lunes, 19 de mayo de 2008

Algo de mi Clínica y mañana----de Camagüey a la Habana, por que me da la gana.

Al finalizar nuestra estancia en Camagüey, regresamos a La Habana, donde permanecimos otros cuatro días antes de partir para México.


Podéis observar el despegue del avión, un avión ruso que nos dio risa en la barriga, ya me entendéis, igual que cuando se sube uno a la montaña rusa.


El primer caso que presento es le de un paciente con un gran heloma (dejado--de dejadez--), que para mas inri es diabético. Antes de enuclearlo ya advertimos lo que va a suceder. Ahora a curarse durante unos cuantos días y puede ir para largo.




La siguiente paciente, es una enferma vascular que presenta una úlcera en dorso del pie a nivel de cuboides. Otra persona a la que tendremos en la clínica por una temporadita realizándole curas con ACTISORB PLUS 25. Si, ya se que son caras y que entran por S/S, pero la paciente ha venido a mi para que se lo solucione. También la remito al cirujano vascular de mi confianza para realizarla un estudio hemodinámico de M.I.I.


No sé si os acordáis de un futbolista portugués que vino la semana pasada, le mandé realizar un RM en T1-T2 para confirmar una posible fascitis. Ya me las ha enviado y si no me equivoco o no me hacéis cambiar de opinión, creo que el diagnóstico está confirmado, ya que vemos un engrosamiento de la fascia y pequeñas nodulaciones (¿qué opinión me aportáis?). Presenta dolor en arco longitudinal interno, mas acusado en inserción de la fascia en tubérculo interno del calcáneo. Después del reposo aumenta considerablemente el dolor, desaparece al cabo de un rato y al seguir caminando o corriendo el dolor se le hace insoportable. Le han infiltrado tres veces, le ha realizado cuatro pares de plantillas un par en Portugal y tres en España, le han realizado ondas de choque y no ha notado mejoría. Le he citado para intervención el día 2 de Junio.






































































































































































1 comentario:

Luz de Luna dijo...

En la Escuela de podología no nos enseñan tantas cosas como para saber los casos que expones. Ya irás diciendo todo lo que le haces.
Luz de Luna