jueves, 10 de marzo de 2011

Plantillas. Los Guateles. Hola buenas tardes. Algo mas de mi viaje colombiano. La maleta y 2.000.000 de pesos.

No iba a volver a hablar nada mas de mi último viaje a Colombia pero la indignación que tengo por ciertas cosas hacen que vuelva a poner algo mas sobre mi periplo colombiano. Comenzaré con un viajecito de atragantón a una finca que fue una delicia una vez estuve allí. Fue un placer el visitar una mujer encantadora y un sitio típico y muy bonito. A este lugar me llevaron desde Popayán la nieta de la encantadora mujer y su querido Alex. La mujer es la abuela de Sandra Patricia, la cual cuenta con ochenta y tantos años y vive sola en la finca, en una zona "caliente" y "roja", donde la guerrilla se esconde en cualquier parte. Durante el viaje a la finca lo pasé verdaderamente mal y no es que Alex conduzca mal, no, es que es un temerario, como casi todos los que conducen por esas carreteras, desde los taxistas a los transportistas. Nunca he pasado tanto miedo en las carreteras como en Colombia, no es extraño que haya tal cantidad de accidentes y muertes en la carretera. Estas primeras fotos que pongo las tiré sacando la cámara por la ventanilla del coche cuando Alex iba a adelantar a un camión en plena curva y pasando de la línea continua, yo estaba que me bajaba de el coche. Fijaros bien en el adelantamiento y en al línea continua cuando estamos adelantando, antes comenzó el adelantamiento en la curva. Para mas inri, la carretera estaba en pésimas condiciones por la lluvia, con corrimientos de tierra, hundimientos de asfalto y reparaciones.










Fijaros en el agujero que se hizo en el asfalto y el corrimiento de la calzada.












Fijaros el hundimiento de la carretera y el peldaño que se había formado y no creáis que van despacio, no, van a toda leche.








Una perspectiva de como es la carretera por donde íbamos, carretera que lleva a Pasto.







Sandra Patricia y Alex, los que me llevaron a la finca.
























La abuela en la cocina, una cocina antigua, antigua, de leña y todo el día encendida como antiguamente en España. La abuela estaba haciendo café de puchero, un café recolectado en la finca como muchas de las cosas.







































Este es un horno de leña en el exterior de la casa donde hacen el manjar blanco o arequipe, postre típico colombiano.


















Con la abuela y con la abuela y su nieta Sandra patricia.























Abuela y nieta en la cocina de la finca haciendo el tintico.














Sandra Patricia, posando como siempre.














Sentado en la cocina. Detrás colgada del palo, una morcilla recién hecha y que comimos por la noche. Estaba muy buena, fritita. Este día ha sido de los días mas agradables que he pasado en Colombia, no lo olvidaré nunca, ni a la abuela ni a sus nietas, como tampoco olvidaré el mal rato que me hizo pasar Alex en la carretera, y no solo él, sino los demás conductores que nos encontramos por el camino. Al final de esta entrada hablaré algo sobre la historia de la maleta colombiana.














Pongo estas fotos con Marilar y Sergio Miralles por que han aparecido etiquetadas en una página en el ciber espacio y me la han enviado al correo. Es del día de la graduación.














Bueno, por fin ya tengo unos cuantos tentaderos programados para poder torear, espero que el tiempo acompañe y no se me suspendan. Uno de ellos es en la finca donde estoy toreando en las fotos que cuelgo.



































Antes de irme a Colombia, fui a operar a Badajoz con mi amigo Pepe Marroyo y me acerqué a los Guateles, la finca de El Litri. Con respecto al año anterior he visto que ha reducido en número de cabezas de ganado bravo, siendo la camada para este año y el que viene mas cortita. Es una finca que me encanta, preciosa y con unas buenas instalaciones. La mujer de El Litri, Carolina Herrera, con la que he coincidido en alguna ocasión, dicen que ha puesto mano en el interior de la vivienda y la ha dejado muy bien decorada, espero verla algún día.









































Ya en Badajoz operamos a un chico de un cuarto dedo rotado e infraductus. Le hicimos una artrodesis.



























Hoy he realizado la cirugía de un dedo y mi hermano Antonio de otro dedo. El mes de Marzo se está comportando bien, sobre todo en cirugías y plantillas, bueno, tampoco faltan papilomas. Últimamente vienen muchos pacientes para realizarse plantillas sin que nosotros se las propongamos, ellos mismos vienen diciendo que vienen a hacerse unas plantillas, unos mandados por el traumatólogo, y otros, por que creen que las necesitan y la mayoría de las veces así es. Esto mismo me ha comentado Miguel Angel.

Pongo el caso de unos soportes que le estoy haciendo a un paciente con los tendones de Aquiles muy acortados, marcha en equino pero como curiosidad, equino-valgo, no equino-varo como suele ser los habitual. La pronación que tiene es muy acusada, sobre todo en el pie izquierdo, es un caso curioso. El paciente tiene un pie neurológico y sus extremidades fueron afectadas de poliomielitis de pequeño, pero la afectación fue suave, permitiéndole caminar pero con gran atrofia muscular en sus M.I.
































































































































































LA MALETA. 2.000.000 de pesos.
Mes y medio antes de marchar para Colombia mandé una maleta con cosas que me habían pedido los compañeros colombianos, como hice el año pasado sin problema alguno. En la maleta había objetos personales, algunas medicinas, muestras de soportes plantares standar, muestras de siliconas, muestras de cremas de urea aportadas por el laboratorio Isdin, otro tipo de cremas, algunas fresas de distintas clases, dos tipos de forros, esparadrapos y alguna cosa mas. Pues bien, pasaba el tiempo y la maleta que tenían que haber recibido en unos 15 días no llegaba y no llegó hasta ayer después de una larga historia. Llegué a Colombia y la dichosa maleta resulta que estaba en la aduana en Bogotá, la localizaron unos compañeros colombianos después de decirme en España que la maleta había llegado a Bogotá tal día, día en el que la retuvieron en aduana y nunca mandaron ninguna notificación a los destinatarios de la misma, los cuales se encontraban en Popayán, que es donde tenía el destino la maleta y donde tenían que entregarla. Los compañeros se ponen en contacto con los trabajadores de la aduana y le confirman que efectivamente la maleta se encuentra en las bodegas de la aduana pero que si quieren recuperarla tienen que pagar 180.000 pesos por cada día que ha estado allí depositada, algo totalmente ilegal por que no habían recibido notificación alguna. El tiempo pasaba y el incremento del precio de recogida iba aumentando y los funcionarios de aduanas, tan "legales" ellos y "buenas" personas que no saben lo que significa corrupción, se ofrecieron tan "amablemente" a que recuperasen la maleta pasando por "caja" negra. El asunto se movió y se movió pero como no había notificación alguna de esa maleta, la maleta en sí podía desaparecer en cualquier momento y se perdería para siempre si no se le pagaba lo correspondiente que pedían los trabajadores de la aduana. Como el tiempo iba pasando y los compañeros estaban en Popayán, se puesieron en contacto con unos amigos de Bogotá, los cuales se encargaron de intentar recuperar la maleta, pues no era viable ir hasta Bogotá a recogerla. Pues bien, entonces la maleta había subido de precio y cada uno de los implicados en la aduana pedía por sacarla de allí 500.000 pesos y como eran tres, el precio ascendía a 1.500.000 de pesos, pero aquí no queda todo, estos desalmados finalmente cobraron 2.000.000 de pesos por recuperar la maleta si la querían y si no, no había nada que hacer. Total que los compañeros han pagado 2.000.000 de pesos mas 180 euros de envío ( 450.000 pesos) y si todo hubiese sido legal y hubiesen tenido que pagar los aranceles aduaneros legales, tan solo deberían de haber pagado unos 500.000 pesos como mucho, por lo cual, ha salido cara la maleta. Esto demuestra lo que nadie quiere escuchar de su país. Alguna historia negativa mas tengo en mi memoria pero que no voy a contar por que creo que ya he contado suficiente y esto lo cuento por que algún compañero colombiano no quiere ver la evidencia de nada y dice que eso pasa en cualquier parte, incluso en España, en Estados Unidos, en Francia, etc. cosa que no es cierta.

























No hay comentarios: