miércoles, 3 de noviembre de 2010

Experta en ácido nitrico. Jugo de Lulo. Expresiones colombianas. Algo mas de Colombia. Olor a Colombia. Casos de hoy. Colegio de Médicos del Cauca.

De izquierda a derecha Jakelin Delgado, Darwin, Bernardino Basas, osea yo, y Diana, en la clínica de la primera, la cual es una verdadera experta en ácidos y como comentaré mas abajo, del ácido nítrico.




















Quiero dar las gracias al Colegio de Médicos del Cauca por hacerme Miembro de Honor de su Colegio durante su estancia en la Ciudad de Popayán, donde estuve impartiendo unas ponencias y unos talleres, así como operando a unos pacientes. El trato recibido fue exquisito y tanto al Presidente del Colegio de Médicos, al Dr. Vicente Herazo, a la compañera Jakelin Delgado, a la Dra. Mari Tere, etc. quiero mostrarles mi agradecimento desde mi blog.




El día de ayer, para ser el primer día de trabajo después de mi viaje a Colombia, no fue nada del otro mundo, la verdad, esperaba mucho mas trabajo. Quitando la operación de por la mañana, no hubo mucho que destacar, tan solo unos pacientes para estudios biomecánicos y plantillas, un preoperatorio para un dedo en garra y otro para un posible osteocondroma, tres papilomas y dos úlceras, el resto, fueron quiropodias. Hoy el día ha sido mas movido y han venido muchos pacientes con patologías diversas. Varios con onicomicosis por lo que quiero comentar el caso de una compañera colombiana que es experta en onicomicosis, bueno, la verdad es experta en ácidos, sobre todo en ácido nítrico. La compañera en cuestión es Jakelin Delgado, una podóloga de Popaýán que tiene gran fama y prestigio en su ciudad y a la que le auguro y deseo un gran porvenir. Ella trata varias patologías dermatológicas con ácido nítrico, entre ellas, las onicomicosis. Con un poco de paciencia por parte de ella y por parte del paciente, he visto uñas totalmente curadas y sanas después de haber sido uñas convertidas en serrín a causa de la micosis, y todo ello sin medicación antimicótica tópica ni oral. Yo voy a probar el tratamiento que me dijo, en mi clínica. Otros ácidos que utiliza son el monocloracético y el tricloracético y si digo para que lo utiliza es como para no creerlo, pero tiene unos grandes y buenos resultados. Los utiliza para las uñas incarnadas, para el granuloma y mamelones, así como los filamentos de gutapercha lo cual si había visto en alguna otra ocasión pero que en sus manos funciona fenomenal. Las dos fotos que pongo de uñas son de la compañera de Popayán, no son muy buenas y ya las colgué hace unos meses, pero es lo que tenía a mano. El ácido nítrico lo utiliza también para otro tipo de dermatopatías y también con buenos resultados como por ejemplo en algunos tipos de eccemas o eczemas, como prefiráis. En un pequeño eczema que la compañera tenía en el primer dedo de uno de sus pies, se aplicó el ácido nítrico y la lesión en pocos días fue mejorando, algo que yo pude corroborar.














Hoy ha venido una paciente que operé hace tiempo para hacerse una revisión. Le hice una artrodesis en la base del primer metatarsiano con la primera cuña. El resultado ha sido satisfactorio y el paciente camina perféctamente sin problemas ni dolor. Otra paciente de la cual no tengo fotos, ni parecidas, no está tan bien. La operé hace año y medio realizándole un cuña de base y Reverdin Green Laird. La mujer se queja de dolor, el pie se sigue inflamando mucho y radiológicamente parece que está bien, pero los resultados no son buenos, ya que si la paciente se queja de dolor es que algo no funciona. Le he puesto unas plantillas con las cuales camina bien, pero en cuanto se las quita dice que el dolor vuelve, no pudiendo caminar sin las plantillas. Conclusión, la intervención que le hice, no dió resultado, posíblemente no fue la correcta aunque esta estuviese bien hecha y radiológicamente no apreciemos nada.







Otra revisión que he tenido es la de una paciente a la cual le hice una osteotomía tipo Evans de calcáneo. La mujer se encuentra bien y la deformidad se le ha corregido. A pesar de la cirugía, la mantengo con plantillas. Han venido desde Burgos dos pacientes, una niña de 12 años y su abuelo, con la madre de la niña, la cual es médico. La niña tiene varios quistes sinoviales a nivel de las cabezas de 2º y 3º metatarsianos del pie dch y a nivel de la 4ª cabeza en el pie izd. El Abuelo tiene la enfermedad de Paget, lo cual le ha producido una basculación pélvica y una tibia vara sin compensación por lo cual el pie variza o prona en exceso y sobrecarga el arco externo por lo cual le voy a confeccionar una plantilla pronadora.






























No sé que pasa pero hay algunos toca narices que parece que están amargados o la envidia no les deja vivir en paz. He dejado de publicar varios comentarios por que lo único que hacen es atacarme, atacar a la A.E.C.P. y tocar los bolindroquios insultando escudándose en el anonimato. Como dicen algunas colombianas, Miércoles, pero que coños les he hecho yo. Esos hijos de flauta cuestionan tonterías y no dicen nada mas que falacias (Con F de Fundillo). Algunos no están conformes con lo que son y quiern cambiar el término de PODÓLOGO por el de Podiatra cuando etimológicamente significan lo mismo y nos diferenciamos en los planes de estudio y en los conocimientos, pero las palabras, significan lo mismo. Hay podólogos que son unos ineptos, al igual que hay podiatras ineptos. La A.E.C.P. puede ir allá donde la inviten, sea en Europa, Africa, América o la Conchinchina, y yo, voy donde me sale del fundillo, donde me invitan y donde me pagan, osea, voy donde me da la gana. Difundo la podología en cualquier parte donde me lo pidan, doy ponencias donde me inviten y opero donde me requieran, ¿pasa algo?. La A.E.C.P. ha estado representada en Francia, en Portugal, en Cuba y ahora en Colombia y seguirá estando donde la demanden. Si a mi me invitan a Turquía dar unas charlas o a operar y me lo pagan, ¿por qué no voy a ir?, ¿a quién le parece mal?, ¿por qué parece mal?. No nos acordamos que hasta hace cuatro siestas en España la Podología no era carrera universitaria, no nos acordamos que hace mas de 40 años ya había podólogos que operaban y la carrera no era universitaria, no nos acordamos que hace 58 años los cirujanos callistas pasaron a integrarse dentro de los Ayudantes Técnicos Sanitarios y algunos, ya operaban uñas y realizaban intervenciones periungueales y subungueales, entonces, ¿qué criticamos?. Necios, mas que necios. En Cuba, en Colombia, en Perú, en México, hay podólogos que nos dan sopas con honda a muchos podologuillos de las narices españoles. En Cuba son licenciados por si alguno no lo sabe y en los otros paises aunque no sea carrera universitaria, son carreras técnicas y operan; opera el que sabe, el que ha aprendido, el que va por delante de los demás, EL QUE VA ABRIENDO PASO A LA PROFESIÓN, como paso en nuestra ESPAÑA. Fuimos emigrantes y ya no nos acordamos, !qué pronto se le olvida al rico su miseria!. Yo soy PODÓLOGO, y aunque tenga trescientos doctorados y todas las condecoraciones del mundo, siempre iré con la cabeza bien alta presumiendo de PODÓLOGO, ni mas, ni menos, y el que se quiera vestir con títulos, que se de un baño de alabanzas. Fijaros, una de los honores me mas me gustan me lo han dado en Colombia, Miembro de Honor del Colegio de Médicos del Cauca-Popayán-, a un simple PODÓLOGO, que es lo que soy.
Lo de hijos de flauta, con F de fundillo, Miércoles, son expresiones que me he traído de Colombia, concretamente de la zona de Popayán, la capital del Cauca, y son expresiones que no creo que ya olvide nunca, lo mismo que el jugo de Lulo que tanta gracia le hacía a mi amiga Tatiana y a Mateo. El lulo es una planta solanácea que crece entre los 1200 y los 2200 metros, generalmente de forma espontánea, en sotobosque, sitios frescos y sombreados, cercano a corrientes de agua fresca y limpia. El fruto es circular u ovoide, de color anaranjado por fuera y dividido en cuatro compartimentos en su interior, llenos de pulpa de color verdoso y semillitas pequeñas. La pulpa es muy jugosa y de sabor agridulce utilizándose para hacer jugos, néctares y postres, comiéndose también tal cual, como yo la comí en casa de la abuela de Tatiana y Mateo. Esta fruta me encanta y en cuanto tenga oportunidad de comprarla en España, lo haré, su sabor no lo olvidaré jamás.
Otra de las cosas que no olvidaré de Colombia es su olor, ese olor que te impregna todo, que lo hueles a todas horas y en todas partes, en las montañas y en el valle. Así como sus ciudades no me gustaron mucho tan solo parte de ellas, a excepción de Popayán que me encantó, su paisaje es maravilloso, ese verdor, esas montañas, ese Valle.........una pena de inseguridad, por que Colombia, es inseguridad.

13 comentarios:

Antonio Capel dijo...

Cirugía del Pie. ¿Podólogos o Traumatólogos?
Esta es una larga historia que tiene su punto más crítico en la década de los 80.
En dicha década, aparecieron los traumatólogos en acción. Empezaron a interesarse por la técnica MIS, y sobre todo, por ser un terreno virgen tanto económicamente como de prestigio profesional. En otro tiempo, prestigiosos traumatólogos del reino operaban hallux con resultados desastrosos, huían de ésta patología. No querían saber nada del pie. Pero aparecieron los podólogos con su técnica innovadora, -el MIS-, entre ellos Quirós, Basas, Teatino, Rivera, Diz, Evaristo y algunos más que no recuerdo en la geografía nacional. Y surgió una guerra entre bastidores. Aparecieron podólogos que defendieron esta técnica con uñas y dientes; por otro lado, traumatólogos cuatreros afanosos para apropiarse de la misma como sea. Era el resurgir y esplendor de la Cirugía del Pie, surgió la famosa frase de “sale caminando por su propio pie”. Y era cierto. En el seno de los traumatólogos aparecieron dos grupos: los cuatreros, y, los que de verdad buscaban los avances de la ciencia. Y, ¡cómo no!, entre los podólogos también aparecieron los detractores. Unos por envidia, debido a sus limitaciones, y otros los egoístas, los que no querían enseñar. Un directivo llegó a decirle a un podólogo que empezaba a hacer MIS, que era un médico frustrado, que no se metiera a “médico”.
La guerra se avecinaba, hasta que estalló.
Los podólogos cirujanos se hicieron una piña. Los traumatólogos iban por libre en el territorio español; algunos de ellos siguieron los pasos de los podólogos viajando a Estados Unidos, casi de incógnito, querían aprender la técnica puesto que en España no podían hacerlo. ¿Por qué? Por dos razones: una, porque los podólogos no querían enseñarlas, -salvo excepciones- y la otra, porque un traumatólogo no podía rebajarse ante un ‘callista’. Esa era la palabra que utilizaban despectivamente.Pero entre los podólogos había otro grupo intermedio, con miras de futuro y planificación. Era la vía más sensata y razonable, que no se está explotando, aunque ya se están empezando a ver atisbos. Corregir es de sabios, y equivocarse de tontos. Lamentablemente hay más de lo segundo que lo primero. Era una guerra desigual entre Podólogos y Traumatólogos. Unos con cañones y otros con piedras. Sin embargo, la ciencia avanza, la información también; las redes sociales han dejado al mundo pequeño. Había un sólo objetivo científico: la Cirugía del Pie debía ser lo menos cruenta. Para el ciudadano daba igual qué profesional la hiciera.
Antonio José Capel Riera

Antonio Capel dijo...

Cirugía del Pie. ¿Podólogos o Traumatólogos?
Esta es una larga historia que tiene su punto más crítico en la década de los 80.
En dicha década, aparecieron los traumatólogos en acción. Empezaron a interesarse por la técnica MIS, y sobre todo, por ser un terreno virgen tanto económicamente como de prestigio profesional. En otro tiempo, prestigiosos traumatólogos del reino operaban hallux con resultados desastrosos, huían de ésta patología. No querían saber nada del pie. Pero aparecieron los podólogos con su técnica innovadora, -el MIS-, entre ellos Quirós, Basas, Teatino, Rivera, Diz, Evaristo y algunos más que no recuerdo en la geografía nacional. Y surgió una guerra entre bastidores. Aparecieron podólogos que defendieron esta técnica con uñas y dientes; por otro lado, traumatólogos cuatreros afanosos para apropiarse de la misma como sea. Era el resurgir y esplendor de la Cirugía del Pie, surgió la famosa frase de “sale caminando por su propio pie”. Y era cierto. En el seno de los traumatólogos aparecieron dos grupos: los cuatreros, y, los que de verdad buscaban los avances de la ciencia. Y, ¡cómo no!, entre los podólogos también aparecieron los detractores. Unos por envidia, debido a sus limitaciones, y otros los egoístas, los que no querían enseñar. Un directivo llegó a decirle a un podólogo que empezaba a hacer MIS, que era un médico frustrado, que no se metiera a “médico”.
La guerra se avecinaba, hasta que estalló.
Los podólogos cirujanos se hicieron una piña. Los traumatólogos iban por libre en el territorio español; algunos de ellos siguieron los pasos de los podólogos viajando a Estados Unidos, casi de incógnito, querían aprender la técnica puesto que en España no podían hacerlo. ¿Por qué? Por dos razones: una, porque los podólogos no querían enseñarlas, -salvo excepciones- y la otra, porque un traumatólogo no podía rebajarse ante un ‘callista’. Esa era la palabra que utilizaban despectivamente.Pero entre los podólogos había otro grupo intermedio, con miras de futuro y planificación. Era la vía más sensata y razonable, que no se está explotando, aunque ya se están empezando a ver atisbos. Corregir es de sabios, y equivocarse de tontos. Lamentablemente hay más de lo segundo que lo primero. Era una guerra desigual entre Podólogos y Traumatólogos. Unos con cañones y otros con piedras. Sin embargo, la ciencia avanza, la información también; las redes sociales han dejado al mundo pequeño. Había un sólo objetivo científico: la Cirugía del Pie debía ser lo menos cruenta. Para el ciudadano daba igual qué profesional la hiciera.
Antonio José Capel Riera

Antonio Capel dijo...

El afectado iba a acudir a quien mejor la hiciera.En los años 80, nos dimos cuenta que la PUBLICIDAD era la madre del cordero. ¿Quién conocía a los podólogos? ¿Quién sabía que los podólogos podían operar? ¿Cómo captar a los clientes con la mala fama que tenía esa operación realizada por los traumatólogos? El primer escuadrón de choque eran las propias consultas. Había que convencerlos de la benignidad de la técnica MIS. “Sale andando por su pie”. En Murcia se echó mano para hacer publicidad del Colegio de Enfermería, -cuando no existía Colegio de Podólogos- posteriormente a través del Colegio de Podólogos a propuesta de un colegiado. El resultado fue espectacular. Hoy lo hacen en Andalucía y en Asturias. En Murcia se hizo en la segunda mitad de los 80. Pero, ¿a quién había que remitirlo? ¿Al podólogo que hacía MIS o al traumatólogo que también hacía MIS? He ahí la disyuntiva. Jamás hubo dudas. JAMAS. El PIE siempre será para el podólogo; pero si no se saben jugar las cartas, se irán al otro bando.
¿Dónde está el error de que la Podología aún no esté lo suficientemente fomentada y fortalecida?Única respuesta: en los Colegios y en el Consejo General. La Organización Colegial es la encargada promover este servicio al paciente. La gran ventaja de los podólogos ante los traumatólogos es el PRINCIPIO DE INMEDIATEZ. Antes se acude al podólogo que al traumatólogo. Aprovechémonos de esta arma insuperable e inestimable. Los podólogos son los que derivan la cirugía a quien estimen oportuno. Los traumatólogos carecen de esta primacía. Por lo tanto, el pie es del podólogo con toda su gama de patologías.Afortunadamente han aparecido asociaciones y podólogos que están paliando la impericia y larga siesta de la Organización Colegial.Es la Organización Colegial la encargada de hacer conocer hasta los últimos confines del territorio español la profesión. Para ello debe utilizar todos los medios a su alcance, bien sean medios de comunicación, políticos, publicidad, Un claro ejemplo de buen hacer fue en Asturias. El 41 Congreso, llevado con rigor y seriedad por su presidente, José Luis Fernández Lago; a la sazón, nuevo Secretario General del Consejo y motor de arrastre de vetustos miembros e inamovibles miembros.
Desde hace tiempo se está reivindicando esta quietud de la Organización. Tampoco hay que olvidar la torre de Babel del profesorado y las nuevas escuelas de podología.
¿Qué hacer?
Potenciar a los buques insignia y a los portaviones de la profesión. A los podólogos con consultas abiertas. Ellos son la mejor publicidad.
Desde hace tiempo que la Organización Colegial debía haber creado un premio a los distinguidos podólogos; jubilados o no, vivos o muertos. Asimismo a la asociaciones.
Podólogos como los antes mencionaos hacen el futuro de la podología. Asociaciones como AECP, prestigian la profesión.
Podólogos como Basas, son nuestros mejores embajadores. ¿Para cuándo un reconocimiento oficial y ECONOMICO a estos profesionales y Asociaciones? ¿Hay que esperar a dárselos de manera póstuma?
Gracias B. Basas por hacer conocer la podología española por aquellos horizontes, por impartir tu ciencia, a la que asisten médicos y otras disciplinas a escucharte.
Antonio Capel

Antonio Capel dijo...

El afectado iba a acudir a quien mejor la hiciera.En los años 80, nos dimos cuenta que la PUBLICIDAD era la madre del cordero. ¿Quién conocía a los podólogos? ¿Quién sabía que los podólogos podían operar? ¿Cómo captar a los clientes con la mala fama que tenía esa operación realizada por los traumatólogos? El primer escuadrón de choque eran las propias consultas. Había que convencerlos de la benignidad de la técnica MIS. “Sale andando por su pie”. En Murcia se echó mano para hacer publicidad del Colegio de Enfermería, -cuando no existía Colegio de Podólogos- posteriormente a través del Colegio de Podólogos a propuesta de un colegiado. El resultado fue espectacular. Hoy lo hacen en Andalucía y en Asturias. En Murcia se hizo en la segunda mitad de los 80. Pero, ¿a quién había que remitirlo? ¿Al podólogo que hacía MIS o al traumatólogo que también hacía MIS? He ahí la disyuntiva. Jamás hubo dudas. JAMAS. El PIE siempre será para el podólogo; pero si no se saben jugar las cartas, se irán al otro bando.
¿Dónde está el error de que la Podología aún no esté lo suficientemente fomentada y fortalecida?Única respuesta: en los Colegios y en el Consejo General. La Organización Colegial es la encargada promover este servicio al paciente. La gran ventaja de los podólogos ante los traumatólogos es el PRINCIPIO DE INMEDIATEZ. Antes se acude al podólogo que al traumatólogo. Aprovechémonos de esta arma insuperable e inestimable. Los podólogos son los que derivan la cirugía a quien estimen oportuno. Los traumatólogos carecen de esta primacía. Por lo tanto, el pie es del podólogo con toda su gama de patologías.Afortunadamente han aparecido asociaciones y podólogos que están paliando la impericia y larga siesta de la Organización Colegial.Es la Organización Colegial la encargada de hacer conocer hasta los últimos confines del territorio español la profesión. Para ello debe utilizar todos los medios a su alcance, bien sean medios de comunicación, políticos, publicidad, Un claro ejemplo de buen hacer fue en Asturias. El 41 Congreso, llevado con rigor y seriedad por su presidente, José Luis Fernández Lago; a la sazón, nuevo Secretario General del Consejo y motor de arrastre de vetustos miembros e inamovibles miembros.
Desde hace tiempo se está reivindicando esta quietud de la Organización. Tampoco hay que olvidar la torre de Babel del profesorado y las nuevas escuelas de podología.
¿Qué hacer?
Potenciar a los buques insignia y a los portaviones de la profesión. A los podólogos con consultas abiertas. Ellos son la mejor publicidad.
Desde hace tiempo que la Organización Colegial debía haber creado un premio a los distinguidos podólogos; jubilados o no, vivos o muertos. Asimismo a la asociaciones.
Podólogos como los antes mencionaos hacen el futuro de la podología. Asociaciones como AECP, prestigian la profesión.
Podólogos como Basas, son nuestros mejores embajadores. ¿Para cuándo un reconocimiento oficial y ECONOMICO a estos profesionales y Asociaciones? ¿Hay que esperar a dárselos de manera póstuma?
Gracias B. Basas por hacer conocer la podología española por aquellos horizontes, por impartir tu ciencia, a la que asisten médicos y otras disciplinas a escucharte.
Antonio Capel

BERNA dijo...

Gacias Antonio, no se qué ha pasado con tu comentario pero ha salido partido y duplicado. Un saludo
Bernaridino Basas

BERNA dijo...

Gacias Antonio, no se qué ha pasado con tu comentario pero ha salido partido y duplicado. Un saludo
Bernaridino Basas

Anónimo dijo...

Bernardino, estoy convencido que la foto que pones de la osteotomia en el calcáneo, es un escaneado de un libro. Tienes que organizar el archivo, de lo contrario no te aclararás en el futuro.

Saludos campeón

BERNA dijo...

Compañero, la foto no la he escaneado de ningún libro, me la envió un compañero. Un saludo
Bernardino Basas

Miguel Angel dijo...

Enhorabuena Bernadino por esa distinción en Colombia, me alegro de verdad.
Miguel Angel

Anónimo dijo...

Bernardino, enhorabuena por ese honor que te han dispensado en Colombia. A ver cuando a muchos compañeros como Basas y a el mismo se les hace algo parecido en España, pero no a los mismos de siempre, a los que están en el Consejo o a los presidentes de Colegios, que siempre esperamos cuando ya es tarde.

Enrique Villalba, Alicante dijo...

Hace años que trato la onicomicosis con un buen fresado y A. Nítrico al 60 %.Tengo buenos resultados y curaciones absolutas, no hay más que bautizar el lecho ungueal tras el fresado y no recrearse como cuando tratas un papiloma, sólo una pequeña pincelación, esto no deja de ser de sentido común, si un antibiótico es efectivo es lógico que sea más fungicida algo que quema, a esta conclusión llegué hace tiempo y pensé en ir a un congreso y describirlo pero se me han quitado las ganas, la desidia ha podido más, lo reconozco.

Anónimo dijo...

A ver soy un diplomado en podologia y viendo el panorama que hay en nuestra profesion he estado pensando en montar una ortopedia quedria saber si los poodlogos la podemos montar gracias.

Uno de Casa Tarradellas dijo...

Aycart,Lorenzo Quirós, B. Basas, Benegas, Salcini, José Valero, etc.etc. ¿para cuando un homenaje para ellos en España?. ¿Cuándo estén en el otro mundo?. Enhorabuena Basas, los colombianos te han hecho miembro de honor de su Colegio de Médicos, algo que deberían de pensar los colegios de Podólogos de España. Gracias por difundir la podología por todos los lados. Un saludo
Uno de Casas Tarradellas