jueves, 15 de julio de 2010

Uña incarnada (Onicocriptosis). Casos de hoy.


Sigo con la melancolía de mis años de luces y con la cabezonería de querer torear el toro de mi vida, aunque ello, me cueste un disgusto. Pongo estas fotos como añoranza a los años en los que intenté ser figura del toreo y no lo conseguí. En esta ocasión es una novillada en Orduña, hace ya mucho tiempo, cuando ni siquiera pensaba en quedarme calvo. Este vestido lila y oro perteneció al maestro Antoñete en sus años de reaparición. En la primera foto estoy tras la barrera de la plaza de toros, mirando fijamente lo que está pasando en el ruedo. A esta novillada me acompaño mi padre, el cual conducía. Yo no soy supersticioso pero cuando salimos de Burgos, nos encontramos delante con un coche fúnebre que iba vacío, al cual, perdimos de vista para encontrárnoslo mas tarde ya por tierras de Vizcaya. Nos adelantó y lo perdimos de vista hasta que llegamos a Orduña, donde volvimos a encontrar al maldito coche. A Dios gracias, no fue presagio de nada.


Esa tarde alterné con Francisco Villalta (Paco Villalta), con el que estoy en la foto de la izquierda. Los dos coincidimos con vestidos Lila y Oro, con la diferencia de que el suyo tenía las piedras verdes y el mío rojas, por lo cual, él llevaba el corbatín y el fajín verde y yo rojo. Paco Villalta tenía mucho valor, poco antes de esta novillada, recibió una cornada muy grave por parte de un novillo que le atravesó el pulmón. Poco después se metió a banderillero y los toros le castigaron y a consecuencia de una enfermedad tuvo que dejar de vestir el traje de luces y retirarse.
Para terminar con el tema taurino voy a poner unos versos que he escrito hace un rato y que expresan lo que siento en estos momentos
Toro Negro, de estacas como cuchillos,
mi miedo es grande,
tu mirada por mi pecho se expande,
sufro en silencio y no chillo.
Frente a ti, mi corazón acelerado late,
y aún sabiendo que puedo perderlo todo
me enfrento a tus astas de lodo
aunque tu ponzoña me mate.
Menudos días llevamos en la clínica, la diversidad de patologías ha sido enorme. Las quiropodias han bajado brutalmente y sabemos por que es, pero no importa, cada cual que se gane la vida como quiera, si se quieren bajar los pantalones y subir las faldas, cada uno es libre de hacer de su vida un prostíbulo podológico. Hoy he atendido a 41 pacientes de los cuales tan solo 13 han sido de quiropodias, el resto han sido de diversas patologías. Voy a poner varias fotos de hoy mismo de diversas patologías que he tenido, sin contar las que ha tenido mi padre y mi hermano, ya que mi hermana se encuentra de vacaciones.


Esta paciente vino a revisión post operatoria. En la operación estuvo la compañera Rocío, le realicé un Austin y dedos en garra. Gracias a Dios se encuentra bien, pues al principio, nos dio problemas. Hace cuatro años le operé el pie izquierdo de el otro juanete y de otros dos dedos en garra.





Una paciente diabética viene con una lesión ulcerosa en el pulpejo del primer dedo, después de haber caminado en exceso.








Se le había formado un ampolla, pero la neuropatía diabética le impedía sentir dolor.









Se le había formado una úlcera que se la he curado con Nu-Gel, un gel de colágeno que va realmente bien para este tipo de patologías.



































Otra paciente vino por que se le había caído la plancha encima del dedo gordo y tenía mucho dolor aunque no mucho hematoma.






La pila de la cámara se terminó y no pude hacer foto de la radiografía que le hice. Se había fracturado la falange por dos sitios. Le hice una férula digital con aluminio y gomaespuma y le puse un calzado postquirúrgico.

















Otro paciente ha venido diagnosticado de espolón calcáneo. Tiene gran dolor en el talón.








Le mando hacer una ecografía de la fascia plantar y en ella se ve un engrosamiento de la misma.











Así mismo le mando una Resonancia Magnética y ratificamos que lo que el paciente tiene es una fascitis plantar cronificada pues llevaba mas de un año con ella. Le habían realizado varios pares de plantillas, fisioterapia, electroterapia. No le habían realizado infiltraciones por lo cual le hice una infiltración con Trigón Depot, acetónido de triancinolona.



Otra paciente vino por un papiloma que le había infiltrado con Bleomicina hace cinco días en el dorso del dedo. El papiloma se mostraba totalemente oscuro y se lo eliminé sin problemas en cinco días.








Otra chica que vino hace unos día con varios papilomas en el talón, se pueden ver los papilomas que ya le había quitado, vino par quitarle el último que le quedaba, el cual le inyecté con la Dermojet y Bleomicina.




















Una paciente diabética vino preocupada por que los pies se le habían inflamado. La inflamación era debida a que había sufrido quemaduras solares el pasado fin de semana. Las quemaduras eran importantes. Le receté Limphomyosot para el drenaje limfático y silvederma, sulfadiacina argéntica.










La paciente había estado en la playa con sandalias y se había quemado el dorso de los pies.













Otra paciente vino con infección en varios dedos, igualmente era diabética. Presentaba gran edema, celulitis, hiperemia e induración en dorso del pie. Debajo de las uñas del segundo, tercero y cuarto dedos, se apreciaba una coloración verdosa.












Freso las uñas y sale colección de pus, de la cual tomo muestras para mandarla al laboratorio de bacteriología y que me manden un antibiograma.
Mientras tanto, le he pautado amoxicilina clavulánico cada ocho horas.








A primera hora de la mañana, operé a una chica de 26 años de una uña incarnada que le daba la lata desde hace seis meses, y ni el médico de cabecera ni el podólogo al que iba, le solucionaban definitivamente el problema, por lo cual le propuse la intervención.



Simplemente le hice un bloqueo del dedo, le puse un anillo hemostático de los que le gustan a mi amigo Teatino,













Le saqué la espícula que se le incarnaba y le hice una buen legrado con una cucharilla de Walkman. Con el bisturí eléctrico cautericé la zona de la matriz ungueal y le puse Sulfaidacina Argéntica en pomada.















































3 comentarios:

Irma Arias dijo...

Hola Bernardino, todo lo que nos envias tieen su propio encanto, debes estar disfrutando aun y por mucho tiempo la gran final del mundial de futbol, en Perú compartimos tu alegría y recibe nuestras felicitaciones.
En Perú seguimos trabajando mucho, si Dios quiere estaremos en Chile para el Congreso de Diabetes y/o en Diciembre en Argentina a la presentación de las Guias Clínicas de pié Diabético.

Disfruta de tus vacaciones y esperamos noticias tuyas.
irma Arias.
Perú

Anónimo dijo...

HOLA
ME LLAMO DIEGO Y SOY DE GUADALAJARA JAL MEXICO
SOLO PARA FELICITARLO POR SU TRABAJO .
ME GUSTARIA ESTAR EN CONTACTO POR MEDIO CORREO

BERNA dijo...

Hola Diego, muchas gracias. Mi correo es berbasgar@gmail.com Un saludo
Bernardino Basas