martes, 17 de febrero de 2009

Bolsin Taurino de Ciudad Rodrigo. Reunión con el Director General de ArthroCare Europa.

El Bolsín Taurino de Ciudad Rodrigo es una institución que surgió con el fin de ayudar taurinamente a los maletillas de entonces (nació en 1956). Sus fundadores, entre los que se encontraban Teo, Orencio, Casado, Calleja, Abrahan, Calzada, eran grandes aficionados al mundo del toro y que su afán no era otro que el de disminuir las penurias de los muchachos que querían ser toreros, y para nada el de la notoriedad y el figuroneo.
Para mi, es una institución a la cual durante largo tiempo no quería ni ver, sobre todo por las putadas que me hicieron, pero que con el paso de los años y después de dejar profesionalmente el mundo de los toros, le tengo cierto cariño, mas por la añoranza de mis vivencias que por lo que representó para mi.
Tengo, según entonces me dijeron El Titi ( el de antes, no el de ahora), Orencio, y Manolo Ferino (Manolo Santos), todos ellos ya fallecidos, varios récord en diferentes facetas del Bolsín ( a no ser que ya me hayan superado, que no creo). Soy el novillero que mas veces se ha apuntado al Bolsín Taurino, el que mas veces ha toreado la final, al que le han dado la cornada mas grave en la historia del Bolsín y al que mas han puteado (esto lo digo yo).
Yo ya era perro viejo en el Bolsín, y Manolo Ferino me tenía tirria pues años atrás descubrí varios renuncios dentro del jurado, anomalías que denuncié públicamente en la prensa. Por entonces escribían de toros en Salamanca, don Lance, Perelétegui, posteriormente Toño Blazquez y Javier Viejo. Yo no me callo la boca con casi nada y como largué en la prensa de lo que había descubierto, me echaron de la final cuando todos me daban ganador del concurso. El caso es que descubrí de antemano quienes iban a ser los triunfadores, entre los cuales no me encontraba, cuando todos los periodistas y aficionados apostaban por mi y ni siquiera me tenían para matar un novillo entre los triunfadores, no ya como triunfador, ni segundo, ni tercero.
Otro año, me apoderaba El Moreno y era muy amigo de Manolo Ferino, el cual le dijo a mi apoderado que la final la torearía pues si no era mucho cante eliminarme antes, pero que no mataría ningún novillo por bocazas.
Otro año, se organizó un Bolsín dedicado al mirobrigense ausente, en este si que no había duda, yo era el ganador, pero en la final, una vaca me pegó un cornalón con dos trayectorias y terminó con mi temporada, pues tenía contratadas varias novilladas. Parece ser que los del Bolsín, incluso Ferino, se conmovieron y dijeron que yo tenía que ser el triunfador de esa edición, pero como no podría torear el festival, lo torearía al próximo año, año, del que se olvidaron de mi y ni participé en el certamen.
En el recorte de periódico que pongo a continuación, el periodista del Mundo de los Toros (MT), ponía que yo era uno de los destacados, y Perelétegui en el Adelanto, se aventuró a decir que yo era uno de los ganadores, pues tampoco fue así. Por entonces, el Maestro Pedrés tenía mucha mano y colocaba casi siempre en la final a uno o dos de Albacete, que casi siempre mataban un novillo.
Por esa época, toreábamos vacas como toros, como se puede ver en la foto, algunas de ellas toreadas. La de la foto tenía 13 años y era de Benito Ramajo, salió extraordinaria. Entonces parábamos las vacas nosotros, ahora paran la becerras novilleros y banderilleros no concursantes. El ganado que echan ahora, es terciadito y a veces demasinado pequeño, este año han echado algunas eralinas y algunas parecían añojas gordas.
Ahora los chavales van desde el primer día vestidos de corto y otros con calzona, cuando antes, solo se la ponían para el festival y algunos en la final, incluso algunos tenían que alquilar el traje corto para torear en carnaval.
De los chavales de ahora, casi ninguno tiene personalidad propia, antes nos apuntábamos cuarenta, y los cuarenta éramos distintos, mejores o peores, pero totalmente diferentes, y con unas picardías que ahora no tienen. Casi todos veníamos de los capeos y capeas, lo cual te curtía pero te enseñaba a defenderte. Ahora le sale a un chaval una oveja con dificultad y no saben que hacer con ella, y la oveja en vez de entrar en el redil, cada vez se vuelve mas modorra. No tienen ni idea de ir metiendo en la muleta a las becerrinas, si pasan, pasan, y les dan pases, si no pasan, pasan las de Caín para darle un muletazo.




Este es Diego Fernandez, el ganador del Bolsín Taurino de este año. Antaño no veíamos una becerra de estas, y menos en la final, que se celebraba en la plaza de Santa Cruz y que algunas veces casi se llenaba y eso que se cobraba entrada por presenciar la final.
Se ha perdido la esencia y presencia de este evento, y este año, la han cagado.

Tengo guardada una entrevista que le censuraron al pobre Carlos Perelétegui y no se la dejaron publicar por que en ella, según algunos, dije cosas muy fuertes y el Adelanto de entonces, no quería problemas. Carlos me regaló la entrevista que ya estaba "tipografiada", lista para imprimir y la retiraron. La guardo como oro en paño. Tengo muchas fotos de mi participación el el bolsín, y cuando llega la época me entra añoranza de las vivencias, las saco y las miro.

No hay comentarios: