viernes, 11 de enero de 2008

Bernardino Basas contesta a "un callista" anónimo y tonto del culo

Parece que mi blog va siendo visto por mas gente cada vez, incluso algún tonto del culo mete sus narices en él para molestar. Me parece fenomenal que la gente haga comentarios, incluso no estando de acuerdo conmigo, pero sin faltar y sin insultar como hace el gilipollas que ha mandado su comentario en el último titular,
Amigo "callista", como tu te denominas, yo no me auto defino cirujano como das a entender, soy podólogo, ni mas ni menos, eso sí, un podólogo que hace cirugía, lo cual no quiere decir que sea mejor o peor que tu, pero parece que está claro que si soy un podólogo mas completo que tu y que abarca mas campos de la podología que tu, el mas importante de todos ellos......no, no pienses que es la cirugía amigo tonto del culo, el campo mas importante de un podólogo es la inteligencia, algo de lo que tu careces.
Según tú, tenemos que seguir como un rebaño de ovejas al pastor, aunque este no te haga ni puñetero caso, todo lo hace por tu bien pero no cuenta contigo para nada. Pues muy bien amigo mio, sigue con esa filosofía de la vida que te la van a cruzar por todos los lados sin que te des cuenta y seguirás tan conforme, sin protestar, sin rechistar, asumiendo todo y temiendo levantar la cabeza por si te dan un coscorrón.
Me dices que soy un tocaflautas, bueno, pues al menos toco algo, tú ni siquiera eres capaz de escuchar tus propios pedos por miedo a que se revele tu tonto culo y te estalle en las narices llenándote de mierda.
Para otra vez, da la cara, di tu nombre y mi contestación no será tan grosera. No te escondas en el anonimato de "un callista", pues los antiguos callistas, han sido mucho mas inteligentes que tú.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Bernardino. Tu respuesta ha sido muy ingeniosa pero creo que muy dura. Realmente el tipo se lo merecía pero la dureza de tu sarcasmo lo tiene que haber dejado tumbado. No creo que gente como el de la cara, pero para otra vez se un poco mas frio y no te calientes tanto. Un abrazo de
Paco Mendez