martes, 31 de agosto de 2010

Cuba para el recuerdo. Mañana comienzo de nuevo con cirugía.

Bueno, se terminó lo bueno, bueno, no lo bueno, sino lo mejor, las vacaciones. Mañana comienzo a trabajar y comienzo con una cirugía. Vendrá conmigo al Hospital la compañera Rocío Marcos. Voy a operar a una niña de alto riesgo de una onicocriptosis, algo que no deberemos operar en nuestra clínica cuando la paciente tiene todos los números de la lotería de sufrir un Shock psíquico, un Shock anafiláctico y un Shock Cardiaco el cual nos puede dar a nosotros si le ocurre algo a la niña. Comienzo los días un tanto moviditos ya que por la tarde tengo a seis pacientes que vienen de fuera de Salamanca para que les mire a consecuencia de unas fascitis crónicas, bueno, cinco pacientes de fuera, el otro es de Salamanca. Mónica me tiene preparada otra paciente para hacerle un preoperatorio creo que de dedos en garra, y otro de Zamora de otro dedo, paciente que lo manda la compañera Judith, la cual me ha mandado otro paciente para otro día. Judith, muchas gracias y sabes que estas invitada a las operaciones.
Hoy quiero hablar algo de algunas compañeras de Cuba que lo están pasando mal, por eso, esta entrada es un recuerdo a Cuba y especialmente a estas compañeras.


Magela, mi amiga Magela Nataly, lo está pasando realmente mal, está con dengue. Creo que está o ha estado ingresado pues hace tiempo que no tengo noticias suyas, solo lo que me han contado sus padres. Magela es una amiga muy especial para mi, al igual que su familia junto con la de Denise y por su puesto Denise. Seguro que algunas se pondrán celosas por esto que digo pero es así. Capítulo aparte es mi amiga Odalys Guevara y su familia, de la cual no he podido subir fotos por un problema que me ha dado el ordenador debido al formato en el que tenía las fotos de Odalys. El padre de mi amiga Odalys ha estado muy enfermo y gracias a Dios se encuentra muy bien.



Con Magela Nataly bailando salsa, algo que de lo que no tengo ni idea, "pero mira que se empeñan en que yo baile salsa si no tengo ni pajolera idea". Todas han intentado en vano enseñarme y cada vez me siento mas ridículo.














Con Zulamys y con Yamy en Almendares.





















De nuevo con Magela, en la foto de abajo, después de operar de un tumor en el calcáneo a una chica.



















Con Margarita, Gatita Coqueta, la cual lo ha pasado muy mal pero que ahora ya está viviendo momentos buenos de nuevo en Cuba, después de permanecer algún tiempo en Venezuela.
En la foto, Yamilia, la de la derecha, la cual también está pasando por momentos difíciles. Han operado varias veces a su hijo, su vida no es ni ha sido fácil pero ella es una luchadora, es cubana y saca pan debajo de las piedras y sino, es capaz de quitarle una piedra al diablo.















Martha, un encanto que me encanta. Siempre es una alegría el verla y el tener noticias suyas pero últimamente casi no me escribe.














Con Kenia, otro cielo de chica la cual está pasando por momentos duros. Estando yo en Cuba, se cayó y se fracturó el codo por tres o cuatro sitios. La fui a ver al hospital y la fractura fue muy fea, mala y grave. Aún no está recuperada y de momento sigue con rehabilitación. Espero se recupere del todo y vuelva pronto a su puesto de podóloga en el Instituto Nacional de Diabetes.














Denise, hay mi Denise, ya he hablado antes de ella. Es una gran amiga. En Mayo, cuando fui con mis padres, fuimos juntos varias veces a La Casa de la Música y hablamos y hablamos. Todos los días quedábamos en mi hotel y un día me invitó a comer a su casa con su familia. Comimos fenomenal, un lomo de cerdo "puerco como dicen ellos" a la cazuela que estaba fenomenal. Denise también lo ha pasado mal recientemente pues ha tenido un abceso que se le complicó y ha tenido una gran infección que le dejó gran agujero que parece, según me cuenta, ya ha sanado completamente.


















Teresa, una compañera de fuera de La Habana que siempre está sonriente.












Mis amigas de Camagüey. Aleida, a la izquierda, parece que ya está mucho mejor, pero hace tiempo que no se comunica conmigo. En mayo coincidimos en La Habana, hablé con ella por teléfono pero no nos pudimos ver. Tenía un fuerte problema de pubis, una pubialgia que no la dejaba caminar. Espero que esté totalmente recuperada. A ver si cuando lea mi blog, me escribe y me cuenta.



Yamilia, de nuevo Yamilia, a ver si su vida se centra un poquito y le empiezan a ir bien las cosas. Parce que su hijo está bien de las operaciones, espero no le tengan que volver a operar como parecía en un principio. Lleva dos o tres operaciones cerebrales.


















Esta mujer es un torbellino, Mari Luz, todo un huracán caribeño. Está esperando para irse de nuevo a Cuba después de permanecer varios años en Venezuela.











Lo mismo le pasa a Alba, con la cual estuve hablando la semana pasada y en Septiembre termina su misión en Venezuela, por lo cual está esperando impacientemente irse para Camagüey.






Mari, una chica muy guapa a la cual tampoco le ha sido fácil la vida. Bueno, yo creo que en Cuba la vida no es fácil para nadie, pero como en todos los sitios, hay personas que parece que tienen mala suerte. Espero que en Marzo, cuando vaya al congreso de PodoCuba, si es que voy que si no cambian las cosas va a ser que sí, me cuente como le va su nueva situación Cubana pues ya, dentro de poco, creo que le toca incorporarse. A Mari le gusta cuidarse mucho, va al gimnasio y tiene un cuerpo estupendo, duro como el marmol, como a ella le gusta.















Y yo, ahora, miro a la Luna, a mi musa, pienso que en todas partes hay alguien que se está acordando de ti y que siempre, en cualquier sitio, hay alguien que te quiere, que te ama y que necesita que se acuerden también de uno. Cada día tienen mas valor para mi, las cosas pequeñas, y el poder mirar a La Luna cada día y poder ver el Sol al día siguiente, es una de ellas, lo cual, si se mira desde el fondo del Alma, no es cosa pequeña, sino, una gran ocasión.






No hay comentarios: