sábado, 19 de junio de 2010

IV Seminario Práctico de Cirugía Mayor Ambulatoria en Podología sobre Cadaver.

Estoy recién llegado de Alicante, donde en la Universidad Miguel Hernández, la A.E.C.P. hemos impartido el IV Seminario Práctico de Cirugía Mayor Ambulatoria en Podología sobre Cadáver, el cual, considero que ha sido todo un éxito. Las plazas se agotaron para los dos módulos, quedando pendientes varias personas que no pudieron apuntarse por estar el cupo cubierto. Este evento tiene una gran demanda, tanto por parte de asociados como no asociados. Posiblemente sea el mejor curso de estas características que se celebre en España, con muy poco riesgo de equivocarme. Una de las cosas que mas me ha gustado que la asistencia de podólogos muy jóvenes, algunos de los cuales han terminado la carrera recientemente, lo cual quiere decir que la cirugía del pie realizada por podólogos, tiene futuro o por lo menos, interés para algunos. Lo cierto es que gracias a la cirugía, la podología ha dado los pasos que ha dado socialmente en todos los aspectos. Gracias a la cirugía se han conseguido profesionalmente muchas cosas, entre ellas, la ley del medicamento, le pese a quien le pese. Esperemos que en los otros campos como la biomecánica, tan íntimamente unida a la podología, la ortopodología, la dermatopodología, etc. alcancen el mismo interés por parte de los podólogos y realcemos nuestra querida profesión, la cual, es empujada hacia adelante, por un grupo de podólogos que de verdad se creen lo que són, PODÓLOGOS, y que por otra parte, es denigrada, agraviada y ultrajada por parte de otros que la tiran por tierra con su forma de actuar. No todos lo podólogos tienen que hacer plantillas, no todos los podólogos tienen por que realizar estudios biomecánicos, no todos los podólogos tienen por que hacer cirugía, pero el que no realice cualquiera de lo anteriormente citado, lo que debe de hacer es enviarlo a otro compañero que sí lo haga. El que solo realice quiropodias y solo se dedique a ello, no debe enviar a ningún paciente a hacerse plantillas a las ortopedias, ni a un dermatólogo para quitarle un papiloma, ni al traumatólogo para que lo operen, lo deben de mandan a otro compañero que sí lo haga. El realizar solo quiropodias es tan digno (aunque yo no lo comparta) como el que solo hace ortopodología, o cirugía, o hace de todo, lo que no es digno, es la forma en la que se están haciendo esas quiropodias, la competencia desleal, el bajarse los pantalones ante todo, el ir fastidiando a los compañeros y por lo tanto, el ir fastidiando a la profesión.
Posiblemente los compañeros que han asistido al Seminario Práctico de Alicante, hayan asistido al mejor curso de este tipo, de cuantos se han celebrado en España, a pesar de los errores y fallos que hayamos podido cometer en su organización. Estoy seguro que muchos de los compañeros no asociados que han asistido, se van a asociar, y que otros tantos que no han asistido por falta de plazas, lo harán en la próxima edición, aumentado el número de asociados como así está sucediendo.
Como equipo docente hemos estado Luke Cicchilelli, Michael Graham, Francisco García Carmona, José Luis Salcini, Luis María Gordillo, Dionisio Martos, Fernando de Francisco Peñalva, Julio López Morales, Fernando Martínez Merino, Javier Pascual Huerta y Bernardino Basas, "osease", un servidor.
Lo único que no me gustó del curso, es que el día 19 es el cumpleaños de mi hija y no pude estar presente, algo que ya ha ocurrido en otras cuatro ocasiones, y la verdad, me duele. Tengo que pedirle perdón a mis hijos y a mi mujer por dejarlos tanto tiempo y dedicarle mas tiempo a la podología que a ellos, algo que cada vez está ocurriendo menos. A la vez que les pido perdón, les doy las gracias por que son estupendos, me entienden y no se como lo aguantan.
En próxima entrada, seguiré hablando algo sobre el evento y daré las gracias a la A.E.C.P. por el momento que me hicieron pasar.
En esta foto Joan Termens, Bernardino Basas, Rocio Marcos y Luke Cicchinelli.














Javier Ferrer, yo, y Julio López Morales.


Marilar, Dionisio Martos y Fernando de Francisco.



Los anteriormente citados con Almudena, la eficiente Almudena, que la verdad, se lo curra.




Bueno, bueno, ir etiquetándolos, y saldrá un buen grupo.





La pareja de moda del curso, Joan Termens y Rocío, pero......ya quisiera Joan. Amigos, solo amigos, no penséis en otra cosa, mal pensados, además, el único que se bañó con Rocio fui yo, en la piscina.
Bueno, el lunes comienza mi jornada veraniega, en la cual solo trabajo hasta las siete y me estoy pensando en si dejar de trabajar el viernes (solo e el verano), ya veré.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estás metido en todos los fregaos y casi siempre sois los mismos.

Dioni (Beas) dijo...

Es verdad anínimo, somos los mismos los que sacrificamos nuestras familias para ir a enseñar, los que andamos cambiando guardias devolviendolas los fines de semana para ir a enseñar, los que escribimos artículos para enseñar, los que nos inscribimos en cursos en el extrangero para luego venir a España a enseñar, los que dejamos de pasar consulta e ingresar dinero para ir a enseñar, los que nos pegamos una buena tunda de kilómetros para ir a enseñar, los que somos apreciados por nuestros compañeros por que les enseñamos, los que dirigimos asociaciones a cambio de NADA por la profesión, y mientras los mezquinos y de conducta malvada e inconscientes y parásitos de la profesión como tu que te has de ampararte en el anonimato, intentando minar con tus críticas fáciles y absurdas nuestro buen quehacer. No te mando a ningun sitio porque a buen seguro ya medras donde te mereces, en la indigencia personal.
Gracias por darme la oportunidad de contestarte a ti y a todos los anónimos que handan pululando por los blog, con el único interes de fastidiar. Y ten en cuenta que por la envidia se cometió el primer asesinato en la humanidad, así que ya lleva el género humano tiempo soportándoros.
Dionisio Martos

Anónimo dijo...

Anda, anda, que por la jeró no hace nadie nada. Seguro que buen dinerito habrá ido a parar para alguno de esos bolsillos solidarios. No me digas que Bernardino no se ha llevado nada del Seminario Internacional de Salamanca cuando a su clínica van compañeros pagando para que les enseñe.