casos en los que al pasar nueve meses (un parto), la zona mejora, espero que sea su caso, pero me tiene preocupado, así como el de otro chico de Alicante operado también con el Topaz de fascitis.
Un compañero llamado Javier me hace un comentario y me dice que espera no molestarme o que no me lo tome a mal. Todo lo contrario compañero Javier, agradecido y te contesté en la entrada en la que me enviaste el comentario.

No hay comentarios: